Va bien pa­ra...

Integral Extra - - PLANTAS MEDICINALES EN CASA -

Re­gu­lar los ni­ve­les de co­les­te­rol. Ayu­dan­do al cuer­po a ab­sor­ber me­nos gra­sa y ex­cre­tar más. Eli­mi­nar lí­qui­dos gra­cias a su im­por­tan­te efec­to diu­ré­ti­co. Pro­te­ger al or­ga­nis­mo fren­te a la ac­ción no­ci­va de las sus­tan­cias oxi­dan­tes y los ra­di­ca­les li­bres, que de­bi­li­tan al sis­te­ma de de­fen­sas na­tu­ral del cuer­po y ace­le­ran el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to.

Evi­tar la for­ma­ción de coá­gu­los en la sangre, ya que in­hi­be una sus­tan­cia li­be­ra­da por las pla­que­tas, el trom­bo­xano, que pro­vo­ca que las pla­que­tas se unan for­man­do blo­ques (trom­bos).

Pre­ve­nir la for­ma­ción de ca­ries, de­bi­do a su con­te­ni­do de fluo­ru­ro.

PE­RO NO TO­DO SON VENTAJAS.

El té con­tie­ne una sus­tan­cia que im­pi­de el apro­ve­cha­mien­to or­gá­ni­co de la vi­ta­mi­na B1. Por ello, los gran­des be­be­do­res de té pue­den lle­gar a pa­de­cer de­fi­cien­cia de es­ta im­por­tan­te vi­ta­mi­na pa­ra el sis­te­ma ner­vio­so. Por otra par­te, el té ver­de tie­ne el in­con­ve­nien­te de di­fi­cul­tar la ab­sor­ción de hie­rro pre­sen­te en los ali­men­tos, por lo que su con­su­mo no es­ta­ría in­di­ca­do en ca­so de es­tar atra­ve­san­do un pro­ce­so anémi­co. Ade­más de la teo­fi­li­na, ex­ci­tan­te que en es­te ca­so apa­re­ce en me­nor can­ti­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.