El In­for­me / Co­ci­nas

A lo lar­go del úl­ti­mo año, va­rios de los chefs más repu­tados de nues­tro país han pues­to en fun­cio­na­mien­to nue­vos lo­ca­les o re­no­va­do las co­ci­nas de sus res­tau­ran­tes. Las em­pre­sas que ope­ran en el sec­tor de equi­pa­mien­to de co­ci­nas son cons­cien­tes que es­tabl

Hosteleria, Design, Equipment, Foodservice y Beverage - - SUMARIO -

Ca­da día au­men­ta el nú­me­ro de em­pre­sas del sec­tor de equi­pa­mien­to de co­ci­nas pa­ra hos­te­le­ría que ofre­cen un ser­vi­cio “lla­ve en mano” o “360º”. Pa­ra cual­quier chef re­sul­ta di­fí­cil po­ner en ma­nos de “otros” el que es el co­ra­zón de su ne­go­cio y el es­pa­cio en el que se ha­ce reali­dad, tras un ne­ce­sa­rio pro­ce­so crea­ti­vo, su vi­sión de la gas­tro­no­mía.

Sin em­bar­go, las ven­ta­jas de con­tar tan so­lo con un in­ter­lo­cu­tor su­po­ne un con­si­de­ra­ble aho­rro de tiem­po, evi­ta los más que se­gu­ros con­flic­tos y le per­mi­te con­ti­nuar desa­rro­llan­do -sin so­bre­sal­tos ni in­te­rrup­cio­nes- su pro­fe­sión. Ven­ta­jas que pues­tas so­bre la me­sa su­po­nen un buen pun­to de par­ti­da... y a las que las em­pre­sas de equi­pa­mien­to de co­ci­nas han aña­di­do una más: la con­fian­za, a tra­vés de la fi­gu­ra del chef cor­po­ra­ti­vo. Unos pro­fe­sio­na­les siem­pre aten­tos a las in­no­va­cio­nes que apa­re­cen en el mer­ca­do, así co­mo a tras­la­dar a los de­par­ta­men­tos de In­no­va­ción y Desa­rro­llo de sus com­pa­ñías las ne­ce­si­da­des y de­man­das de sus co­le­gas, de las que, ob­via­men­te, son par­tí­ci­pes. En de­fi­ni­ti­va, tra­ba­jar por, pa­ra y de la mano de chefs con “so­les” y “es­tre­llas”.

“Te­ner un so­lo in­ter­lo­cu­tor, un so­lo res­pon­sa­ble” son, tam­bién en opi­nión de Francisco Herrero del de­par­ta­men­to de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de San­tos Gru­po, dos de las ven­ta­jas que ofre­ce un pro­yec­to “lla­ve en mano”. “Tan so­lo -apun­ta- hay que ase­gu­rar­se que es­te in­ter­lo­cu­tor ten­ga de­trás a to­do un equi­po mul­ti­dis­ci­pli­nar con men­ta­li­dad abier­ta a nue­vos pro­ce­sos, a nue­vas tec­no­lo­gías... que no se ci­ña so­la­men­te a lo que co­no­ce”. Ase­so­rar en la se­lec­ción de la ma­qui­na­ria ade­cua­da pa­ra ca­da pro­yec­to o en el di­se­ño del es­pa­cio de­pen­dien­do de las ti­po­lo­gías del ser­vi­cio (te­nien­do en cuen­ta la agi­li­dad de los pro­ce­sos de tra­ba­jo, si­guien­do una ló­gi­ca ope­ra­ti­va...) son dos de los pun­tos so­bre los que se ba­sa la ofer­ta “lla­ve en mano” de Re­pa­gas Con­cept. Ofer­ta que, tras la ex­pe­rien­cia re­co­gi­da en el desa­rro­llo de múl­ti­ples so­lu­cio­nes 360º pa­ra el sec­tor ho­te­le­ro, Re­pa­gas am­plía tam­bién a ám­bi­tos co­mo la for­ma­ción en el uso y apro­ve­cha­mien­to de la ma­qui­na­ria, el ase­so­ra­mien­to en el di­se­ño de la ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca, la ges­tión de pro­vee­do­res o el de mar­ke­ting, co­mu­ni­ca­ción y di­gi­ta­li­za­ción.

