Smoot­hies, una fies­ta con fru­ta

Los «smoot­hies» son fru­ta y ver­du­ra ba­ti­da, a pun­to de be­ber. Hoy po­de­mos en­con­trar­los tam­bién em­bo­te­lla­dos, en las vi­tri­nas re­fri­ge­ra­das de las tien­das. Es­tán em­pa­ren­ta­dos con los zu­mos y ju­gos que nor­mal­men­te pre­pa­ra­mos en ca­sa. Va­mos a ver un po­co su h

Integral Extra - - SUMARIO -

Los «smoot­hies» son fru­ta y ver­du­ra ba­ti­da, a pun­to de be­ber. Hoy po­de­mos en­con­trar­los tam­bién em­bo­te­lla­dos, en las vi­tri­nas re­fri­ge­ra­das de las tien­das. Es­tán em­pa­ren­ta­dos con los zu­mos y ju­gos que nor­mal­men­te pre­pa­ra­mos en ca­sa. Va­mos a ver un po­co su his­to­ria y al­gu­nas re­ce­tas.

FRU­TA PA­RA BE­BER

La his­to­ria de los « smoot­hies » co­mien­za en Ca­li­for­nia: allí, en los años trein­ta del si­glo pa­sa­do se ven­dían pu­rés de fru­tas en tien­das de die­té­ti­ca. En los años cua­ren­ta ha­bían apa­re­ci­do unas re­ce­tas de «smoot­hies» de ba­na­na y de pi­ña en unos li­bros de co­ci­na lo­ca- les, pe­ro su ver­da­de­ro éxi­to co­men­zó a fi­na­les de los años se­sen­ta y en la dé­ca­da pos­te­rior, con la eclo­sión de la con­tra­cul­tu­ra y los nue­vos es­ti­los de vi­da.

Un «smoot­hie» es una be­bi­da muy sua­ve y ta­mi­za­da, de ahí su nom­bre. Dul­ce, fría o he­la­da, ela­bo­ra­da a ba­se de una sua­ve mez­cla de fru­tas fres­cas o, in­clu­so, con­ge­la­das. Sue­le ser más es­pe­sa que los ba­ti­dos tra­di­cio­na­les, por­que con­tie­ne la fru­ta com­ple­ta, con to­da la pul­pa.

Al­gu­nos smoot­hies in­clu­yen hor­ta­li­zas (za­naho­rias, agua­ca­te), o bien yo­gur o le­che (o li­cua­dos ve­ge­ta­les), pe­ro to­dos se di­fe­ren­cian de los ba­ti­dos con le­che, los po­pu­la­res «milks­ha­kes», en que son más es­pe­sos, no se pre­pa­ran con bo­las de he­la­do y, si se pre­pa­ran en ca­sa, es­tán re­cién he­chos. Los ver­da­de­ros smoot­hies son muy nu­tri­ti­vos y ri­cos en an­ti­oxi­dan­tes, vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les y fi­bra.

En par­te, el éxi­to de los smoot­hies se re­la­cio­nó por el desa­rro­llo de los cen­tros de fit­ness, mu­chos de los cua­les ofre­cen su­per­ju­gos en sus «health bars » co­mo un dis­tin­ti­vo sa­lu­da­ble. In­clu­so los pre­pa­ra­ban al ins­tan­te, allí mis­mo. Sin em­bar­go, di­cho éxi­to pro­pi­cia­ría la en­tra­da en el sec­tor de la in­dus­tria de los re­fres­cos, de las fru­tas con­ge­la­das y de los con­cen­tra­dos de fru­ta.

Las mar­cas abu­san de ca­da pa­la­bra que co­lo­can en sus eti­que­tas. La ex­pre­sión « néc­tar de fru­tas » pa­ra de­fi­nir bo­te­lli­nes de agua con azú­car y

un po­co de fru­ta ha que­da­do atrás y es­ta­mos asis­tien­do a nue­vos abu­sos en las be­bi­das de fru­tas. In­clu­so los pri­me­ros smoot­hies que lle­ga­ron a Es­pa­ña es­ta­ban ela­bo­ra­dos a ba­se de con­cen­tra­do y por tan­to con un po­der nu­tri­ti­vo mu­cho me­nor. Un ver­da­de­ro smoot­hie es un de­li­cio­so cau­dal de va­lio­sa ener­gía, una be­bi­da tan sa­lu­da­ble que no con­vie­ne de­jar de la­do. Si nos acos­tum­bra­mos a pre­pa­rar­los en ca­sa no­so­tros mis­mos (el equi­po es sen­ci­llo: ex­pri­mi­dor, ba­ti­do­ra y li­cua­do­ra) la re­com­pen­sa es in­com­pa­ra­ble.

LA PUL­PA...

Una de las claves de los smoot­hies es la fru­ta, que to­ma­mos con to­da su pul­pa. Re­cor­dad que un ba­ti­do (en in­glés, “milk sha­ke”), nor­mal­men­te le­che y una bo­la de he­la­do, no es lo mis­mo que un smoot­hie, aun­que es­tén em­pa­ren­ta­dos. Só­lo pa­sa­re­mos por la li­cua­do­ra las za­naho­rias o las re­mo­la­chas, y no siem­pre. Por eso son más con­sis­ten­tes.

