In­vi­ta­ción a cam­biar

Integral - - Editorial - JAUME ROS­SE­LLÓ DI­REC­TOR DE IN­TE­GRAL

Se des­cu­bren nue­vos sis­te­mas so­la­res, pe­ro los ta­xis­tas y los po­lí­ti­cos no sa­ben có­mo abor­dar los gran­des cam­bios que la tecnología de in­ter­net y la te­le­fo­nía mó­vil po­nen al al­can­ce de to­dos. Nos di­cen que el uni­ver­so nos es­pe­ra cuan­do apren­da­mos a via­jar a la ve­lo­ci­dad de la luz, pe­ro no se ha­ce de­ma­sia­do ca­so a los efec­tos de las an­te­nas te­le­fó­ni­cas. Y mien­tras los cien­ti­fi­cis­tas re­pi­ten una y otra vez su fra­se pre­fe­ri­da («No es­tá de­mos­tra­do, y no es­tá su­fi­cien­te­men­te es­tu­dia­do») las abe­jas an­dan ma­rea­das y en pe­li­gro de ex­tin­ción.

En el si­lo del Po­lo Nor­te, el « Ar­ca de Noé» don­de se guar­dan cien­tos de mi­llo­nes de se­mi­llas de to­do el pla­ne­ta, Han te­ni­do que en­tre­gar se­mi­llas a Si­ria pa­ra que no se pier­dan co­se­chas y va­rie­da­des. Es una bue­na no­ti­cia, aun­que sea con el fon­do trá­gi­co de la gue­rra, por­que de­mues­tra que es­ta «bó­ve­da del fin del mun­do» es un re­cur­so muy ne­ce­sa­rio.

Mien­tras, en es­ta par­te de Eu­ro­pa, en el país del sol por ex­ce­len­cia, ca­si no hay co­ches eléc­tri­cos y, me­nos aún, so­la­res. Ha­ce unas se­ma­nas, Green­pe­ce des­ple­gó una pan­car­ta en un con­gre­so mun­dial de te­le­fo­nía, mien­tras allí, y en las fá­bri­cas de au­to­mó­vi­les, mi­les de per­so­nas an­dan pen­san­do en có­mo apli­car nue­vos mo­de­los de ne­go­cio pa­ra que las em­pre­sas pue­dan se­guir con mo­de­los de pro­duc­ción y be­ne­fi­cios ya caducados. To­da­vía no com­pren­den –o no acep­tan– el al­can­ce de los cam­bios. Por eso pa­re­ce tan im­por­tan­te la in­vi­ta­ción que ha­ce­mos en la re­vis­ta a in­tro­du­cir cam­bios en el es­ti­lo de vida.

Char­les Cha­plin nos re­cor­da­ba que « Só­lo hay al­go tan inevi­ta­ble co­mo la muer­te. La vida » , y el bien mo­rir de­be­ría ser re­sul­ta­do de un ‘ bien vi­vir’. En es­te nú­me­ro se­gui­mos la ac­ti­vi­dad que el mé­di­co Joan Car­les Tra­lle­ro lle­va a ca­bo des­de Pa­lia­cli­nic, pa­ra que po­da­mos me­jo­rar es­te asun­to de mo­rir­nos, y de ayu­dar a mo­rir.

Nos ocu­pa­mos de nue­vo de la sa­lud de la ca­sa, de los ani­ma­les sal­va­jes, y de la sa­bi­du­ría de los cuen­tos des­de di­ver­sos pun­tos de vis­ta. Y so­bre ali­men­ta­ción y sa­lud nos fi­ja­mos, en­tre otros te­mas, en la im­por­tan­cia del co­lon, los cui­da­dos pa­ra la pér­di­da de ca­be­llo y la cal­vi­cie y la for­ma de or­ga­ni­zar el pro­pio bo­ti­quín na­tu­ris­ta. Re­su­mi­mos tam­bién unos cuan­tos ali­men­tos bá­si­cos an­ti cán­cer, y su­ge­ri­mos unas de­li­cio­sas li­mo­na­das con frutas, se­mi­llas de chía o el vi­na­gre de man­za­na.

Tam­bién ex­pli­ca­mos un po­co más en qué con­sis­ten los li­po­so­mas, que en es­tos mo­men­tos es­tán ca­da vez más pre­sen­tes tan­to en cos­mé­ti­ca, co­mo en al­gu­nos fár­ma­cos e in­clu­so en pre­pa­ra­dos na­tu­ra­les pa­ra la sa­lud.

Tam­bién con­ta­mos con un nue­vo co­la­bo­ra­dor, Àlex Cos­ta, que es­te mes de­bu­ta con una pos­tu­ra de des­can­so, y ca­da mes nos in­vi­ta­rá a prac­ti­car bien el yo­ga. Es­pe­ra­mos que os gus­te el con­jun­to. ¡Sa­lud!

Fo­to por­ta­da: Shutterstock / archivo PT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.