Per­so­na­li­za­ción y par­ti­ci­pa­ción

En el úl­ti­mo año, han si­do va­rios los co­ci­ne­ros es­pa­ño­les con ma­yor repu­tación -tan­to fue­ra co­mo den­tro de nues­tras fron­te­ras- que han pues­to en mar­cha nue­vos ne­go­cios o han de­ci­di­do re­for­mar sus “cuar­te­les ge­ne­ra­les”. Y en bue­na par­te de es­tos pro­yec­tos, la co­ci­na ha te­ni­do un pa­pel pro­ta­go­nis­ta. Bien co­mo es­pa­cios abier­tos a los ojos del clien­te o bien co­mo zo­nas ex­clu­si­vas de tra­ba­jo, todos ellos com­par­ten la bús­que­da de la efi­cien­cia, la sos­te­ni­bi­li­dad y la co­mo­di­dad con la in­cor­po­ra­ción de equi­pos de al­ta ga­ma, bajo el de­no­mi­na­dor co­mún de una es­té­ti­ca cui­da­da has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle.

Des­de Mar­tín Be­ra­sa­te­gui (con la ac­tua­li­za­ción de las lí­neas de co­ci­na de su res­tau­ran­te Mar­tín Be­ra­sa­te­gui, La­sar­te-Oria) a Pepe Ro­drí­guez (con la re­for­ma de la co­ci­na de El Bohío), pa­san­do por Dani Gar­cía (res­tau­ran­te Dani Gar­cía en el Ho­tel Puen­te Ro­mano, Mar­be­lla), Ra­món Frei­xa (con un nue­vo Erre en el ho­tel Las Amé­ri­cas de Pa­na­má), Javier Aran­da (Gay­tan, Ma­drid), Pa­co Mo­ra­les (Noor, Cór­do­ba) o Ma­rio San­do­val (Co­que, Ma­drid) han si­do al­gu­nos de esos “es­tre­lla­dos” chefs que to­ma­ron la de­ci­sión de po­ner­se en ma­nos de pro­fe­sio­na­les a la ho­ra de po­ner en mar­cha nue­vos pro­yec­tos o re­for­mar y ac­tua­li­zar las co­ci­nas de sus lo­ca­les-ma­triz. Ca­da uno de ellos con sus pro­pias in­quie­tu­des y de­man­das, tal co­mo co­men­ta Francisco Herrero de San­tos Gru­po: “De­man­dan so­lu­cio­nes per­so­na­li­za­das pa­ra sus ne­ce­si­da­des, par­ti­ci­par del pro­yec­to y sen­tir que el

di­se­ño, las fun­cio­na­li­da­des y pres­ta­cio­nes res­pon­den a sus ne­ce­si­da­des”. Entre sus úl­ti­mos pro­yec­tos, San­tos Gru­po ha desa­rro­lla­do jun­to a Joa­quín Ca­sa­de­mont las co­ci­nas -en reali­dad son dos, una en la plan­ta 28 y otra en la 29- del nue­vo res­tau­ran­te Erre de Ra­món Frei­xa del ho­tel Las Amé­ri­cas de Pa­na­má. Ca­da una de ellas tie­ne una su­per­fi­cie de al­re­de­dor de 300 me­tros cua­dra­dos, y mien­tras la de la plan­ta in­fe­rior es una co­ci­na in­ter­na -en la que se em­plea­ron equi­pos mo­du­la­res-, la de la plan­ta 29 es una co­ci­na vis­ta, equi­pa­da con un blo­que de coc­ción fabricado a me­di­da y en­ci­me­ras con­ti­nuas.

Pepe Ro­drí­guez, por su par­te, con­fió a la ho­ra de lle­var a ca­bo la re­no­va­ción de la co­ci­na de El Bohío en la ex­pe­rien­cia de Re­pa­gas, em­pre­sa que cuen­ta con Pa­blo Mar­tí­nez (Téc­ni­co Su­pe­rior en Di­rec­ción de Co­ci­na) co­mo Chef Cor­po­ra­ti­vo y que rea­li­za pro­yec­tos “lla­ve en mano” bajo la de­no­mi­na­ción “Re­pa­gas Con­cept”.

