Los 38 re­me­dios

Integral Extra - - LA VIDA SECRETA DE LAS PLANTAS -

ACEBO - H HOLLY ( Ilex aqui­fo­lium)

Hi­per­sen­si­bi­li­dad.Hi Pa­ra superar sen­ti­mien­tos ne­ga­ti­vos co­mo ra­bia, ven­gan­za, odio, en­vi­dia, sos­pe­cha y ce­los. Sen­sa­ción de des­ga­rro in­terno, do­lor, bús­que­da del amor. Con tal de con­se­guir­lo, se lle­gan a so­por­tar si­tua­cio­nes ve­ja­to­rias, ge­ne­ran­do un círcu­lo vi­cio­so. Ira, ten­den­cia a cul­pa­bi­li­zar a los de­más.

ACHI­CO­RIA - CHICORY ( Ci­cho­rium inty­bus)

Ex­ce­si­va preo­cu­pa­ción por el bie­nes­tar de los de­más. Pa­ra el amor egoís­ta y po­se­si­vo. In­di­ca­do pa­ra las per­so­nas lle­nas de amor y preo­cu­pa­ción por sus fa­mi­lia­res y amis­ta­des, pe­ro que es­pe­ran in­tere­sa­da­men­te re­ci­pro­ci­dad en to­do el amor que dan y se sien­ten me­nos­pre­cia­das y do­li­das si no re­ci­ben lo que es­pe­ran. As­tu­cia pa­ra man­te­ner­lo to­do ba­jo con­trol. La apa­ren­te fal­ta de aten­ción de los de­más sen­ti­da co­mo aban­dono.

AGRI­MO­NIA - AGRIMONY ( Agri­mo­nia eu­pa­to­ria)

Hi­per­sen­si­bi­li­dad. Pa­ra el tor­men­to men­tal de­trás de una ca­ra ale­gre. Es de­cir pa­ra aque­llas per­so­nas que su­fren en si­len­cio sus pro­ble­mas y ca­ra al ex­te­rior si­guen co­mo si na­da. Se uti­li­za co­mo re­me­dio pa­ra es­ta­dos de áni­mo, ya que ayuda a cual­quier per­so­na que es­té tra­tan­do de evi­tar afron­tar sus di­fi­cul­ta­des y fin­ja que to­do mar­cha bien pa­ra evi­tar te­ner que afron­tar la do­lo­ro­sa reali­dad.

AGUA DE RO­CA - ROCK WATER

Pa­ra el ex­ce­si­vo au­to­con­trol y la ri­gi­dez men­tal. Au­to­sa­cri­fi­cio pa­ra con­se­guir o de­mos­trar un ideal, ex­ce­si­vo o mal en­ten­di­mien­to de la dis­ci­pli­na. Es el úni­co re­me­dio del Dr. Bach de ori­gen mi­ne­ral.

ÁLAMO TEMBLÓN - ASPEN ( Po­pu­lus tre­mu­la)

Pa­ra el mie­do o la an­sie­dad de ori­gen des­co­no­ci­do y sin ex­pli­ca­ción. Es el re­me­dio de Bach pa­ra los mie­dos sin mo­ti­vo apa­ren­te. Tam­bién se re­co­mien­da en ca­sos de ago­ra­fo­bia o claus­tro­fo­bia.

ALERCE - LARCH ( La­rix de­ci­dua)

Mie­do, an­gus­tia. Pa­ra la fal­ta de con­fian­za en sí mis­mo que im­pi­de que las co­sas sal­gan bien. Se re­co­mien­da a esa gen­te que no se sien­te tan ca­paz co­mo los de­más y es­tá con­ven­ci­da de que fra­ca­sa­rá. Ca­re­cen de con­fian­za en sus pro­pias ha­bi­li­da­des pa­ra te­ner éxi­to y a me­nu­do ni si­quie­ra se mo­les­tan en ha­cer el in­ten­to. Mie­do que no se pue­de aso­ciar a na­da con­cre­to y del que cues­ta ha­blar li­bre­men­te.

