LA EN­TRE­VIS­TA

EL DI­SE­ÑA­DOR HO­LAN­DÉS PLAS­MA SUS EMO­CIO­NES Y VI­VEN­CIAS EN LA CO­LEC­CIÓN QUE HA CREA­DO PA­RA RO­CHE BO­BOIS. ¿EL RE­SUL­TA­DO? PIE­ZAS BRI­LLAN­TES QUE TE HA­RÁN VIA­JAR EN EL TIEM­PO Y A LAS QUE AMARÁS PER­DI­DA­MEN­TE

Interiores Ideas y Tendencias - - SUMARIO - Rea­li­za­ción Ga­la Duar­te

Mar­cel Wan­ders, el ex­plo­ra­dor

Nos reuni­mos en Pa­rís con Mar­cel Wan­ders y el di­rec­tor crea­ti­vo de su mar­ca, Gabriel Chia­ve, pa­ra que nos ha­blen de sus más re­cien­tes crea­cio­nes. “Ecléc­ti­ca, ro­mán­ti­ca y sin­gu­lar”, así, ca­si al uní­sono de­fi­nen Glo­be Trot­ter, su nue­va co­lec­ción pa­ra Ro­che Bo­bois. Wan­ders, el pres­ti­gio­so di­se­ña­dor y di­rec­tor crea­ti­vo de Moooi abre pa­so con es­ta mag­ní­fi­ca lí­nea a un mun­do ima­gi­na­rio ins­pi­ra­do en gran­des aven­tu­re­ros, exploradores in­tré­pi­dos, le­yen­das y cul­tu­ras que se des­cu­bren en las ex­pe­di­cio­nes más fan­tás­ti­cas. La co­lec­ción es de lo más com­ple­ta y cuen­ta con si­llas, al­fom­bras, me­sas, lám­pa­ras, so­fás... To­do lo que pue­da ne­ce­si­tar una ca­sa. Ins­pi­ra­do en via­jes y mu­cho apren­di­za­je a lo lar­go del tiem­po, la co­lec­ción ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se. Tu nue­va se­rie pa­ra Ro­che Bo­bois, Glo­be Trot­ter, se ins­pi­ra en el mun­do de aven­tu­re­ros y exploradores. ¿Qué te con­si­de­ras tú: un aven­tu­re­ro o un ex­plo­ra­dor? Ga­brie­le Chia­ve: Yo soy un ex­plo­ra­dor. Via­jar for­ma par­te de mi vida y no soy de los que pien­sa que via­jan­do se re­ci­ben in­puts cons­tan­te­men­te, sino que son ex­pe­rien­cias que se en­ri­que­cen con el tiem­po. Mar­cel Wan­ders: Yo tam­bién soy un ex­plo­ra­dor. Soy muy cu­rio­so, ¡in­clu­so de­ma­sia­do! No pue­do de­cir que sea un aven­tu­re­ro, aun­que que­da­ría muy bien en la en­tre­vis­ta... En reali­dad, soy am­bas co­sas. ¿Có­mo na­ce la co­la­bo­ra­ción con Ro­che Bo­bois? ¿Qué va­lo­res com- par­te Mar­cel Wan­ders, la mar­ca? M.W.: Al­go que me gus­tó de Ro­che Bo­bois es que no me pi­die­ron ha­cer una si­lla o una me­sa. ¡Me pi­die­ron un mun­do en­te­ro! Así que ne­ce­si­té mu­chas ideas pa­ra lle­var­lo a ca­bo. Ro­che Bo­bois es una com­pa­ñía ecléc­ti­ca, in­ter­na­cio­nal­men­te co­no­ci­da y una mar­ca a la que le gus­tan los contrastes, los co­lo­res... a di­fe­ren­cia de lo que ve­mos en otras em­pre­sas igual de so­fis­ti­ca­das. Ade­más, tie­ne un di­se­ño de al­ta ca­li­dad, así que más que va­lo­res, es una com­pa­ñía muy vá­li­da y de muy buen di­se­ño. G.C.: Glo­be Trot­ter na­ció de va­rias len­guas, cul­tu­ras y sím­bo­los. Ro­che Bo­bois se enamo­ró del to­do del pro­yec­to en cuan­to lo vio. Es tam­bién un mun­do de fan­ta­sía, de es­pa­cio, de un viaje en el tiem­po... Eso sí, ade­más de ima­gi­na­rio, es­tá ba­sa­do en me­tá­fo­ras reales. Nues­tra co­la­bo­ra­ción em­pe­zó ha­ce un año y me­dio, y du­ran­te to­do el pro­ce­so, el pro­yec­to ha sa­li­do a la luz de una for­ma muy na­tu­ral. Te he­mos oí­do de­cir en al­gu­na oca­sión que el fu­tu­ro del di­se­ño pa­sa­rá a ser ‘la crea­ción de ob­je­tos más sig­ni­fi­ca­ti­vos’. ¿Qué ti­po de ob­je­tos y có­mo ha­cer­los? M.W.: Si lo que pre­ten­de­mos es crear ob­je­tos más sos­te­ni­bles -en un sen­ti­do de durabilidad-, ten­dre­mos que en­con­trar la fór­mu­la pa­ra que se que­den con no­so­tros en el tiem­po. Es de­cir, que la re­la­ción que ten­ga­mos con ellos sea más sig­ni­fi­ca­ti­va. Si las co­sas tie­nen más sen­ti­do pa­ra uno mis­mo, más sig­ni­fi­ca­do, per­du­ra­rán más en el tiem­po: la gen­te siem­pre ten­drá co­sas que ama. Por lo tan­to, si con­se­gui­mos crear ob­je­tos que a la gen­te le gus­ten de ver­dad, ga­na­re­mos mu­cho en tér­mi­nos de sos­te­ni­bi­li­dad, por­que los cui­da­rán, los pro­te­ge­rán y se en­car­ga­rán de que al­guien de su pos­te­rior ge­ne­ra­ción lo pro­te­ja igual de bien.

