BA­ÑO DE PIES FRÍO

Integral Extra - - MEDICINAS NATURALES -

Su ob­je­ti­vo es lle­var la san­gre de la ca­be­za a las ex­tre­mi­da­des in­fe­rio­res. Ob­ser­va­cio­nes: No de­be uti­li­zar­se en el cur­so de la re­gla, sal­vo en el ca­so in­di­ca­do, in­fec­cio­nes de la ve­ji­ga e in­fla­ma­ción pec­to­ral o ab­do­mi­nal.

In­di­ca­cio­nes de los ba­ños fríos de pies: • Can­san­cio de los pies • Do­len­cias de los oí­dos • Me­tro­rra­gia • Con­ges­tio­nes • In­som­nio (con fric­ción) • Con­ges­tión pel­via­na • Fa­ti­ga ge­ne­ral • Res­fria­dos • Tos • Do­len­cias de la gar­gan­ta • Tris­te­za.

For­ma de uso del ba­ño de pies frío: a) Llénese por la mi­tad un cu­bo u otro re­ci­pien­te de agua fría, mas nun­ca he­la­da (fres­ca pa­ra los dé­bi­les); lue­go se me­ten los pies den­tro del lí­qui­do. Pro­cú­re­se que el agua re­ba­se siem­pre los to­bi­llos, y me­jor si lle­ga has­ta las pan­to­rri­llas. b) An­tes de to­mar el ba­ño los pies de­ben es­tar ca­lien­tes, lo cual se con­si­gue fric­cio­nán­do­los en se­co con las ma­nos un buen ra­to. Su du­ra­ción es de cin­co mi­nu­tos, pe­ro de dos mi­nu­tos pa­ra los pies fríos. Pa­ra la me­no­rra­gia y la me­tro­rra­gia, hay que fric­cio­nar­se los pies con un tra­po, es­pon­ja o las ma­nos du­ran­te el ba­ño, y ade­más nun­ca de­be pro­lon­gar­se. Há­ga­se siem­pre un po­co ale­ja­do de las di­ges­tio­nes. los ca­sos que se pres­cri­be; y du­ran­te el em­ba­ra­zo que­da ter­mi­nan­te­men­te prohi­bi­do. Es ade­cua­do pa­ra per­so­nas an­cia­nas, en­fer­mas, con pro­ble­mas pa­ra ca­mi­nar o que ten­gan un tra­ba­jo se­den­ta­rio y se les que­den los pies fríos.

In­di­ca­cio­nes del ba­ño de pies ca­lien­te: • Al­gias en las pier­nas • Ar­tral­gia en las pier­nas • Ar­tri­tis de los pies • Ca­lam­bres do­lo­ro­sos • Ca­lam­bres mens­trua­les • Ca­llos • Car­no­si­da­des car­ti­la­gi­no­sas • Con­tu­sio­nes en los pies • Go­ta • Alteraciones en la menstruación • Hin­cha­zón de los pies (ti­bio) • Reuma de los pies • Ro­za­du­ras • Do­len­cias de la gar­gan­te • In­som­nio • Su­pu­ra­cio­nes de la gar­gan­ta • Jua­ne­tes de los de­dos • Do­lo­res neu­rál­gi­cos • Neu­ral­gia fa­cial • Ta­lo­nes do­lo­ri­dos (ali­via) • Of­tal­mias • Te­no­si­no­vi­tis • Es­ca­lo­fríos • Oti­tis • Uñe­ros • Fal­ta de menstruación • Pies fríos • Fie­bre (prin­ci­pio de) • Res­fria­dos.

Uso del ba­ño de pies ca­lien­te: a) Éche­se agua ca­lien­te o muy :alien­te, en­tre 36ºC y 45ºC, en un cu­bo o ba­rre­ño; si el agua es­tá de­ma­sia­do ca­lien­te, se mez­clan dos par­tes de és­ta y una de fría; se po­ne pri­me­ro el agua fría en el cu­bo y en­ci­ma la ca­lien­te, pa­ra con­ser­var más tiem­po el ca­lor. Asi­mis­mo, pa­ra re­te­ner el ca­lor se ta­pan las pier­nas y el cu­bo con una man­ta. b) Pa­ra las do­len­cias de los pies, bas­ta que el agua so­bre­pa­se los to­bi­llos; en los de­más ca­sos el lí­qui­do ha de lle­gar o re­ba­sar las pan­to­rri­llas. c) Si se desea pro­lon­gar el ba­ño, cuan­do és­te pier­da ca­lor, se sa­can uno o dos ca­zos de agua y se vier­te agua más ca­lien­te en su lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.