AULAGA - GORSE ( Ulex eu­ro­paeus)

In­cer­ti­dum­bre. Con­tra la de­s­es­pe­ran­za, la de­ses­pe­ra­ción y el de­rro­tis­mo. Pa­ra aque­llas per­so­nas que han de­ja­do

de creer en una so­lu­ción, tal vez por­que han vi­vi­do reite­ra­dos in­ten­tos sin que na­da fun­cio­na­se ade­cua­da­men­te. Du­das de que se pue­da ha­cer al­go al res­pec­to. Ase­gu­rar que “to­do es inú­til”, con ejem­plos pa­ra pa­ra in­ten­tar de­mos­trar­lo. Sin re­sig­na­ción ni acep­ta­ción.

AVENA SIL­VES­TRE - WILD OAT ( Bro­mus ra­mo­sus)

Pa­ra la in­cer­ti­dum­bre so­bre la di­rec­ción a to­mar en la vi­da. Di­fi­cul­ta­des pa­ra en­con­trar la ple­ni­tud vi­tal, in­cer­ti­dum­bre an­te di­ver­sas po­si­bi­li­da­des. El re­me­dio ayuda a estas per­so­nas a en­con­trar su ver­da­de­ra vo­ca­ción, co­nec­tán­do­los nue­va­men­te con su pro­pó­si­to bá­si­co en la vi­da y pa­ra que el camino a se­guir que­de cla­ro. (fo­to pág. 77)

BRE­ZO - HEATHER ( Ca­llu­na vul­ga­ris)

So­le­dad. Ne­ce­si­dad de te­ner al­guien a quien con­tar nues­tras co­sas. Ne­ce­si­dad de lla­mar la aten­ción y ser te­ni­do en cuen­ta. Pa­ra aque­llos que siem­pre bus­can la com­pa­ñía de cual­quier per­so­na que pue­da es­tar dis­po­ni­ble, de­bi­do a que ne­ce­si­tan dis­cu­tir sus asun­tos con los de­más, sin im­por­tar quién sea. Se sien­ten muy des­gra­cia­dos si tie­nen que es­tar so­los.

BROTE DE CAS­TA­ÑO DE IN­DIAS - CHESTNUT BUD

Fal­ta de in­te­rés por el pre­sen­te. Pa­ra los erro­res que se re­pi­ten y la in­ca­pa­ci­dad de apren­der de la ex­pe­rien­cia pro­pia o aje­na. Pa­ra quie­nes no sa­can to­do el pro­ve­cho de la ob­ser­va­ción y la ex­pe­rien­cia, y pa­ra quie­nes les to­ma más tiem­po que a otros apren­der de las lec­cio­nes de la vi­da dia­ria, por­que acos­tum­bran a dar­se cuen-

ta del error des­pués de la si­tua­ción. Di­fi­cul­tad pa­ra re­fle­xio­nar y ex­traer con­clu­sio­nes.

CAS­TA­ÑO BLAN­CO - WHI­TE CHESTNUT ( Aes­cu­lus hip­po­cas­ta­num)

Pa­ra vi­vir me­jor el mo­men­to pre­sen­te. In­va­sión de pen­sa­mien­tos, sean agra­da­bles o des­agra­da­bles. Pa­ra pen­sa­mien­tos cons­tan­tes, in­de­sea­dos y re­pe­ti­ti­vos. El re­me­dio se usa pa­ra ayu­dar a estas per­so­nas a con­tro­lar nue­va­men­te sus pen­sa­mien­tos, pa­ra que pue­dan tra­tar con cal­ma y ra­cio­nal­men­te cual­quier pro­ble­ma ocul­to que pue­da ser la cau­sa de la preo­cu­pa­ción.

