Martina Mi­se­rachs, Pre­si­den­ta de Healt­hia Cer­ti­fi­ca­tion

Hosteleria, Design, Equipment, Foodservice y Beverage - - MESA RESERVADA -

Há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles, con­trol de pe­so, de­por­te y bienestar son al­gu­nos de los con­cep­tos que ha­ce tiem­po que dan mu­cho de qué ha­blar. Si bien en gran par­te de los es­ta­ble­ci­mien­tos ho­te­le­ros ya se ha apos­ta­do por te­ner un es­pa­cio don­de prac­ti­car al­gún ti­po de de­por­te in­te­rior, así co­mo al­gún ser­vi­cio re­la­cio­na­do con el bienestar, aún que­da pen­dien­te ofre­cer una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble.

Eche­mos un vis­ta­zo a al­gu­nas ci­fras: 2,1 bi­llo­nes de per­so­nas (ca­si el 30% de la Martina Mi­se­rachs. Die­tis­ta-nu­tri­cio­nis­ta de pro­fe­sión, Martina Mi­se­rachs ha de­di­ca­do gran par­te de su vi­da a ase­so­rar a la in­dus­tria. Con una cla­ra vo­ca­ción di­vul­ga­do­ra de unos há­bi­tos de vi­da sa­lu­da­bles, es el al­ma ma­ter de Healt­hia Cer­ti­fi­ca­tion. Fun­da­do­ra de es­te se­llo, jun­to a sus dos so­cios, y ro­dea­da de su equi­po téc­ni­co ase­sor es la en­car­ga­da de ma­te­ria­li­zar có­mo lle­var un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble en el sec­tor ho­te­le­ro con la ali­men­ta­ción co­mo pi­lar fun­da­men­tal. Ha co­la­bo­ra­do en re­vis­tas, es au­to­ra de dos li­bros y par­ti­ci­pa ac­ti­va­men­te en con­gre­sos re­la­cio­na­dos con la ali­men­ta­ción, la die­té­ti­ca y la sos­te­ni­bi­li­dad. po­bla­ción glo­bal) pa­de­ce so­bre­pe­so u obe­si­dad, el 49% de los con­su­mi­do­res pien­sa que tie­nen so­bre­pe­so y la mi­tad (50%) es­tá ac­ti­va­men­te in­ten­tan­do per­der pe­so. Asi­mis­mo, 422 mi­llo­nes pa­de­cen dia­be­tes. Ade­más, la ac­ti­tud de los con­su­mi­do­res ha cam­bia­do: bus­can pro­duc­tos fres­cos, na­tu­ra­les y po­co pro­ce­sa­dos y has­ta un 77% de los con­su­mi­do­res de­cla­ra prac­ti­car una die­ta sa­lu­da­ble. En de­fi­ni­ti­va, as­pi­ran a te­ner una me­jor sa­lud y una ali­men­ta­ción más sa­lu­da­ble.

An­te es­tos da­tos, ¿có­mo se de­be po­si­cio­nar el sec­tor pa­ra ofre­cer una res­pues­ta a los hués­pe­des preo­cu­pa­dos por sus há­bi­tos de vi­da y que por mo­ti­vos muy dis­tin­tos de­ci­den alo­jar­se en un ho­tel?

A prio­ri nos pue­de pa­re­cer que un es­ta­ble­ci­mien­to cum­ple con los es­tán­da­res de lo que en­ten­de­mos por ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble. Em­pe­zar el día en un buf­fet de desa­yuno que per­mi­ta ele­gir fru­ta fres­ca, pan o ce­rea­les in­te­gra­les, lác­teos des­na­ta­dos y fru­tos se­cos ya no es un pro­ble­ma. La di­fi­cul­tad vie­ne cuan­do nues­tro clien­te de­ci­de, por ejem­plo, que­dar­se tra­ba­jan­do en la ha­bi­ta­ción del ho­tel. ¿Le ofre­ce­mos la ba­rri­ta de cho­co­la­te y los ca­cahue­tes fri­tos con sal del mi­nibar, o una en­sa­la­da Cé­sar con pi­ca­tos­tes de pan y ba­con de la car­ta del room ser­vi­ce?

