BA­ÑO DE PIES AL­TERNO CA­LIEN­TE Y FRÍO

Integral Extra - - MEDICINAS NATURALES -

d) Pa­ra las en­fer­me­da­des de los pies, con­vie­ne to­mar tres o cua­tro ba­ños por día, a fin de que los efec­tos sean rá­pi­dos. e) La du­ra­ción es de quin­ce a trein­ta mi­nu­tos, es de­cir, cuan­do el agua pier­da ca­lor; se pue­den apli­car dos o más ba­ños al día. Es­tos ba­ños de­ben to­mar­se un po­co ale­ja­dos de las di­ges­tio­nes. Es­te ba­ño es un po­de­ro­so de­ri­va­ti­vo de las par­tes al­tas del organismo; ade­más, ac­ti­va la cir­cu­la­ción de la san­gre en los pies y las pier­nas.

Ob­ser­va­cio­nes: Se­gún Dian Din­cin, au­tor de Hier­bas pa­ra la be­lle­za na­tu­ral, el ba­ño de pier­nas, no el de pies, al­terno ca­lien­te y frío no de­be usar­se en las do­len­cias que si­guen: cistitis y con­ges­tio­nes de la prós­ta­ta, el úte­ro y los ri­ño­nes. De la mis­ma ma­ne­ra, du­ran­te la menstruación las mu­je­res só­lo lo prac­ti­ca­rán en los ca­sos que se in­di­can, y du­ran­te el em­ba­ra­zo que­da prohi­bi­do. Se acon­se­ja que el ba­ño de pies al­can­ce al me­nos has­ta cua­tro de­dos por de­ba­jo de las ro­di­llas. Los ba­ños de pies al­ter­nos son muy úti­les pa­ra las per­so­nas que su­fren de pro­ble­mas cir­cu­la­to­rios o sim­ple­men­te de pies he­la­dos.

Uso del ba­ño de pies al­terno: a) To­me dos cu­bos al­tos; en uno vier­ta agua ca­lien­te a 38 ‘ C o muy ca­lien­te a 45 “C, y en el otro eche agua fría o fres­ca; pa­ra ob­te­ner el agua ca­lien­te véa­se el apa­ra­to • a• del ba­ño an­te­rior. Pa­ra las va­ri­ces em­plee úni­ca­men­te agua ca­lien­te, en­tre 36 ‘C y 38 ºC. b) Pa­ra las afec­cio­nes de los pies, bas­ta con que el agua so­bre­pa­se los to­bi­llos; pe­ro en los de­más ca­sos con­vie­ne que el agua lle­gue o re­ba­se las pan­to­rri­llas. c) A con­ti­nua­ción, me­ta los pies en el agua ca­lien­te tres mi­nu­tos; lue­go sá­que­los y mé­ta­los en la fría un mi­nu­to o me­nos se­gún có­mo se sien­ta; ha­ga es­ta ope­ra­ción cua­tro, cin­co, seis o más ve­ces, al­ter­nan­do agua ca­lien­te y fría. Su du­ra­ción es de vein­te a trein­ta mi­nu­tos. Ter­mi­ne siem­pre con el agua fría; des­pués, sé­que­se bien los pies y, si es in­vierno, abrí­gue­los. Ba­ño de pies al­terno ca­lien­te y frío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.