Un ejem­plo de co­mu­ni­ca­ción en­tre mis­mas es­pe­cies por el olor

Integral - - Medio Ambiente - PE­TER WOH­LLE­BEN, La vi­da se­cre­ta de los ár­bo­les

“Cua­tro dé­ca­das atrás, los cien­tí­fi­cos no­ta­ron al­go en la sa­ba­na afri­ca­na. Las ji­ra­fas se es­ta­ban ali­men­tan­do de es­pi­nas de las co­pas de las aca­cias. Y eso a los ár­bo­les no les gus­ta­ba un pe­lo. Unos po­cos mi­nu­tos fue­ron ne­ce­sa­rios para que las aca­cias em­pe­za­ran a se­gre­gar subs­tan­cias tó­xi­cas en sus ho­jas para li­brar­se de los gran­des her­bí­vo­ros. Las ji­ra­fas cap­ta­ron el men­sa­je y se tras­la­da­ron a otros ár­bo­les ve­ci­nos. Pe­ro, ¿se tras­la­da­ron a ár­bo­les cer­ca­nos? No, fue­ron más le­jos, de­jan­do atrás unos cuan­tos ár­bo­les y reanu­da­ron su ali­men­ta­ción cuan­do ha­bían pa­sa­do 90 me­tros. (…) Las aca­cias que es­ta­ban sien­do de­vo­ra­das emi­tie­ron un gas de ad­ver­ten­cia (con­cre­ta­men­te, eti­leno) que avi­sa­ba a los ár­bo­les de su mis­ma es­pe­cie qué es­ta­ba pa­san­do. In­me­dia­ta­men­te, to­dos los ár­bo­les alar­ma­dos se­gre­ga­ron to­xi­nas en sus ho­jas para de­fen­der­se. Las ji­ra­fas se die­ron cuen­ta del com­plot y aban­do­na­ron la zo­na, te­nien­do que ir­se mu­cho más le­jos.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.