Y si en el va­so apa­re­cen tro­pe­zo­nes de fru­ta aña­di­dos, me­jor to­da­vía. Por­que se tra­ta de un ali­men­to que de­be­mos to­mar a sorbitos, len­ta­men­te, sa­bo­réan­do­lo y en­sa­li­ván­do­lo bien.

...Y EL AL­COHOL

Por eso con­vie­ne ha­cer­los en ca­sa, que ade­más re­sul­ta mu­chí­si­mo más ba­ra­to y nos per­mi­ti­rá con­tro­lar el re­sul­ta­do: lo que pon­ga­mos en la ba­ti­do­ra es lo que lue­go ob­ten­dre­mos. Y por eso con­vie­ne tam­bién no equi­vo­car­se con otras be­bi­das del sec­tor de la coc­te­le­ría.

SMOOT­HIES EN CA­SA: LOS UTEN­SI­LIOS

Lo im­por­tan­te pa­ra pre­pa­rar­los en ca­sa es ele­gir una bue­na ba­ti­do­ra de va­so. Es fá­cil en­con­trar muy bue­nas ba­ti­do­ras de es­te ti­po en el mer­ca­do, só­li­das y con di­fe­ren­tes ve­lo­ci­da­des. Otros uten­si­lios que nos ayu­da­rán: una ba­ti­do­ra de bra­zo (ti­po “pi­mer”) un ex­pri­mi­dor pa­ra los cí­tri­cos un pe­la­dor de pa­ta­tas pa­ra las za­naho­rias y raí­ces (que con­vie­ne lim­piar bien y pe­lar­las lo me­nos po­si­ble) un ce­pi­llo pa­ra lim­piar las hor­ta­li­zas un cu­chi­llo bien afi­la­do un ra­lla­dor un co­la­dor, cu­cha­ras, es­pá­tu­las una ja­rra, pre­fe­ri­ble­men­te con me­di­das.

SMOOT­HIE DE ME­LÓN, FRE­SAS Y YO­GUR

1/2 me­lón 300 g de fre­sas 2 yo­gu­res na­tu­ra­les

La­var bien las fre­sas con agua fría, es­cu­rrir­las li­ge­ra­men­te y eli­mi­nar el pe­dúncu­lo. Re­ti­rar las se­mi­llas del me­lón y pe­lar­lo. Tro­cear la fru­ta y co­lo­car­la en el va­so de una ba­ti­do­ra. Agre­gar los yo­gu­res y ba­tir du­ran­te unos mi­nu­tos has­ta con­se­guir un ba­ti­do cre­mo­so. Ser­vir in­me­dia­ta­men­te. Pa­ra 4 per­so­nas. Si se pre­fie­re el smoot­hie bien frío, co­lo­car los in­gre­dien­tes en la ne­ve­ra una ho­ra an­tes de pre­pa­rar­lo.

SMOOT­HIE DE CÍ­TRI­COS Y DE ARÁN­DA­NOS

300 g de arán­da­nos 600 ml de le­che de so­ja 200 g de fre­sas 1 li­ma 400 ml de le­che 2 yo­gu­res na­tu­ra­les

La­var los arán­da­nos y ver­ter­los jun­to a la le­che de so­ja en un va­so de ba­ti­do­ra. Tri­tu­rar­lo y for­mar un ba­ti­do cre­mo­so. La­var la li­ma, cor­tar­la en ro­da­jas y las ro­da­jas, en ti­ri­tas muy fi­nas. La­var las fre­sas, eli­mi­nar el pe­dúncu­lo y aplas­tar­las con un te­ne­dor has­ta for­mar un pu­ré.

Ver­ter la le­che y el yo­gur en un re­ci­pien­te y ba­tir­lo enér­gi­ca­men­te. Agre­gar el pu­ré de fre­sas y las ti­ri­tas de li­ma; mez­clar­lo to­do bien y ser­vir­lo bien frío. Pa­ra 4 per­so­nas

SMOOT­HIE DE MAN­GO Y CE­RE­ZAS

1 plá­tano tro­cea­do y con­ge­la­do (cor­ta­do en tro­zos de 1 pul­ga­da y guar­dar en el con­ge­la­dor la no­che an­te­rior)

1 ta­za de man­go pi­ca­do 1/2 ta­za de ju­go de man­za­na fres­ca

7-10 ce­re­zas pi­ca­das.

Se mez­cla en la ba­ti­do­ra y lis­to. Siem­pre sa­le de­li­cio­so.

