Ali­men­to ne­ca­sa­rio

Las le­gum­bres son un ali­men­to nutritivo que acom­pa­ña­das de cual­quier pro­duc­to re­sul­tan un pla­to muy com­ple­to.

Integral Extra - - LEGUMBRES -

La re­mo­la­cha es una hor­ta­li­za muy ener­gé­ti­ca, con un al­to con­te­ni­do en hie­rro, azú­ca­res (sa­ca­ro­sa), vi­ta­mi­nas C y B, po­ta­sio y ca­ro­te­nos. Pa­ra apro­ve­char me­jor es­tos nu­trien­tes, lo me­jor es con­su­mir­la cru­da, co­mo he­mos pro­pues­to en es­ta re­ce­ta, pe­ro tam­bién se pue­de uti­li­zar re­mo­la­cha co­ci­da, que re­sul­ta­rá mu­cho más di­ge­ri­ble. Pa­ra co­cer­las, hay que po­ner a ca­len­tar agua con sal y, cuan­do em­pie­ce a her­vir, in­tro­du­cir las re­mo­la­chas con piel, ya que si se pe­lan per­de­rían par­te de su co­lor y su sa­bor. Ge­ne­ral­men­te, se­rá su­fi­cien­te con her­vir­las du­ran­te una ho­ra, pe­ro, se­gún el ta­ma­ño que pre­sen­ten, pue­de ne­ce­si­tar­se has­ta un má­xi­mo de dos ho­ras. Cuan­do ya es­tén co­ci­na­das, se pue­de qui­tar la piel con fa­ci­li­dad.

A la ho­ra de com­prar­las, tam­bién hay que te­ner en cuen­ta una se­rie de as­pec­tos. Pa­ra em­pe­zar, hay que ele­gir ma­no­jos que ten­gan las raí­ces del mis­mo ta­ma­ño, ya que así se co­ci­na­rán de mo­do uni­for­me. Las pie­zas tie­nen que ser li­sas, fir­mes, re­don­das y car­no­sas, sin man­chas ni ma­gu­lla­du­ras y de co­lor ro­jo in­ten­so. Si se van a uti­li­zar las ho­jas, és­tas han de ser tier­nas y ver­des, y des­car­ta­re­mos las que sean alar­ga­das y con la piel es­ca­mo­sa en la par­te su­pe­rior, ya que ten­drán un sa­bor fuer­te y se­rán de­ma­sia­do du­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.