Re­la­ción en­tre as­ma y psi­que

Integral - - Salud Natural -

Du­ran­te lar­go tiem­po se dis­cu­tió so­bre la po­si­ble etio­lo­gía psi­co­so­má­ti­ca de las aler­gias. Un he­cho hi­zo que es­ta du­da se di­si­pa­ra bas­tan­te: en­tre un 20-50% de los as­má­ti­cos tie­nen una cri­sis si in­ha­lan un pla­ce­bo. Lo más in­tere­san­te es que es­tas reac­cio­nes no es­tán pro­du­ci­das por la li­be­ra­ción de his­ta­mi­na, sino por la ac­ción de las emo­cio­nes so­bre la vía va­gal efe­ren­te del sis­te­ma ner­vio­so pa­ra­sim­pá­ti­co. El sis­te­ma res­pi­ra­to­rio del as­má­ti­co es un ór­gano lá­bil en don­de se ma­ni­fies­ta un con­flic­to. Por lo ge­ne­ral se tra­ta de per­so­nas que han te­ni­do una ma­dre so­bre­pro­tec­to­ra, la cual ya a su vez presenta al­gún pro­ble­ma alér­gi­co. Es­to ha­ce del as­má­ti­co una per­so­na con bas­tan­tes mie­dos y, con fre­cuen­cia, ten­den­cias ca­tas­tro­fis­tas. Su ca­pa­ci­dad de au­to­su­ges­tión es enor­me: pue­de pro­vo­car una cri­sis en cual­quier mo­men­to o so­lu­cio­nar­la. Con fre­cuen­cia, sus pe­rio­dos de sa­lud o en­fer­me­dad de­pen­den de la si­tua­ción per­so­nal que es­té vi­vien­do con la fa­mi­lia, tra­ba­jo, ami­gos... Una gran ayu­da pa­ra es­tos pa­cien­tes con­sis­te en ana­li­zar los mo­men­tos de las cri­sis, pa­ra que to­men con­cien­cia de los fe­nó­me­nos que se pro­du­cen y, por lo tan­to, sean cons­cien­tes de la for­ma de reac­ción que se tie­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.