FE­ME­NI­NOS AÑOS 50

Es­te pro­yec­to es el re­sul­ta­do de la trans­for­ma­ción in­te­gral de un an­ti­guo pi­so en pleno ba­rrio de Sa­la­man­ca. Un tra­ba­jo que fir­ma el in­terio­ris­ta Víctor Zo­ri­ta y el es­tu­dio Backs­teen

Interiores Ideas y Tendencias - - SUMARIO - Fo­tos Lu­pe Cle­men­te Es­ti­lis­mo Cris­ti­na Rodríguez Goi­tia Tex­to Car­lo­ta Iran­zo

Una re­for­ma sen­sa­cio­nal, de la mano del in­terio­ris­ta Víctor Zu­ri­ta

Es­ta vi­vien­da es el re­sul­ta­do del tra­ba­jo, el cri­te­rio es­truc­tu­ral y la ca­pa­ci­dad de em­be­lle­cer el es­pa­cio del in­terio­ris­ta Víctor Zo­ri­ta y el es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra e in­terio­ris­mo Backs­teen, res­pon­sa­ble de la eje­cu­ción de la obra de reha­bi­li­ta­ción y del pro­yec­to de es­ta vi­vien­da. Pa­ra con­se­guir­lo, se de­rri­ba­ron prác­ti­ca­men­te to­dos los ta­bi­ques: que­rían lo­grar dor­mi­to­rios más am­plios y una me­jor co­mu­ni­ca­ción en­tre co­ci­na, co­me­dor y sa­lón, di­vi­dien­do la ca­sa per­fec­ta­men­te en dos áreas, una pú­bli­ca y otra más pri­va­da. “Su pro­pie­ta­ria que­ría un di­se­ño es­pa­cial en torno al ac­to de re­ci­bir. Le en­can­ta in­vi­tar ami­gos y fa­mi­lia­res y ce­le­brar reunio­nes en ca­sa, por lo que crea­mos un am­bien­te co­mu­ni­ca­do en­tre co­ci­na, co­me­dor y sa­lón; siem­pre bus­can­do la ele­gan­cia y, có­mo no, un to­que muy fe­me­nino”, ase­gu­ra Víctor Zo­ri­ta, in­terio­ris­ta. Es­to hi­zo que los tres am­bien­tes tu­vie­ran una de­co­ra­ción muy equi­li­bra­da y en con­so­nan­cia, ya que se con­vir­tie­ron en zo­nas ane­xio­na­das y de trán­si­to muy cer­ca­nas. La co­ci­na se con­vir­tió en un es­pa­cio có­mo­do y fun­cio­nal, de­co­ra­do en

co­lo­res cla­ros, com­bi­nan­do ma­te­ria­les en to­nos sua­ves con el fin de lo­grar am­pliar la lu­mi­no­si­dad y la su­per­fi­cie mé­tri­ca a ni­vel vi­sual; por otro la­do, pa­ra mi­ni­mi­zar la sen­sa­ción de es­tre­chez se pin­ta­ron las pa­re­des la­te­ra­les en blan­co y pa­ra acor­tar vi­sual­men­te el es­pa­cio se uti­li­zó ma­de­ra en los mue­bles de la pa­red del fon­do. La no­ta cro­má­ti­ca la apor­ta una es­cul­tu­ra en tono co­ral que se con­vier­te in­dis­cu­ti­ble­men­te en el fo­co de aten­ción. Por su par­te, el co­me­dor se eri­ge en el pro­ta­go­nis­ta ab­so­lu­to de la vi­vien­da: se han de­co­ran­do las pa­re­des con mol­du­ras pin­ta­das en un ver­de in­ten­so y se han de­can­ta­do por un pro­yec­to lumínico que pue­de adap­tar­se a las ne­ce­si­da­des de ca­da mo­men­to del día. A su la­do, el sa­lón, un es­pa­cio am­plio y có­mo­do, una vez más pen­sa­do pa­ra dis­fru­tar en com­pa­ñía. Si en la zo­na de día, Víctor Zo­ri­ta se ha de­can­ta­do por los to­ques de co­lor, en la de no­che, ha apos­ta­do por los to­nos pas­tel, se­re­nos, sua­ves y lu­mi­no­sos, “ya que su pro­pie­ta­ria desea­ba un es­pa­cio pa­ra re­la­jar­se”, ase­gu­ra. Re­to con­se­gui­do: es­te es hoy un ho­gar con un mar­ca­do, acer­ta­do y ac­tual acen­to fe­me­nino es­ti­loa­ños­cin­cuen­ta,un­ho­ga­ral­quea­pe­te­ce­ser in­vi­ta­do.•

Sa­lón. Bu­ta­cas Lady, de Mar­co Za­nu­so, ta­pi­za­das con la te­la Cas­per, de Güell La­ma­drid. Al­fom­bra, de Ki­lom­bo Rugs. Me­sas de cen­tro, de Bor­gia Con­ti.

Hall. Pa­pel pin­ta­do de Bar­bey Ga­tes. Es­pe­jo años se­sen­ta, de he­ren­cia fa­mi­liar. Ja­rrón de Za­ra Ho­me; pie­zas decris­tal de An­mo­der.

Rincón de dor­mi­to­rio. Lám­pa­ra de pie ychai­se lon­gue de IKEA. Plaid de Za­ra Ho­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.