HE­RRA­MIEN­TA ON­LI­NE PA­RA RE­DU­CIR EL CON­SU­MO ENER­GÉ­TI­CO EN HO­TE­LES

Hosteleria, Design, Equipment, Foodservice y Beverage - - CLIMATIZACIÓN -

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Turismo (OMT) ha pre­sen­ta­do la he­rra­mien­ta on li­ne “So­lu­cio­nes Ener­gé­ti­cas pa­ra Ho­te­les” (HES por sus si­glas en in­glés), un pro­yec­to fi­nan­cia­do por la Unión Eu­ro­pea al que se ha de­di­ca­do tres años de tra­ba­jo y que pre­ten­de ayu­dar a los ho­te­les, es­pe­cial­men­te a los de ta­ma­ño pe­que­ño y me­diano, a eva­luar su con­su­mo de ener­gía, me­jo­rar su ges­tión y re­du­cir sus cos­tes. La he­rra­mien­ta –dis­po­ni­ble des­de el pa­sa­do mes de mar­zo en la di­rec­ción www.ne­zeh.eu- for­ma par­te de la ini­cia­ti­va Ho­te­les con Con­su­mo de Ener­gía Ca­si Nu­lo (ne­ZEH) y eva­lúa el ni­vel de con­su­mo ener­gé­ti­co de los ho­te­les ade­más de pro­po­ner me­di­das pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia y au­men­tar el uso de fuen­tes de ener­gía re­no­va­ble.

Con el ob­je­ti­vo de re­du­cir el con­su­mo ener­gé­ti­co al má­xi­mo, la he­rra­mien­ta eva­lúa el con­su­mo ener­gé­ti­co de los ho­te­les me­dian­te un cues­tio­na­rio y de­ter­mi­na qué so­lu­cio­nes de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca pue­den apli­car­se, in­clui­do el uso efi­cien­te de re­cur­sos no re­no­va­bles. Asi­mis­mo, per­si­gue sen­si­bi­li­zar en la im­por­tan­cia del uso ra­cio­nal de la ener­gía a tra­vés de la pre­sen­ta­ción de ex­pe­rien­cias exi­to­sas. El pro­yec­to HES pre­ten­de ayu­dar al sec­tor tu­rís­ti­co eu­ro­peo a cum­plir la re­gu­la­ción de la Unión Eu­ro­pea en ma­te­ria de edi­fi­cios de con­su­mo de ener­gía ca­si nu­lo (nZEB), se­gún la cual los es­ta­dos miem­bro ten­drán que re­gis­trar pa­ra 2020 ni­ve­les mí­ni­mos de con­su­mo ener­gé­ti­co. Si­guien­do es­ta nor­ma­ti­va, los edi­fi­cios de­ben bus­car el má­xi­mo ren­di­mien­to ener­gé­ti­co así co­mo el uso de fuen­tes de ener­gía re­no­va­bles, in­clu­yen­do la pro­ce­den­te de fuen­tes pro­du­ci­das en las mis­mas ins­ta­la­cio­nes o cer­ca de ellas.

En el pro­yec­to pi­lo­to han par­ti­ci­pa­do 16 ho­te­les ne­ZEH de sie­te paí­ses eu­ro­peos (Croa­cia, Es­pa­ña, Fran­cia, Gre­cia, Ita­lia, Ru­ma­nia y Sue­cia), que se con­ver­ti­rán en mo­de­los ins­pi­ra­do­res pa­ra el sec­tor ho­te­le­ro eu­ro­peo so­bre la ma­xi­mi­za­ción del con­su­mo ener­gé­ti­co. má­ti­co, la ca­li­dad am­bien­tal y la dis­po­ni­bi­li­dad de agua ca­lien­te pa­ra usos di­ver­sos (pis­ci­nas, spa, ha­bi­ta­cio­nes, la­van­de­ría ...) son ele­men­tos fun­da­men­ta­les a con­si­de­rar den­tro de los fac­to­res de éxi­to”. Opi­nión que es com­par­ti­da por Moisés Sán­chez Gán­da­ra al re­cal­car que el pri­mer ob­je­ti­vo de la in­ver­sión de­be ser “cu­brir las ne­ce­si­da­des de sus clien­tes y apor­tar un gra­do de con­fort óp­ti­mo que ha­ga de la es­tan­cia una agra­da­ble ex­pe­rien­cia. Una ma­la cli­ma­ti­za­ción pue­de arrui­nar la repu­tación de un ho­tel y ha­cer per­der clien­tes re­cu­rren­tes que no quie­ren pa­sar ca­lor o frío. Con­si­de­ran­do el al­to gra­do de re­cha­zo de un ho­tel mal cli­ma­ti­za­do, re­no­var la cli­ma­ti­za­ción pue­de ob­te­ner un re­torno muy rá­pi­do que de­pen­de­rá del gra­do de fun­cio­na­mien­to de la ins­ta­la­ción pre­via. Si par­ti­mos de la ba­se de que un ho­tel sin cli­ma­ti­za­ción pue­de que­dar­se sin el 80% de clien­tes, y da­da la ve­lo­ci­dad a la que co­rre la in­for­ma­ción a tra­vés de In­ter­net que pue­de ha­cer que na­die va­ya al ho­tel, nos po­de­mos ha­cer a la idea de que el re­torno de la in­ver­sión pue­de es­tar in­clu­so den­tro del pri­mer año, en ca­sos muy ex­tre­mos de mal fun­cio­na­mien­to. Por lo ge­ne­ral, se ma­ne­jan re­tor­nos de 3 a 5 años en es­te ti­po de ins­ta­la­cio­nes en los ca­sos más ha­bi­tua­les”. Pa­ra Ós­car Alon­so, del Área de Sos­te­ni­bi­li­dad y Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca del ITH, los ob­je­ti­vos a la ho­ra de ins­ta­lar un sis­te­ma de cli­men­ta­ción es “la bús­que­da del con­fort por en­ci­ma de to­do, y que su­pon­ga el me­nor cos­te de ad­qui­si­ción y de man­te­ni­mien­to po­si­ble. El ob­je­ti­vo prin­ci­pal es que no ha­ya nin­gu­na que­ja so­bre cli­ma­ti­za­ción. Si el sis­te­ma de cli­ma­ti­za­ción no es bueno, la in­men­sa ma­yo­ría de las que­jas del ho­tel se­rán so­bre la cli­ma­ti­za­ción, lo que su­po­ne un per­jui­cio pa­ra la ima­gen del ho­tel”.