En opi­nión de Ma­ría Mar­tín Pé­rez, res­pon­sa­ble de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de Re­pa­gas, “un re­fe­ren­te en el sec­tor, co­mo es Pepe Ro­drí­guez, ne­ce­si­ta a la ho­ra de re­no­var sus ins­ta­la­cio­nes apo­yar­se en em­pre­sas que le fa­bri­quen el equi­pa­mien­to ne­ce­sa­rio pa­ra su co­ci­na, y que le ofrez­can una so­lu­ción com­ple­ta. Las ten­den­cias, los gus­tos lo­ca­les y la ubi­ca­ción, entre mu­chos otros fac­to­res, son los as­pec­tos que po­co a po­co van de­fi­nien­do la iden­ti­dad, el con­cep­to gas­tro­nó­mi­co, de un pro­yec­to in­te­gral”.

“Ca­da pro­fe­sio­nal y ca­da ne­go­cio tie­nen ne­ce­si­da­des di­fe­ren­tes”, apun­tan des­de el de­par­ta­men­to de Mar­ke­ting de Ho­re­ca de Eu­ro­fred. “Co­mo em­pre­sa de so­lu­cio­nes in­te­gra­les pa­ra cual­quier vo­lu­men de ne­go­cio, cu­bri­mos cual­quier ne­ce­si­dad, re­sol­vien­do por igual las ne­ce­si­da­des de un pe­que­ño res­tau­ran­te o las de otro con es­tre­llas Mi­che­lín. Por ejem­plo, po­de­mos

ayu­dar a los hos­te­le­ros y pro­fe­sio­na­les con una pla­ca de so­bre­me­sa con 2 fo­go­nes has­ta una is­la de co­ci­na con fry-top, wok, mar­mi­ta, co­ci­na de 8 fue­gos, frei­do­ra, ele­men­tos neu­tros o cual­quier com­bi­na­ción que se pre­ci­se. Des­de mi­cro­on­das has­ta hor­nos de 20 ban­de­jas con pan­ta­lla touchs­creen, au­to­la­va­do y boi­ler de al­ta efi­cien­cia”.

En el la­do de los que cuen­tan con es­tre­llas Mi­che­lín es­tá Mar­tín Be­ra­sa­te­gui, cu­yos res­tau­ran­tes agru­pan un to­tal de ocho es­tre­llas y es uno de los chefs es­pa­ño­les con ma­yor re­co­no­ci­mien­to den­tro y fue­ra de nues­tras fron­te­ras. Pa­ra la re­no­va­ción de to­das las lí­neas de co­ci­na del “Mar­tín Be­ra­sa­te­gui” de La­sar­te-Oria (tres es­tre­llas), el chef eli­gió a Eu­ro­fred co­mo part­ner de con­fian­za, equi­pan­do los apar­ta­dos de coc­ción, la­va­do y con­ser­va­ción de pro­duc­to con pro­vee­do­res ex­clu­si­vos de Eu­ro­fred co­mo Gio­rik, Elet­tro­bar, Mi­sa, Tech­no­block y Cool­head, res­pec­ti­va­men­te.

Dani Gar­cía, por su par­te, tra­ba­jó jun­to a la em­pre­sa Pil­sa en el desa­rro­llo del pro­yec­to de su res­tau­ran­te en el Ho­tel de Puen­te Ro­mano (Mar­be­lla).

A las ven­ta­jas de con­tar con tan so­lo un in­ter­lo­cu­tor, las em­pre­sas que ofre­cen pro­yec­tos "lla­ve en mano" han aña­di­do una más: la con­fian­za, a tra­vés de la fi­gu­ra del chef cor­po­ra­ti­vo

Un ejem­plo de co­ci­na a la vis­ta, in­te­gra­da en una sa­la de 340 me­tros cua­dra­dos de con­cep­to abier­to -sin ba­rre­ras fí­si­cas entre co­ci­na y sa­la- que per­mi­te un per­ma­nen­te con­tac­to vi­sual entre co­ci­ne­ros y co­men­sa­les. El re­to a con­se­guir era el de crear un en­torno de fan­ta­sía y cuen­to, ju­gan­do con el con­tras­te de co­lo­res y ma­te­ria­les. Y Pil­sa, que se en­car­gó del pro­yec­to de la co­ci­na, op­tó por re­ves­tir pa­re­des y en­ci­me­ras con Dek­ton, en un co­lor blan­co pu­ro que si­túa a la co­ci­na co­mo “la luz” del res­tau­ran­te.

