FIE­BRE AR­TI­FI­CIAL

Integral Extra - - LOS 100 REMEDIOS NATURALES -

La tem­pe­ra­tu­ra in­ter­na de nues­tro: cuer­po cons­ti­tu­ye una cons­tan­te bio­ló­gi­ca que en cual­quier per­so­na sa­na os­ci­la, den­tro de un es­tre­cho mar­gen, al­re­de­dor de los 37,5°. Des­de un pun­to de vis­ta tér­mi­co po­de­mos con­si­de­rar al ser hu­mano for­ma­do por un nú­cleo cen­tral (65-80% de nues­tra ma­sa cor­po­ral) y una ca­pa su­per­fi­cial de un gro­sor de unos 2,5 cm. Nues­tro or­ga­nis­mo dis­po­ne de to­da una com­ple­ja se­rie de me­ca­nis­mos de re­gu­la­ción y con­trol pa­ra que la tem­pe­ra­tu­ra de es­te nú­cleo in­terno se ha­lle al­re­de­dor de la ci­fra an­tes ci­ta­da. Po­si­bi­li­da­des te­ra­péu­ti­cas de la «fie­bre ar­ti­fi­cial» A pe­sar de que la fa­cul­tad de po­der au­men­tar la tem­pe­ra­tu­ra del cuer­po («fie­bre ar­ti­fi­cial») ha si­do co­no­ci­da y uti­li­za­da por nu­me­ro­sos mé­di­cos des­de ha­ce mu­chos años, ca­da vez va co­bran­do más vi­gen­cia es­te mé­to­do, es­pe­cial­men­te en paí­ses co­mo la Ru­sia o Ale­ma­nia, por los bue­nos re­sul­ta­dos que se sue­len ob­te­ner en un gran nú­me­ro de en­fer­me­da­des, en­tre las que ca­bria des­ta­car al cán­cer por la gran in­de­fen­sión con que to­da­vía nos en­fren­ta­mos a él. Pe­ro la hi­per­ter­mia o «fie­bre» ar­ti­fi­cial no fue un pro­ce­di­mien­to des­cu­bier­to y uti­li­za­do úni­ca­men­te por la cla­se mé­di­ca. Gran­des em­pí­ri­cos o sa­na­do­res que no fue­ron mé­di­cos uni­ver­si­ta­rios desem­pe­ña­ron una im­por­tan­te la­bor pio­ne­ra y con una enor­me sen­ci­llez de me­dios ela­bo­ra­ron la esen­cia de un mé­to­do cu­ya uti­li­dad es ca­da vez más apre­cia­da: los ba­ños hi­per­tér­mi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.