Au­nar al­to gra­do de con­fort pa­ra el clien­te con una ren­ta­bi­li­dad de la in­ver­sión “re­sul­ta cla­ve”, re­cal­ca Sán­chez Gán­da­ra. Y es­to úl­ti­mo se con­si­gue “no só­lo eli­gien­do un sis­te­ma idó­neo que se adap­te a las ne­ce­si­da­des pre­sen­tes y fu­tu­ras, sino tam­bién en una co­rrec­ta efi­cien­cia ener­gé­ti­ca. Hay que te­ner en cuen­ta tam­bién la fa­ci­li­dad de re­pa­ra­ción de los equi­pos, lo cuál re­dun­da en el con­fort. De na­da nos sir­ve si nues­tro sis­te­ma es co­rrec­to y efi­cien­te pe­ro si hay una ne­ce­si­dad de un re­pues­to (co­mo por ejem­plo una tar­je­ta elec­tró­ni­ca) y el pla­zo de en­tre­ga del mis­mo es de 20 días por­que tie­ne que ve­nir de Asia... Los per­jui­cios de no dis­po­ner de un sis­te­ma ade­cua­do son mu­chos, por­que aca­ban ori­gi­nan­do pér­di­da de clien­tes, pér­di­das ope­ra­ti­vas eco­nó­mi­cas por al­tos con­su­mos o un al­to pre­cio por re­pa­ra­cio­nes com­pli­ca­das”. A mo­do de re­su­men, Enrique Gó­mez Pas­cual de­ta­lla los ob­je­ti­vos aso­cia­dos a los as­pec­tos cla­ve a con­si­de­rar:

Al­ta ca­pa­ci­dad de zo­ni­fi­ca­ción (tra­ta­mien­to di­fe­ren­cia­do de zo­nas); da­pa­ci­dad de ajus­te y ele­va­do ni­vel de pre­ci­sión del sis­te­ma pa­ra al­can­zar las con­di­cio­nes am­bien­ta­les re­que­ri­das; dis­po­ni­bi­li­dad es­té­ti­ca de múl­ti­ples ti­pos de uni­da­des in­te­rio­res (sue­lo ra­dian­te, ra­dia­do­res, equi­pos de ex­pan­sión, fan­coils…); y un ade­cua­do tra­ta­mien­to de la ven­ti­la­ción.

Ba­ja car­ga de re­fri­ge­ran­te por kW tér­mi­co su­mi­nis­tra­do, lo que, en pa­ra­le­lo, in­ci­di­rá en as­pec­tos im­po­si­ti­vos; re­du­ci­da/nu­la can­ti­dad de re­fri­ge­ran­te cir­cu­lan­do por zo­nas de ocu­pa­ción pú­bli­ca; dis­po­ni­bi­li­dad de una ofer­ta téc­ni­ca con re­fri­ge­ran­te de ba­jo im­pac­to am­bien­tal (PCA in­fe­rior a 150); re­du­ci­do con­su­mo ener­gé­ti­co; y em­pleo de ener­gías re­no­va­bles, co­mo es el ca­so de las bom­bas de ca­lor.

Al­to ren­di­mien­to en las plan­tas de ge­ne­ra­ción tér­mi­ca y en las uni­da­des ter­mi­na­les in­te­rio­res; ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción de ca­lor del ci­clo fri­go­rí­fi­co; ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción de ca­lor so­bre el ai­re de ven­ti­la­ción; fle­xi­bi­li­dad pa­ra fun­cio­na­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.