Pres­crip­to­res que mar­can ten­den­cia

Ser con­si­de­ra­dos co­mo miem­bros de la van­guar­dia de la gas­tro­no­mía española, con­vier­te a es­tos chefs en au­tén­ti­cos pres­crip­to­res de ten­den­cias. Se­gún Ma­ría Mar­tín, de Re­pa­gas, “la fi­gu­ra de los gran­des chefs ha he­cho evo­lu­cio­nar el sec­tor ha­cia una ma­yor pro­fe­sio­na­li­dad, mar­can­do ten­den­cia en la co­ci­na de pla­ni­fi­ca­ción”. De la mis­ma opi­nión es Francisco He­rreno de San­tos Gru­po, quien con­si­de­ra que, “aun­que ca­da chef tie­ne una vi­sión que es­tá con­for­ma­da por su ex­pe­rien­cia y por su vi­sión de fu­tu­ro: todos ellos tie­nen mu­chí­si­mo que apor­tar y tam­bién mu­cho que re­ci­bir pa­ra que les per­mi­ta co­no­cer las so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas y ope­ra­cio­na­les que les ayu­da­rán a al­can­zar la má­xi­ma efi­cien­cia en sus ela­bo­ra­cio­nes”. Y esas ten­den­cias bus­can sa­tis­fa­cer una se­rie de ob­je­ti­vos que cual­quier pro­fe­sio­nal de­man­da de un equi­pa­mien­to pa­ra su co­ci­na. “Fun­cio­na­li­dad, er­go­no­mía, re­sis­ten­cia, po­ten­cia o efi­cien­cia son al­gu­nos de los pi­la­res fun­da­men­ta­les pa­ra cual­quier pro­fe­sio­nal, y en los que se ba­sa nues­tra ofer­ta en ma­qui­na­ria de coc­ción”, in­di­can des­de el de­par­ta­men­to de Mar­ke­ting de Ho­re­ca de Eu­ro­fred. “La ex­plo­sión gas­tro­nó­mi­ca que vi­ve nues­tro país se apo­ya tan­to en la tec­no­lo­gía co­mo en la ca­li­dad de la ma­te­ria. Hor­nos que co­ci­nan so­los, equi­pos que po­ten­cian la crea­ti­vi­dad de los chefs, que me­jo­ran la ex­pe­rien­cia de los clien­tes y ase­gu­ran el éxi­to del ne­go­cio… El ob­je­ti­vo es sim­pli­fi­car la co­ci­na, au­to­ma­ti­zar­la, me­jo­rar la ca­li­dad de los pla­tos, el ser­vi­cio, la pro­duc­ti­vi­dad y la ren­ta­bi­li­dad, ha­cién­do­lo de ma­ne­ra que el pro­fe­sio­nal ha­ga su tra­ba­jo me­jor, más fá­cil y dis­fru­tan­do”.

Pa­ra Francisco Herrero, el pri­mer ob­je­ti­vo es que “el di­se­ño res­pon­da a las ne­ce­si­da­des con­cep­tua­les, que son di­fe­ren­tes pa­ra ca­da res­tau­ran­tes. A par­tir de aquí, el res­to es téc­ni­co”. En su opi­nión, “in­no­va­ción, so­lu­cio­nes in­te­gra­les, mul­ti­fun­cio­na­li­dad, sim­pli­ci­dad, uni­for­mi­dad y ca­li­dad” son las lí­neas que mar­can la di­rec­ción de las úl­ti­mas ten­den­cias en el di­se­ño y equi­pos de co­ci­nas pro­fe­sio­na­les. En cual­quier ca­so, tal co­mo man­tie­ne Ma­ría Mar­tín Pé­rez, res­pon­sa­ble de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de Re­ga­pas, “la reac­ti­va­ción del sec­tor ho­te­le­ro, el avan­ce en la di­gi­ta­ción y la de­man­da de nue­vos ser­vi­cios por par­te del clien­te ha­cen ne­ce­sa­rio un ase­so­ra­mien­to, di­se­ño y eje­cu­ción 360º de ma­ne­ra per­so­na­li­za­da. Con el ob­je­ti­vo de no so­la­men­te ven­der un ser­vi­cio sino tam­bién crear ‘ex­pe­rien­cias’ adap­tas a ca­da clien­te, con una iden­ti­dad de mar­ca pro­pia”.