CAS­TA­ÑO DUL­CE - SWEET CHESTNUT ( Cas­ta­nea sa­ti­va)

Aba­ti­mien­to. Si­tua­cio­nes con el ma­les­tar al lí­mi­te, cuan­do pa­re­ce que “ya no po­de­mos más”. Cuan­do hay do­lor, so­le­dad, frío, os­cu­ri­dad; cuan­do pa­re­ce que el universo nos ha aban­do­na­do y ya no que­da na­da ni na­die. Pa­ra la an­gus­tia men­tal ex­tre­ma, cuan­do to­do se ha tra­ta­do y no que­da es­pe­ran­za, a ve­ces tras un pe­río­do de gran lu­cha y re­sis­ten­cia.

CAS­TA­ÑO RO­JO - RED CHESTNUT ( Aes­cu­lus x car­nea)

Pa­ra la preo­cu­pa­ción ex­ce­si­va y el mie­do por el bie­nes­tar de los se­res que­ri­dos. Se vi­ve a tra­vés de los de­más y se su­fre an­te la even­tua­li­dad de que les su­ce­dan des­gra­cias o al­go des­agra­da­ble. Te­mor des­me­su­ra­do si un ser que­ri­do vi­ve cual­quier vi­ci­si­tud.

CEN­TAU­RA - CENTAURY ( Cen­tau­rium eryth­raea)

Hi­per­sen­si­bi­li­dad, de­bi­li­dad de ca­rác­ter. Pa­ra per­so­nas ser­vi­les que les cues­ta mu­cho tra­ba­jo de­cir “no”. Son al­mas ama­bles y bon­da­do­sas que les gus­ta ser­vir de ayuda a los de­más. Pe­ro a ve­ces otras per­so­nas más do­mi­nan­tes tra­ta­rán de apro­ve­char­se de es­to y, en lu­gar de pres­tar su ayuda vo­lun­ta­ria­men­te, estas per­so­nas pue­den ter­mi­nar con­vir­tién­do­se en es­cla­vos de los de­seos de los de­más.

CE­RA­TOS­TIG­MA - CE­RA­TO ( Ce­ra­tos­tig­ma will­mot­tia­na)

In­cer­ti­dum­bre, du­das. Re­me­dio flo­ral pa­ra la gen­te que ca­re­ce de fe en su pro­pio jui­cio. Ne­ce­si­dad de con­fir­ma­ción por par­te de los de­más. La gen­te Ce­ra­to pue­de lle­gar a to­mar una de­ci­sión sin nin­gún pro­ble­ma, pe­ro des­pués em­pie­zan a lle­nar­se de du­das y ya no es­tán se­gu­ros si la de­ci­sión que to­ma­ron fue la co­rrec­ta. (fo­to pág. 76)

CE­RA­SÍ­FE­RA - CHERRY PLUM ( Pru­nus ce­ra­si­fe­ra)

Con­tra el mie­do a la lo­cu­ra, a per­der el con­trol de la men­te o de uno mis-

mo. Tam­bién es de gran uti­li­dad pa­ra los efec­tos pos­te­rio­res de la pér­di­da de con­trol, pa­ra el mie­do fre­né­ti­co e his­te­ria. Un ca­so sen­ci­llo de vi­sua­li­zar es el arran­que de fu­ria irra­cio­nal a gri­tos que lle­gan a te­ner los ni­ños.

CLE­MÁ­TI­DE - CLE­MA­TIS ( Cle­ma­tis vi­tal­ba)

Pa­ra per­so­nas que sue­ñan y vi­ven más en el fu­tu­ro que en el pre­sen­te y se aban­do­nan al mun­do de los sue­ños y las ideas. Cuan­do la si­tua­ción ac­tual no gus­ta y la ten­den­cia es ima­gi­nar un mun­do me­jor, con to­do so­lu­cio­na­do. Es uno de los re­me­dios in­clui­dos en el Re­me­dio Res­ca­te que se uti­li­za pa­ra con­tra­rres­tar la sen­sa­ción de atur­di­mien­to y des­va­ne­ci­mien­to en si­tua­cio­nes de emer­gen­cia.