La ma­yo­ría de los ho­te­les no tie­ne res­pues­ta pa­ra es­te am­plio co­lec­ti­vo y el sec­tor de­be to­mar de­ci­sio­nes pa­ra dar con la so­lu­ción.

De es­ta de­man­da y co­mo res­pues­ta a es­ta ten­den­cia de la po­bla­ción na­ce Healt­hia Cer­ti­fi­ca­tion, el pri­mer y úni­co se­llo in­ter­na­cio­nal de ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble que ga­ran­ti­za op­cio­nes sa­lu­da­bles en to­dos los pun­tos de ven­ta y ser­vi­cio del es­ta­ble­ci­mien­to. Ade­más, los ho­te­les con la cer­ti­fi­ca­ción Healt­hia sa­tis­fa­cen las ne­ce­si­da­des de per­so­nas que pa­de­cen so­bre­pe­so/obe­si­dad, hi­per­co­les­te­ro­le­mia, dia­be­tes, o que son ve­ge­ta­ria­nas y/o que prac­ti­can de­por­te.

Healt­hia Cer­ti­fi­ca­tion eva­lúa has­ta 31 pun­tos de ven­ta y ser­vi­cio, en­tre los que se en­cuen­tran buf­fets, res­tau­ran­tes, ca­fe­te­ría, ame­ni­ties y mi­nibar, en­tre otros, me­dian­te más de 308 re­qui­si­tos, po­si­ti­vos y no ex­clu­yen­tes, ge­né­ri­cos y trans­ver­sa­les. Es de­cir, que se pue­den apli­car en cual­quier pun­to del pla­ne­ta y, a su vez, per­mi­ten man­te­ner la iden­ti­dad cu­li­na­ria y gas­tro­nó­mi­ca del es­ta­ble­ci­mien­to. Asi­mis­mo la cer­ti­fi­ca­ción es com­pa­ti­ble y fo­men­ta una co­ci­na con pro­duc­tos de pro­xi­mi­dad y pla­tos de la co­ci­na tra­di­cio­nal lo­cal que se ajus­tan a los es­tán­da­res de ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble pa­ra que hués­pe­des y vi­si­tan­tes pue­dan cui­dar­se du­ran­te to­da su es­tan­cia.

Healt­hia Cer­ti­fi­ca­tion va acom­pa­ña­da de la ©Nor­ma Healt­hia, que re­co­ge el pro­ce­so de au­di­to­ría y los re­qui­si­tos que de­ben cum­plir los ho­te­les que quie­ran ob­te­ner la cer­ti­fi­ca­ción. Es­tos tie­nen el re­co­no­ci­mien­to y apo­yo de la Fun­da­ción Es­pa­ño­la de Die­tis­tas-Nu­tri­cio­nis­tas (FEDN) pa­ra ve­ri­fi­car que el pro­yec­to tie­ne una ba­se cien­tí­fi­ca só­li­da ali­nea­da con los prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos de sa­lud pa­ra la po­bla­ción. El con­te­ni­do téc­ni­co de la Nor­ma Healt­hia se ri­ge por el Co­mi­té Téc­ni­co Con­sul­ti­vo de Healt­hia, in­te­gra­do por al­tos re­pre­sen­tan­tes del cam­po de la die­té­ti­ca y la nu­tri­ción y del sec­tor de la ho­te­le­ría.

For­ma­ción, ase­so­ría y ma­te­ria­les pa­ra co­mu­ni­car la cer­ti­fi­ca­ción son al­gu­nos de los ser­vi­cios que ofre­ce la cer­ti­fi­ca­ción. El hués­ped pue­de dis­fru­tar del ser­vi­cio y per­ci­bir el es­ta­ble­ci­mien­to co­mo res­pon­sa­ble y a su vez, el per­so­nal del ho­tel tie­ne la opor­tu­ni­dad de ac­ce­der a una for­ma­ción pre­sen­cial so­bre ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble, co­mo un plan de sa­lud la­bo­ral a la vez que se fo­men­ta la im­ple­men­ta­ción de un me­nú sa­lu­da­ble en el me­nú la­bo­ral.

Y es que Healt­hia Cer­ti­fi­ca­tion es to­do lo que ne­ce­si­tan las es­tre­llas de su ho­tel pa­ra bri­llar sa­lu­da­ble­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.