Un mi­ne­ral pa­ra el áni­mo

Integral Extra - - SALUD NATURAL -

Se de­cía que «el pes­ca­do es el ali­men­to del ce­re­bro», y hoy se cree que es de­bi­do a su al­to con­te­ni­do en se­le­nio. El es­ta­do de áni­mo me­jo­ra no­ta­ble­men­te cuan­do las per­so­nas con ca­ren­cias re­ci­ben su­fi­cien­te se­le­nio, y cuan­to ma­yor sea la fal­ta an­te­rior de se­le­nio, ma­yor la me­jo­ría.

Al­re­de­dor de 40 mi­cro­gra­mos de se­le­nio es lo que sue­le dis­po­ner una gran ma­yo­ría de per­so­nas, cuan­do la can­ti­dad ne­ce­sa­ria es el do­ble. Se con­si­de­ra que sus be­né­fi­cos efec­tos son de­bi­dos a su po­de­ro­so efec­to an­ti­oxi­dan­te, po­ten­cia­do ade­más si se to­ma jun­to con vi­ta­mi­na E y otros an­ti­oxi­dan­tes.

El se­le­nio se vie­ne ob­te­nien­do prin­ci­pal­men­te de los ali­men­tos ma­ri­nos (al­gas, pes­ca­do) y de los ce­rea­les. Pe­ro una fuen­te ri­ca en es­te mi­ne­ral, son las nue­ces del Bra­sil; con una so­la al día es su­fi­cien­te pa­ra ga­ran­ti­zar que nun­ca ha­ya de­fi­cien­cia de se­le­nio. Ade­más, ca­da uno de los si­guien­tes ali­men­tos con­tie­ne la mis­ma can­ti­dad de se­le­nio que una píl­do­ra de 100 mi­cro­gra­mos. Con un po­co aquí y otro allá es fá­cil ob­te­ner la do­sis ne­ce­sa­ria (1 nuez del Bra­sil, 125 g de se­mi­llas de gi­ra­sol, 225 g de sal­va­do de ave­na se­co, 5- 6 ta­zas de ce­real de tri­go hin­cha­do).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.