Un lar­go ca­mino por re­co­rrer...

Que chefs co­mo Mar­tín Be­ra­sa­te­gui, Dani Gar­cía, Ra­món Frei­xa o Pepe Ro­drí­guez, au­tén­ti­cos re­fe­ren­tes des­de el pun­to de vis­ta gas­tro­nó­mi­co, sean tam­bién iden­ti­fi­ca­dos co­mo ge­ne­ra­do­res de ten­den­cias en cuan­to al di­se­ño y equi­pa­mien­to de co­ci­nas es muy in­tere­san­te pa­ra un sec­tor en con­ti­nuo desa­rro­llo co­mo es el de la hos­te­le­ría, y en el que la van­guar­dia re­pre­sen­ta un por­cen­ta­je muy re­du­ci­do en el con­jun­to.

Pa­ra Francisco Herrero, del de­par­ta­men­to de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­ción de San­tos Gru­po, to­da­vía que­da “mu­cho por ha­cer en tér­mi­nos de asi­mi­la­ción de nue­vos con­cep­tos que per­mi­ti­rán ser más com­pe­ti­ti­vos en cos­tes y en es­tan­da­ri­za­ción de los pro­ce­sos, con am­plios már­ge­nes ha­cia la crea­ti­vi­dad y la in­no­va­ción”.

En cual­quier ca­so, los pro­fe­sio­na­les son cons­cien­tes de ello y ca­da vez se in­tere­san más por aque­llas no­ve­da­des de equi­pos que les ayu­den a me­jo­rar sus pro­ce­sos de tra­ba­jo, que es­tén en­fo­ca­das a la op­ti­mi­za­ción de los mis­mos pa­ra así po­der ele­var la pro­duc­ti­vi­dad y la ren­ta­bi­li­dad de sus ne­go­cios. Ob­je­ti­vos ha­cia los que tam­bién apun­tan nue­vas téc­ni­cas de co­ci­na, cu­yo ma­yor ni­vel de adop­ción y asi­mi­la­ción por par­te de los pro­fe­sio­na­les ha he­cho, por ejem­plo, que se in­cre­men­te el con­su­mo de hor­nos com­bi­na­dos.

To­do ello ha­rá que ese ca­mino sea re­co­rri­do por un sec­tor in­te­gra­do por ne­go­cios que, se­gún se­ña­la Ma­ría Mar­tín, “han da­do un cam­bio re­le­van­te en cuan­to a la ofer­ta que ofre­cen y la ca­li­dad de los ser­vi­cios, bus­can­do la di­fe­ren­cia­ción. Ofre­cien­do es­pa­cios don­de la ex­pe­rien­cia del clien­te es úni­ca y muy con­for­ta­ble, ofre­cien­do la ma­yor ca­li­dad en los ser­vi­cios. La hos­te­le­ría ha evo­lu­cio­na­do en es­te tiem­po con el ob­je­ti­vo de sa­tis­fa­cer las nue­vas de­man­das de un con­su­mi­dor ca­da vez más exi­gen­te con la ca­li­dad, in­vir­tien­do en in­no­va­ción pa­ra op­ti­mi­zar y me­jo­rar los pro­ce­sos de tra­ba­jo y de pro­duc­ción, pa­ra así po­der ofre­cer una ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de ca­li­dad a la al­tu­ra de las nue­vas ten­den­cias”.

