DE­PU­RAR EL OR­GA­NIS­MO

Integral Extra - - LOS 100 REMEDIOS NATURALES -

mas hi­dro­cló­ri­cas del es­tó­ma­go, así co­mo por las nu­me­ro­sas en­zi­mas pan­creá­ti­cas li­be­ra­das en la par­te su­pe­rior del in­tes­tino del­ga­do. Por úl­ti­mo, la ve­sí­cu­la pro­du­ce la bi­lis, ne­ce­sa­ria pa­ra la di­ges­tión de gra­sas. La asi­mi­la­ción de la ma­yo­ría de los nu­trien­tes tie­ne lu­gar en el in­tes­tino del­ga­do; el co­lon, por su par­te, se en­car­ga de asi­mi­lar el agua, las sa­les bi­lia­res y otras sus­tan­cias an­tes de pre­pa­rar la eli­mi­na­ción.

Con­trol de­tox: eli­mi­nar La eli­mi­na­ción re­gu­lar es cru­cial pa­ra la sa­lud general y el con­trol de­tox (es de­cir, de los ni­ve­les de to­xi­ci­dad) en el cuer­po. Por ejem­plo, el es­tre­ñi­mien­to es en reali­dad un pro­ble­ma más gra­ve de lo que se sue­le creer. De he­cho, has­ta la más pe­que­ña dis­fun­ción (co­mo una sim­ple in­fla­ma­ción) pue­de cau­sar una ab­sor­ción anor­mal e in­cre­men­tar la per­mea­bi­li­dad de las ba­rre­ras. El in­cre­men­to de la per­mea­bi­li­dad in­tes­ti­nal pro­vo­ca un des­equi­li­brio en la ab­sor­ción: la pe­ne­tra­ción de mo­lé­cu­las más gran­des de lo ha­bi­tual pue­de cau­sar reac­cio­nes alér­gi­cas y otras res­pues­tas anor­ma­les de nues­tro sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio. Re­cor­de­mos que la hi­dra­ta­ción, la die­ta, la ac­ti­vi­dad fí­si­ca y el es­trés son al­gu­nos de los fac­to­res que afec­tan a nues­tra fun­ción eli­mi­na­ti­va. Y que exis­te un de­li­ca­do equi­li­brio en­tre la asi­mi­la­ción de los nu­trien­tes que ne­ce­si­ta­mos y la eli­mi­na­ción de sus­tan­cias tó­xi­cas.

Las emo­cio­nes Re­cuer­da que ade­más el apa­ra­to gas­tro­in­tes­ti­nal es par­ti­cu­lar­men­te sen­si­ble a los me­ca­nis­mos emo­cio­na­les. Se ha iden­ti­fi­ca­do la exis­ten­cia de más de trein­ta hor­mo­nas es­to­ma­ca­les, mu­chas de las cua­les ac­túan, así mis­mo, co­mo neu­ro­trans­mi­so­res.

De­tox: una die­ta sen­ci­lla Si in­ten­ta per­der pe­so, eli­ja una sen­ci­lla die­ta in­te­gral ba­ja en gra­sas, que in­clu­ya mu­chas ver­du­ras fres­cas, car­nes ma­gras, nue­ces y le­gum­bres. Per­de­rá pe­so, sin com­pro­me­ter su sa­lud. Tam­bién hay que des­con­fiar de mu­chos ali­men­tos «die­té­ti­cos», que a me­nu­do con­tie­nen edul­co­ran­tes ar­ti­fi­cia­les y otros adi­ti­vos.

Su­pri­ma (o re­duz­ca pro­gre­si­va­men­te) los dul­ces. Con­tie­nen ele­va­dos ni­ve­les de co­lo­ran­tes, con­ser­van­tes y otros adi­ti­vos. Des­gra­cia­da­men­te, los ni­ños reac­cio­nan peor a ellos: esos dul­ces de co­lo­res bri­llan­tes y los re­fres­cos de co­la a me­nu­do pro­vo­can hi­per­ac­ti­vi­dad y reac­cio­nes alér­gi­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.