El con­ten­to

Integral - - Pionerosnaturistas - Jid­du Krish­na­mur­ti

Era un be­llo atar­de­cer. El sol se po­nía tras enor­mes nu­bes ne­gras, con­tra las que re­sal­ta­ba un gru­po de al­tas y es­bel­tas pal­me­ras. El río se ha­bía vuel­to do­ra­do y las dis­tan­tes co­li­nas bri­lla­ban con el sol po­nien­te. Se oía tro­nar, pe­ro ha­cia las mon­ta­ñas el cie­lo es­ta­ba cla­ro y azul. El ga­na­do vol­vía de pas­tar, y un mu­cha­chi­to lo con­du­cía a la ca­sa. No po­dría ha­ber te­ni­do más de diez o do­ce años, y aun­que se ha­bía pa­sa­do to­do el día a so­las, vol­vía can­tan­do y, de vez en cuan­do, gri­ta­ba a los ani­ma­les que se sa­lían de la ma­na­da o que se re­za­ga­ban. Son­reía y su os­cu­ro ros­tro se ilu­mi­na­ba. De­te­nién­do­se por cu­rio­si­dad, y con es­qui­vo an­he­lo, em­pe­zó a hacer pre­gun­tas. Era un ni­ño al­deano y no iba a la es­cue­la: nun­ca sa­bría leer ni es­cri­bir, pe­ro ya sa­bía lo que era es­tar a so­las con­si­go mis­mo. No sa­bía que es­ta­ba so­lo; pro­ba­ble­men­te nun­ca se le ocu­rrió pen­sar­lo, ni es­ta­ba de­pri­mi­do por ello. Sim­ple­men­te es­ta­ba so­lo y con­ten­to. Es­tar con­ten­to de al­go es es­tar des­con­ten­to. Bus­car la ale­gría por me­dio de la re­la­ción es ha­llar­se en el te­mor. la ale­gría que de­pen­de de la re­la­ción no es más que sa­tis­fac­ción. La ale­gría es un es­ta­do de no de­pen­den­cia. La de­pen­den­cia siem­pre trae conflicto y opo­si­ción. Tie­ne que ha­ber li­ber­tad pa­ra es­tar con­ten­to. La li­ber­tad es­tá y siem­pre tie­ne que es­tar en el prin­ci­pio; no es un fin, una me­ta que ha­ya que al­can­zar­se. Nun­ca uno pue­de ser li­bre en el fu­tu­ro. La li­ber­tad fu­tu­ra no tie­ne reali­dad, no es más que una idea. La reali­dad es lo que es; y el dar­se cuen­ta pa­si­vo de lo que es, es el con­ten­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.