...que ya ha co­men­za­do

Un da­to que in­di­ca que el sec­tor ha apos­ta­do por la re­no­va­ción y ac­tua­li­za­ción de sus co­ci­nas es el de las ven­tas que re­gis­tra­ron las 127 em­pre­sas de equi­pa­mien­to pa­ra hos­te­le­ría in­te­gra­das en la Fe­de­ra­ción Española de Aso­cia­cio­nes de Fa­bri­can­tes de Ma­qui­na­ria pa­ra Hos­te­le­ría, Co­lec­ti­vi­da­des e In­dus­trias Afi­nes (Felac) el pa­sa­do ejer­ci­cio, y que as­cen­die­ron a 1.526,6 mi­llo­nes de eu­ros el pa­sa­do ejer­ci­cio, lo que su­po­ne un in­cre­men­to del 11,8% con res­pec­to a las con­se­gui­das el año an­te­rior, en­ca­de­nan­do cuatro años con­se­cu­ti­vos de cre­ci­mien­to. De esa fac­tu­ra­ción to­tal, el sec­tor de equi­pa­mien­to pa­ra co­ci­nas fue el ob­tu­vo el ma­yor por­cen­ta­je de ven­tas, con un 39,81% y 607,7 mi­llo­nes de eu­ros, se­gui­do por el de me­na­je y ar­tícu­los de me­sa con un 11,09% y 169,3 mi­llo­nes.

Las ven­tas en el mer­ca­do na­cio­nal del con­jun­to del sec­tor de equi­pa­mien­to pa­ra hos­te­le­ría al­can­zó los 763,95 mi­llo­nes de eu­ros, un 12,14% más que en el ejer­ci­cio an­te­rior. Por su par­te, las ex­por­ta­cio­nes ex­pe­ri­men­ta­ron igual­men­te un com­por­ta­mien­to po­si­ti­vo al re­gis­trar un va­lor de las ven­tas de 762,74 mi­llo­nes de eu­ros, con un au­men­to del 11,43% y ca­si equi­pa­rán­do­se con las del mer­ca­do na­cio­nal. Por sec­to­res, las ven­tas en el ex­te­rior las vol­vió a li­de­rar el de equi­pa­mien­to pa­ra co­ci­nas con el 38,73% del to­tal (295,4 mi­llo­nes de eu­ros), se­gui­do por el de equi­pa­mien­to pa­ra la­van­de­ría y lim­pie­za con el 13,19% ( 100,6 mi­llo­nes) y el de me­na­je y ar­tícu­los de me­sa con el 10,90% ( 83,1 mi­llo­nes).

Rafael Ol­mos, pre­si­den­te de Felac, con­si­de­ra que es­tos re­sul­ta­dos y la po­si­ti­va evo­lu­ción des­de 2013 con­fir­man que se avan­za “con pa­so fir­me ha­cia la con­so­li­da­ción de la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca del sec­tor. Un cre­ci­mien­to pro­pi­cia­do tan­to por el buen rit­mo ex­por­ta­dor co­mo por el im­pu­so de la de­man­da in­ter­na gra­cias, en gran me­di­da, a las ci­fras récord re­gis­tra­das por el tu­ris­mo”.

Ac­tual­men­te, el nú­me­ro de em­pre­sas in­te­gra­das en Felac es de 127 -el 43% de ellas de equi­pa­mien­to pa­ra co­ci­nas-, con un ni­vel de em­plea­dos su­pe­rior a las 8.200 per­so­nas, un 11,4% más que en 2015.

Los pro­yec­tos más re­cien­tes de los chefs más pun­te­ros com­par­ten, ade­más de una es­té­ti­ca cui­da­da has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle, la bús­que­da de la efi­cien­cia y la co­mo­di­dad con la in­cor­po­ra­ción de equi­pos de al­ta ga­ma

Res­tau­ran­te "Mar­tín Be­ra­sa­te­gui" de La­sar­te-Oria. Eu­ro­fred.

Res­tau­ran­te "Dani Gar­cía" en el Ho­tel Puen­te Ro­mano de Mar­be­lla. Pil­sa.

Nue­vo Erre de Ra­món Frei­xa en el ho­tel Las Amé­ri­cas de Pa­na­má. San­tos Gru­po.

Res­tau­ran­te "Dani Gar­cía" en el Ho­tel Puen­te Ro­mano de Mar­be­lla. Pil­sa.

Res­tau­ran­te "Mar­tín Be­ra­sa­te­gui" de La­sar­te-Oria. Eu­ro­fred.

Pepe Ro­drí­guez: Res­tau­ran­te "El Bohío" de Pepe Ro­drí­guez. Re­pa­gas.

Res­tau­ran­te "Dani Gar­cía" en el Ho­tel Puen­te Ro­mano de Mar­be­lla. Pil­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.