EN CA­SO DE EMER­GEN­CIA

Integral Extra - - LOS 100 REMEDIOS NATURALES -

La irri­ga­ción in­tes­ti­nal es una ayu­da rá­pi­da y pro­vi­den­cial pa­ra mu­chí­si­mas en­fer­me­da­des. Evi­ta que és­tas se agra­ven, cuan­do el rec­to es in­ca­paz de eva­cuar las he­ces de for­ma na­tu­ral, ya que con di­cho re­cur­so se im­pi­de que la fer­men­ta­ción de los ex­cre­men­tos em­pon­zo­ñe la san­gre.

De igual ma­ne­ra re­sul­ta un pro­ce­di­mien­to ur­gen­te, sen­ci­llo y po­de­ro­so pa­ra eli­mi­nar el fo­co in­fec­cio­so en las fie­bres al­tas y las en­fer­me­da­des con­ta­gio­sas. El es­tre­ñi­mien­to par­cial, agu­do o cró­ni­co nun­ca, o ca­si nun­ca, se pro­du­ci­ría en nin- gún ser hu­mano si se le hu­bie­ra en­se­ña­do la ver­dad en ma­te­ria de sa­lud. Así, só­lo re­for­man­do nues­tras cos­tum­bres más sa­lu­da­bles po­dría­mos pa­liar­lo.

Si a pe­sar de las en­ca­re­ci­das ad­ver­ten­cias pa­ra co­rre­gir nues­tros há­bi­tos mal­sa­nos, ca­pi­tu­la­mos con és­tos, co­mo mal me­nor es pre­fe­ri­ble uti­li­zar los enemas cuan­do se ori­gi­ne la cons­ti­pa­ción. Pues es in­sig­ni­fi­can­te la mo­les­tia cau­sa­da a los es­fín­te­res ana­les por las irri­ga­cio­nes, com­pa­ra­da con el da­ño que las he­ces oca­sio­nan al co­lon y al cuer­po en­te­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.