ES­TRE­LLA DE BE­LÉN - STAR OF BETHLEHEM ( Or­nit­ho­ga­lum um­be­lla­tum)

Pa­ra el shock pro­vo­ca­do por un su­ce­so trau­má­ti­co (un ac­ci­den­te, ma­las no­ti­cias, gran sus­to o un he­cho in­de­sea­do e ines­pe­ra­do). Pue­de usar­se con la mis­ma efec­ti­vi­dad pa­ra su­ce­sos que ha­yan ocu­rri­do años atrás o in­clu­so en la ni­ñez. Pa­ra cuan­do cues­ta acep­tar el con­sue­lo de los de­más tras epi­so­dios des­di­cha­dos o en ca­so de vie­jas si­tua­cio­nes no re­suel­tas.

GEN­CIA­NA - GEN­TIAN ( Gen­tia­ne­lla ama­re­lla)

De­sá­ni­mo an­te la in­cer­ti­dum­bre. Du­das de que las co­sas me­jo­ren en ca­so de di­fi­cul­ta­des o im­pre­vis­tos. Pa­ra el de­sá­ni­mo y el aba­ti­mien­to tras un con­tra­tiem­po.

HA­YA - BEECH ( Fa­gus syl­va­ti­ca)

Ex­ce­si­va preo­cu­pa­ción por el bie­nes­tar de los de­más. Pa­ra que la in­to­le­ran­cia con los de­más ya sea re­con­du­ci­da. Re­me­dio in­di­ca­do pa­ra aque­llas per­so­nas que ca­re­cen de com­pa­sión y com­pren­sión con las di­fe­ren­tes cir­cuns­tan­cias y ca­mi­nos con las que otras per­so­nas cuen­tan. Di­cha ac­ti­tud pue­de ma­ni­fes­tar­se con arre­ba­tos de irri­ta­bi­li­dad. El re­me­dio ayuda a fa­vo­re­cer la to­le­ran­cia y la com­pren­sión, y cuan­do es­to su­ce­de, tam­bién se des­va­ne­ce la irri­ta­bi­li­dad.

HE­LIAN­TE­MO - ROCK RO­SE ( He­lian­te­mum num­mu­la­rium)

Pa­ra el te­rror y el mie­do ex­ce­si­vos, el te­rror, el pá­ni­co. En ca­so de un ac­ci­den­te o un diag­nós­ti­co gra­ve (pue­de dar­se a la per­so­na afec­ta­da y a quie­nes le ro­dean). In­gre­dien­te del Re­me­dio Res­ca­te que apor­ta cal­ma y co­ra­je. Uno se ol­vi­da de sí mis­mo y re­apa­re­ce la for­ta­le­za.

HO­JA­RA­ZO - HORN­BEAM ( Car­pi­nus be­tu­lus)

Pe­re­za. Di­fi­cul­ta­des pa­ra “co­men­zar” al­gu­na co­sa. Pa­ra el can­san­cio que se ex­pe­ri­men­ta an­te el pen­sa­mien­to de ha­cer al­go. Es­te re­me­dio ayuda a le­van­tar el áni­mo pa­ra po­der em­pe­zar con una la­bor y una vez ini­cia­da des­apa­re­ce la sen­sa­ción de ago­ta­mien­to.

IM­PA­CIEN­CIA - IM­PA­TIENS ( Im­pa­tiens glan­du­li­fe­ra)

Irri­ta­bi­li­dad an­te el rit­mo de las co­sas. Ex­ce­si­va ra­pi­dez men­tal. Co­mo su nom­bre in­di­ca, es­te re­me­dio com­ba­te la im­pa­cien­cia y la frus­tra­ción e irri­ta­bi­li­dad cau­sa­das por di­cha im­pa­cien­cia. Ten­den­cia a ha­cer uno mis­mo las co­sas an­tes que en­se­ñar­las.

