La feria Swab si­túa Bar­ce­lo­na en el cen­tro del ar­te emer­gen­te

La Vanguardia (1ª edición) - - CULTURA - TEO CA­MINO Bar­ce­lo­na

Qui­nien­tas obras, 150 ar­tis­tas na­ci­dos a par­tir de 1970 y 53 ga­le­rías de 19 paí­ses se dan ci­ta en la feria in­ter­na­cio­nal de ar­te con­tem­po­rá­neo Swab 2013, que arran­có ayer con el ob­je­ti­vo de dar una ma­yor vi­si­bi­li­dad al ar­te emer­gen­te y acer­car­lo a los ciu­da­da­nos. La pa­la­bra Swab –que pro­vie­ne del tér­mino in­glés swap, in­ter­cam­bio–, ha­ce jus­ti­cia a lo que se po­drá ver has­ta el domingo en la vuel­ta de la feria al Pa­be­llón Ita­lia de la Fi­ra de Bar­ce­lo­na. Es- ta sex­ta edición per­sis­te en su idea de con­ver­tir­se en “una opor­tu­ni­dad úni­ca pa­ra des­cu­brir pie­zas de ar­tis­tas jó­ve­nes que nun­ca se han vis­to en Eu­ro­pa, y tam­bién pa­ra crear fu­tu­ros com­pra­do­res”, ex­pli­ca Joaquín Díez-Cas­cón, di­rec­tor de la feria.

La par­ti­ci­pa­ción de las ga­le­rías bar­ce­lo­ne­sas (13) es ma­yor que en años an­te­rio­res, y aun­que paí­ses co­mo Si­ria o Egipto son ba­ja por ra­zo­nes ob­vias, la va­rie­dad de ga­le­rías in­ter­na­cio­na­les –Chi­na, Ar­gen­ti­na, Su­dá­fri­ca, o ga­le­rías del Líbano e Is­rael, que vie­nen por pri­me­ra vez–, ga­ran­ti­za un enor­me in­ter­cam­bio de culturas y de for­mas de en­ten­der el ar­te. Las obras os­ci­lan en­tre los 100 eu­ros que cues­ta una fo­to­gra­fía de Bo­ris Hop­pek, y los 25.000 eu­ros de la ins­ta­la­ción The wind is co­lor­blind de Blue&Joy.

Tra­ba­jos in­no­va­do­res y trans­gre­so­res que van des­de el ar­te pop has­ta el hi­per­rea­lis­mo, y que en oca­sio­nes, mez­clan for­ma­tos. Es el ca­so del co­lec­ti­vo chino Is­land 6. Des­cu­bier­to por tres jó­ve­nes es­pa­ño­les que mon­ta­ron el 2009 su pro­pia ga­le­ría, Pan­to­cra­tor, en Ber­lín, las cho­can­tes y be­llas obras de Is­land6 mez­clan las téc­ni­cas tra­di­cio­na­les chi­nas –pa­pel de arroz, tra­zos fi­nos y delicados–, con las úl­ti­mas tec­no­lo­gías, co­mo el vi­deoar­te me­dian­te leds in­cor­po­ra­dos en sus cua­dros.

Las dos nue­vas pro­pues­tas ar­tís­ti­cas re­fle­jan el em­pe­ño de la feria por ha­cer ac­ce­si­ble el ar­te a to­dos los bar­ce­lo­ne­ses: Swab City, una se­rie de es­cul­tu­ras co­lo­ca- das en cen­tros cí­vi­cos del Ei­xam­ple, una ini­cia­ti­va que se­gún Díez-Cas­cón, “el año pró­xi­mo nos gus­ta­ría tras­la­dar al con­jun­to de la ciu­dad”. Y Swab Ur­ban, una in­ter­ven­ción en los mu­ros del Jar­dí de les Tres Xe­me­nèies por par­te de diez ar­tis­tas ur­ba­nos. Es­ta pro­pues­ta mar­có el pa­sa­do vier­nes el ini­cio de los even­tos pa­ra­le­los a la feria, y du­ran­te to­do el día se pu­do ver a los gra­fi­te­ros pin­tan­do. “Lo real­men­te in­tere­san­te es que gen­te que ja­más ha en­tra­do en una ga­le­ría pue­de con­tem­plar es­tas obras y con­ver­sar con sus au­to­res”, ex­pli­ca San­dro Be­ri­ni, uno de los mu­ra­lis­tas.

Swab tam­bién in­tro­du­ce dos nue­vos ga­lar­do­nes/pa­tro­ci­na­do­res: el pre­mio Volks­wa­gen de Fo­to­gra­fía –la obra ga­na­do­ra se­rá cedida a la Fun­da­ció Mac­ba–, y el pre­mio Idea Art de Mar­set. Aun­que Swab cuen­ta con el apo­yo del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na y de la Ge­ne­ra­li­tat, la ayu­da del Ministerio de Cul­tu­ra ha des­apa­re­ci­do, y el pre­su­pues­to se ha vis­to re­du­ci­do en un 30%. Pe­se a to­do, di­bu­jo, pin­tu­ra, fo­to­gra­fía y es­cul­tu­ra son los pro­ta­go­nis­tas.

MARC ARIAS

La feria Swab Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.