“GA­NA­RE­MOS MU­CHO EN TÉR­MI­NOS DE SOS­TE­NI­BI­LI­DAD SI CON­SE­GUI­MOS HA­CER OB­JE­TOS QUE GUS­TEN DE VER­DAD, YA QUE SE CUI­DA­RÁN MÁS”

Un lu­gar má­gi­co. Ima­gen del icó­ni­co Cir­que d’Hi­ver de Pa­rís, don­de Ro­che Bo­bois pre­sen­tó la co­lec­ción Glo­be Trot­ter por pri­me­ra vez. Tam­bién de­be ha­ber cier­to gra­do de ‘con­cien­cia sos­te­ni­ble’ en las per­so­nas, ¿no crees? M.W.: El amor no na­ce de la ig­no­ran­cia... Tu tra­ba­jo va más allá de lo fun­cio­nal pa­ra aden­trar­se en el mun­do de fan­ta­sía. Al­go muy va­lien­te/atre­vi­do ac­tual­men­te... M.W.: To­do lo que es fun­cio­nal es muy im­por­tan­te pa­ra las co­sas que que­re­mos, y tam­bién pa­ra las que odia­mos. Pon­ga­mos un ejem­plo: tie­nes una fre­go­na, y la odias co­mo tal, pe­ro más va­le que sea fun­cio­nal por­que si no vas a te­ner que lim­piar tú el sue­lo, ¿ver­dad? Te en­can­tan tus za­pa­tos de ta­cón ¿son fun­cio­na­les? Sí. Pe­ro tam­bién amas a tu ga­to, que no es fun­cio­nal. Lo que ha­ce­mos no­so­tros en Mar­cel Wan­ders son co­sas que la gen­te ama y pun­to. Di­ga­mos que la fun­cio­na­li­dad en sí es muy re­le­van­te, pe­ro pa­ra co­sas muy irre­le­van­tes. De he­cho, la fun­cio­na­li­dad co­mo tal so­la­men­te es im­por­tan­te a ni­vel téc­ni­co. En reali­dad -ba­ja la voz y nos pi­de que sea un se­cre­to- so­mos in­ge­nie­ros tam­bién. Eso sí, si no aña­di­mos un to­que emo­cio­nal al pro­duc­to, na­die lo ama­rá. G.C.: La fun­cio­na­li­dad no es la ra­zón por la que ha­ce­mos nues­tro tra­ba­jo. Es sim­ple­men­te una par­te de nues­tro tra­ba­jo. Es co­mo los ob­je­tos que guar­da­mos de nues­tros abue­los, amu­le­tos o re­ga­los. No son fun­cio­na­les, pe­ro los que­re­mos. Si no aña­di­mos emo­ción, no sir­ve de na­da que al­go sea fun­cio­nal. Ima­gí­na­te una si­lla: es fun­cio­nal, sin du­da, pe­ro, si no tie­ne al­go que te gus­ta, no la que­rrás. ¿Os con­si­de­ráis a vo­so­tros mis­mos unos ‘glo­be trot­ters’? M.W.: ¿Sa­bes que hay gen­te que na­ce en su cuer­po, lo acep­tan co­mo tal y lo sien­ten tam­bién co­mo tal? Pues yo me sien­to un ho­lan­dés en el cuer­po de un ita­liano (ríe). G.C.: Yo me sien­to un po­co ams­ter­da­mer.•

“LA FUN­CIO­NA­LI­DAD SO­LO ES IM­POR­TAN­TE A NI­VEL TÉC­NI­CO, SI NO AÑA­DI­MOS UN TO­QUE EMO­CIO­NAL AL PRO­DUC­TO, NA­DIE LO AMA­RÁ”

Una di­ver­ti­da ima­gen de Mar­cel Wan­ders,su di­rec­tor crea­ti­vo, Ga­brie­le Chia­ve, y Ni­co­las Ro­che, di­rec­tor de Co­lec­cio­nesde Ro­che Bo­bois.

ChessMe­sa au­xi­liar de fi­bra de vi­drioy re­si­na de po­liés­ter la­ca­do.

Ope­ret­te Si­lla de ro­ble y ta­pi­za­do en te­ji­dos Mar­cel Wan­ders pa­ra Ro­che Bo­bois.

Do­jo. Li­bre­ría de una o dos ca­ras, con 4 pa­ne­les mó­vi­les en MDG yes­pe­jo de bron­ce ahu­ma­do.

Con 4 puer­tas de MDF y la­ca­do bri­llan­te en el ex­te­rior. En su in­te­rior, mo­ti­vos ilus­tra­dos ex­clu­si­voy una vi­tri­na ilu­mi­na­da.Wonder Ala­ce­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.