MAN­ZANO SIL­VES­TRE - CRAB AP­PLE ( Ma­lus syl­ves­tris)

Es la flor lim­pia­do­ra de la men­te y el cuer­po, tam­bién pa­ra el des­agra­do de su pro­pio fí­si­co o com­por­ta­mien­to. Su prin­ci­pal uso es pa­ra ayu­dar a las per­so­nas que sien­ten que hay al­go im­pu­ro o con­ta­mi­nan­te en ellos, o que les des­agra­da al­gún as­pec­to de su apa­rien­cia o per­so­na­li­dad.

MADRESELVA - HONEYSUCKLE ( Lo­ni­ce­ra ca­pri­fo­lium)

Pa­ra per­so­nas que vi­ven an­cla­das en el pa­sa­do. Nos­tál­gi­cos cró­ni­cos que sien­ten que sus me­jo­res días han que­da­do atrás y que el fu­tu­ro pa­re­ce po­co pro­me­te­dor y co­mo con­se­cuen­cia pre­fie­ren que­dar­se en las ale­grías del pa­sa­do. Año­ran­zas y de­cep­ción si el pre­sen­te no res­pon­de a mo­men­tos del pa­sa­do, tan­to si fue­ron me­jo­res co­mo si son idea­li­za­dos.

MÍMULO - MIMULUS ( Mimulus gut­ta­tus)

Pa­ra la an­sie­dad y el mie­do a co­sas co­no­ci­das y co­ti­dia­nas (a la os­cu­ri­dad, a ha­blar en pú­bli­co, a los exá­me­nes, a las en­fer­me­da­des, al je­fe ). Tam­bién se uti­li­za pa­ra superar pa­ra la ti­mi­dez por mie­do (no por ver­güen­za de uno mis­mo).

MOSTAZA - MUSTARD ( Si­na­pis ar­ven­sis)

En ca­so de va­cío exis­ten­cial. Pa­ra la tris­te­za pro­fun­da, la me­lan­co­lía y la de­pre­sión sin ra­zón. El re­me­dio ayuda a di­si­par los nu­ba­rro­nes pa­ra que la per­so­na pue­da nue­va­men­te en­con­trar la ale­gría, la se­re­ni­dad y la paz de vi­vir.

NO­GAL - WALNUT ( Ju­glans re­gia)

Pa­ra pro­te­ger­se de cam­bios e in­fluen­cias in­de­sea­das. Es útil en to­das las tran­si­cio­nes de la vi­da: el na­ci­mien­to, la es­cue­la, la pu­ber­tad, el ma­tri­mo­nio, la ma­ter­ni­dad, la me­no­pau­sia. Hi­per­sen­si­bi­li­dad an­te cam­bios ines­pe­ra­dos con di­fi­cul­tad pa­ra adap­tar­nos a ellos.

OLIVO - OLIVE ( Olea eu­ro­pea)

Pa­ra el ago­ta­mien­to des­pués de un es­fuer­zo fí­si­co o men­tal, co­mo por ejem­plo una en­fer­me­dad lar­ga, ex­ce­so de tra­ba­jo o es­tu­dio o épo­ca de mu­cho su­fri­mien­to. Di­fu­cul­tad pa­ra sa­lir ade-

lan­te por can­san­cio y ne­ce­si­dad de re­cu­pe­rar­se.

OL­MO - ELM ( Ul­mus pro­ce­ra)

Pa­ra la cri­sis de con­fian­za tem­po­ral pro­vo­ca­da por un ex­ce­so de res­pon­sa­bi­li­dad. Ayuda a di­si­par y a superar es­tos sen­ti­mien­tos, de tal ma­ne­ra que la per­so­na pue­da con­ti­nuar con su vi­da y co­no­cer sus li­mi­ta­cio­nes y sa­ber ate­ner­se a ellas.

