Pa­ra que no se es­cu­rran en la cocina

Integral - - Higiene Vital -

Las vi­ta­mi­nas se di­vi­den en dos gru­pos: ( vi­ta­mi­nas A, D, E y K): se re­tie­nen en el hí­ga­do y en los te­ji­dos adi­po­sos. No ha­ce fal­ta in­ge­rir­las dia­ria­men­te y son más es­ta­bles en la coc­ción. C, B1, B2, B6, B12, biotina, niacina, áci­do pantoténico y áci­do fólico): que se di­suel­ven en agua por lo que no se con­ser­van en el cuer­po mu­cho tiem­po y es ne­ce­sa­rio un con­su­mo dia­rio. Se pier­den fá­cil­men­te al co­ci­nar es­tan­do en con­tac­to con el ai­re y el agua o so­me­ti­das a tem­pe­ra­tu­ras ele­va­das.

Li­po­so­lu­bles Hi­dro­so­lu­bles (

Se pue­den to­mar una se­rie de pre­cau­cio­nes pa­ra que la pér­di­da sea mí­ni­ma: La vi­ta­mi­na C de las ver­du­ras y hor­ta­li­zas ver­des dis­mi­nu­ye drás­ti­ca­men­te con el tiem­po, tan­to si se de­jan en la des­pen­sa co­mo en la ne­ve­ra. Cuan­do las es­pi­na­cas, la lechuga, las ju­días ver­des y los gui­san­tes per­ma­ne­cen más de un día en el fri­go­rí­fi­co pier­den un 40% del con­te­ni­do en vi­ta­mi­na C, y dos días des­pués la pér­di­da lle­ga has­ta el 80%. Por otra par­te, hay que pro­te­ger los ali­men­tos de la luz. La vi­ta­mi­na

Al guar­dar:

E de los acei­tes ve­ge­ta­les es es­pe­cial­men­te sen­si­ble a la luz.

Al pe­lar:

En la piel o ba­jo ella hay por tér­mino ge­ne­ral un 10% más de vi­ta­mi­nas q e en el res­to de la fru­ta u hor­ta­li­za. Siem­pre que sea po­si­ble hay que de­jar la piel de la fru­ta, los to­ma­tes y las pa­ta­tas que se va­yan a her­vir.

Al la­var:

Las fru­tas y las hor­ta­li­zas de­ben la­var­se con ra­pi­dez y sin cor­tar­las pa­ra que las vi­ta­mi­nas no se di­suel­van en el agua. Las hor­ta­li­zas pier­den en­tre un 20 y un 30% de vi­ta­mi­na C y B por ca­da cuar­to de ho­ra en re­mo­jo.

Al cor­tar:

Cuan­to más pe­que­ñas se cor­ten las fru­tas y las hor­ta­li­zas ma­yor can­ti­dad de vi­ta­mi­na C se pier­de de­bi­do a que hay más su­per­fi­cie en con­tac­to con el oxí­geno del ai­re. Si los ali­men­tos re­cién pre­pa­ra­dos se rie­gan con unas go­tas de zu­mo de li­món o vi­na­gre se con­si­gue re­tra­sar con­si­de­ra­ble­men­te la de­gra­da­ción.

Al co­ci­nar:

Du­ran­te el her­vi­do el con­te­ni­do de vi­ta­mi­na C en las hor­ta­li­zas se re­du­ce a la mi­tad. Las pér­di­das son inevi­ta­bles pe­ro se re­du­cen en una ter­ce­ra par­te si se cocina al va­por o al ba­ño María. La vi­ta­mi­na C, la tia­mi­na y el áci­do fólico son las vi­ta­mi­nas me­nos re­sis­ten­tes a la coc­ción: se pier­de en­tre un 40 y un 80%. Es pre­fe­ri­ble re­ca­len­tar las co­mi­das a man­te­ner­las con fue­go len­to du­ran­te mu­cho tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.