MELODÍA DE PLÁ­TA­NOS Y MAN­ZA­NAS

1 plá­tano una piz­ca de sal 1 man­za­na el zu­mo de 1 na­ran­ja o 1/2 li­món jen­gi­bre y ca­ne­la en pol­vo 1 cu­cha­ra­da de so­ja en pol­vo (o su equi­va­len­te li­cua­do) 1 cu­cha­ra­da de pi­ño­nes co­pos de ave­na (op­cio­nal)

Po­dría ha­cer­se sin ba­ti­do­ra: cha­fa­mos el plá­tano con un te­ne­dor; apar­te se ra­lla la man­za­na y la ro­cia­mos con unas go­ti­tas de li­món pa­ra que no en­ne­grez­ca. Se mez­cla el plá­tano con la man­za­na

ra­lla­da y el res­to de in­gre­dien­tes. Pue­de ser­vir­se con co­pos de ave­na pues­tos en re­mo­jo la no­che an­te­rior.

ME­LO­CO­TÓN Y AL­BA­RI­CO­QUE

un al­ba­ri­co­que me­dio me­lo­co­tón 1/3 de plá­tano 30 gra­nos de uva

Pe­lar y des­hue­sar la fru­ta y pa­sar­lo por la ba­ti­do­ra. Un smoot­hie clá­si­co,

PI­ÑA, NA­RAN­JA Y ZA­NAHO­RIA

el zu­mo de cua­tro na­ran­ja dos ro­da­jas de pi­ña za­naho­rias me­dia­nas, li­cua­das.

Se ba­te to­do con un po­qui­to de hie­lo pi­ca­do.

Es un zu­mo ri­co en hie­rro, be­ta­ca­ro­te­nos y vi­ta­mi­na C. Se con­si­de­ra pro­tec­tor de la piel y de la vista.

Re­cor­dad que la gra­cia es­tá en in­ven­tar tus pro­pios smoot­hies va­rian­do li­ge­ra­men­te las com­bi­na­cio­nes. Hay quien re­bau­ti­za sus smoot­hies pre­fe­ri­dos. En al­gu­nos lo­ca­les lo ha­cen, a me­nu­do en in­glés y con nom­bres es­pec­ta­cu­la­res pa­ra ca­da be­bi­da.

SMOOT­HIES CON GO­JI

Se mez­cla­rán en la ba­ti­do­ra a par­tes igua­les: go­ji, arán­da­nos, fram­bue­sas, mo­ras y man­za­nas ( o con ce­re­zas, o con las va­rian­tes que os ape­tez­can...). Pue­de aña­dir­se, al gus­to, ¼ de l de agua, o zu­mos de fru­tas o una in­fu­sión de men­ta. Tam­bién se pue­de aña­dir un po­co de be­bi­da de arroz o de ave­na.

PE­RAS CON SAL­SA DE MAN­GO

6 pe­ras pe­la­das y sin se­mi­llas 250 g de azú­car in­te­gral de ca­ña 10 vai­nas en­te­ras de car­da­mo­mo ver­de ¼ l de agua

Pa­ra la sal­sa de man­go

2 man­gos ma­du­ros 3 cu­cha­ra­das del si­ro­pe re­ser­va­do (ver pre­pa­ra­ción)

2 cu­cha­ra­das de ju­go de li­món

Pri­me­ro ma­cha­ca­mos las vai­nas de car­da­mo­mo. Las po­ne­mos en una ca­zue­la al fue­go, jun­to con el azú­car y el agua. Se de­ja her­vir 10 mi­nu­tos. Lue­go se co­lo­can las pe­ras so­bre el si­ro­pe que se ha­brá for­ma­do y se de­ja unos 15 mi­nu­tos a fue­go me­dio. Se de­jan en­friar an­tes de me­ter­las en el fri­go­rí­fi­co. Re­ser­va­mos 3 cu­cha­ra­das de si­ro­pe pa­ra ela­bo­rar la sa­ñl­sa de man­go.

Pa­ra la sal­sa mez­cla­mos en una ba­ti­do­ra la pul­pa de los dos man­gos, el si­ro­pe y el ju­go de li­món, has­ta que que­de ho­mo­gé­nea. Se sir­ve ba­ñan­do las pe­ras con una o dos cu­cha­ra­das de la sal­sa de man­go. Pa­ra 6 per­so­nas.

PA­PA­YA RE­LLE­NA CON HE­LA­DO DE GUA­YA­BA

3 pa­pa­yas par­ti­das sin se­mi­llas

Pa­ra el he­la­do de gua­ya­ba

150 g de azú­car in­te­gral de ca­ña 4 gua­ya­bas (unos 500 g en to­tal) 250 g de cre­ma de le­che 4 cu­cha­ra­das de zu­mo de li­món ¼ l de agua

Se pre­pa­ra un si­ro­pe po­nien­do el azú­car en el agua du­ran­te 5 mi­nu­tos y se de­ja en­friar. Pe­la­mos y par­ti­mos las gua­ya­bas a tro­zos, de­ján­do­las en maceración con el si­ro­pe. Al ca­bo de 10 mi­nu­tos lo guar­da­mos en el fri­go­rí­fi­co.

Des­pués se sa­ca del fri­go­rí­fi­co y se va aña­dien­do a la cre­ma de le­che, pa­sán­do­lo por un ce­da­zo pa­ra eli­mi­nar el ex­ce­so de li­qui­do. Pa­ra 6 per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.