PINO - PI­NE ( Pi­nus syl­ves­tris)

Pa­ra el sen­ti­mien­to de cul­pa y la ten­den­cia a asu­mir la cul­pa de to­do. Es­te ti­po de gen­te es per­fec­cio­nis­ta y es­cru­pu­lo­soa; se fi­ja me­tas muy al­tas. Es­to pue­de lle­var­la a tra­ba­jar en ex­ce­so y a em­plear to­do su es­fuer­zo pa­ra ha­cer­lo de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble. Su cuer­po fí­si­co ter­mi­na por po­ner­se ten­so has­ta que le so­bre­vie­ne una en­fer­me­dad.

RO­BLE - OAK ( Quer­cus ro­bur)

Pa­ra las per­so­nas que tra­ba­jan in­can­sa­ble­men­te y por en­ci­ma de sus po­si­bi­li­da­des. Pa­ra aque­llos que es­tán es­for­zán­do­se y lu­chan­do fuer­te­men­te pa­ra re­po­ner­se, o en re­la­ción con los asun­tos co­ti­dia­nos de su vi­da dia­ria. En ca­so de aba­ti­mien­to. Pa­ra per­so­nas con gran sen­ti­do del de­ber y obli­ga­cio­nes con los de­más.

RO­SA SIL­VES­TRE - WILD RO­SE ( Ro­sa ca­ni­na)

Pa­ra per­so­nas apá­ti­cas, re­sig­na­das y que van a la de­ri­va acep­tan­do to­do lo que la vi­da les pue­da traer.Re­sig­na­ción an­te los ava­ta­res de la vi­da, sin ver las opor­tu­ni­da­des que nos ofre­ce. Re­sis­ten­cia a los cam­bios que pue­dan al­te­rar la pro­pia es­ca­la de valores y prio­ri­da­des.

SAU­CE - WILLOW ( Sa­lix al­ba)

Dis­gus­to por el tra­to da­do por la vi­da. Pa­ra per­so­nas que sien­ten lás­ti­ma de si mis­mas, que es­tán re­sen­ti­das y cul­pan a los de­más. Ren­cor, amar­gu­ra. Re­fun­fu­ñar y pro­tes­tar muy a me­nu­do. De­ma­sia­da pre­sen­cia del pa­sa­do

SCLE­RANT­HUS - SCLE­RANT­HUS

In­cer­ti­dum­bre; pa­ra la in­ca­pa­ci­dad de es­co­ger en­tre dos o más al­ter­na­ti­vas. Ines­ta­bi­li­dad, se pa­sa de una idea a otra sin ter­mi­nar ni­gu­na. Ge­ne­ral­men­te son per­so­nas tran­qui­las y car­gan so­las con sus pro­ble­mas, ya que tie­nen la ten­den­cia a no dis­cu­tir sus pro­ble­mas con los de­más.

VER­BE­NA - VERVAIN ( Ver­be­na of­fi­ci­na­lis)

Pa­ra el en­tu­sias­mo ex­ce­si­vo por una cau­sa. Son per­so­nas per­fec­cio­nis­tas y con un agu­do sen­ti­do de jus­ti­cia y ener­gía men­tal ac­ti­va, dis­pues­tas a in­ver­tir en las cau­sas que creen. Lu­cha­do­res de­fen­si­vos, con un en­tu­sias­mo con­ta­gio­so y con una fuer­te ne­ce­si­dad de per­sua­dir a los de­más con sus pun­tos de vis­ta.

VID - VI­NE ( Vi­tis vi­ni­fe­ra)

Ex­ce­so de sew­gu­ri­dad en uno mis­mo. Pa­ra per­so­nas do­mi­nan­tes e in­fle­xi­bles, que tra­tan a los de­más con mano du­ra. Pa­dres ex­ce­si­va­men­te rí­gi­dos y je­fes in­so­por­ta­bles son los es­ta­dos ne­ga­ti­vos tí­pi­cos de Vi­ne; es­pe­ran obe­dien­cia ab­so­lu­ta y no les preo­cu­pa ga­nar el afec­to de los de­más mien­tras sus or­de­nes sean cum­pli­das.

VIO­LE­TA DE AGUA - VIOLET ( Hot­to­nia pa­lus­tris)

Pa­ra per­so­nas re­ser­va­das que apa­ren­tan ser or­gu­llo­sas y arro­gan­tes. Pa­ra aque­llos que en la sa­lud o en la en­fer­me­dad les gus­ta es­tar so­los. Gen­te muy re­ser­va­da que se mue­ve sin ha­cer­se no­tar, ha­blan po­co y con sua­vi­dad. Muy in­de­pen­dien­tes, ca­pa­ces y se­gu­ros de sí mis­mos. Ca­si li­bre de opi­nio­nes so­bre los de­más. Son dis­tan­tes, de­jan a la gen­te so­la y si­guen su camino, per­so­nas que se re­clu­yen en la so­le­dad apar­tán­do­se de los de­más por­que pien­san que la si­tua­ción no va­le la pe­na.

Alerce - Larch ( La­rix de­ci­dua)

Po­pu­lus tre­mu­la) Álamo temblón - Aspen (

Agri­mo­nia eu­pa­to­ria) Agri­mo­nia - Agrimony (

Agua de ro­ca - Rock water

Ulex eu­ro­paeus) Aulaga - Gorse (

Cas­ta­nea sa­ti­va) Cas­ta­ño dul­ce - Sweet chestnut (

Aes­cu­lus hip­po­cas­ta­num) Cas­ta­ño blan­co - Whi­te ches­nut (

Ca­llu­na vul­ga­ris) Bre­zo - Heather (

Aes­cu­lus x car­nea) Cas­ta­ño ro­jo - Red chestnut (

Brote de cas­ta­ño de In­dias - Chestnut bud

Gen­cia­na - Gen­tian ( Gen­tia­ne­lla ama­re­lla)

Cle­má­ti­de - Cle­ma­tis ( Cle­ma­tis vi­tal­ba)

Im­pa­cien­cia - Im­pa­tiens ( Im­pa­tiens glan­du­li­fe­ra)

Ce­ra­sí­fe­ra - Cherry plum ( Pru­nus ce­ra­si­fe­ra)

He­lian­te­mo - Rock ro­se ( He­lian­te­mum num­mu­la­rium)

Cen­tau­ra - Centaury ( Cen­tau­rium eryth­raea)

Ho­ja­ra­zo - Horn­beam ( Car­pi­nus be­tu­lus)

Ha­ya - Beech ( Fa­gus syl­va­ti­ca)

Ma­lus syl­ves­tris) Man­zano Sil­ves­tre - Crab ap­ple (

Scle­rant­hus - Scle­rant­hus

Vid - Vi­ne ( Vi­tis vi­ni­fe­ra)

Olivo - olive ( Olea eu­ro­pea)

Madreselva - Honeysuckle ( Lo­ni­ce­ra ca­pri­fo­lium)

Mímulo - Mimulus ( Mimulus gut­ta­tus)

Mostaza - Mustard ( Si­na­pis ar­ven­sis)

Ul­mus pro­ce­ra) Ol­mo - Elm

Pino - Pi­ne ( Pi­nus syl­ves­tris)

No­gal - Walnut ( Ju­glans re­gia)

Sa­lix al­ba) Sau­ce - Willow (

Ver­be­na - Vervain ( Ver­be­na of­fi­ci­na­lis)

Quer­cus ro­bur) Ro­ble - Oak

Ro­sa ca­ni­na) Ro­sa Sil­ves­tre - Wild ro­se (

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.