Trump rec­ti­fi­ca de nue­vo y “hon­ra” la po­lí­ti­ca de “una so­la Chi­na”

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIONAL - JOR­DI BARBETA Was­hing­ton. Co­rres­pon­sal

“ZBIGNIEW BRZEZINSKI

ase­sor del pre­si­den­te Car­ter ¿Tie­ne Es­ta­dos Uni­dos una po­lí­ti­ca ex­te­rior aho­ra mis­mo?”

El pre­si­den­te de EE.UU. acep­ta las exi­gen­cias de Xi Jin­ping pa­ra re­ba­jar la ten­sión Si fue­ra ver­dad que rec­ti­fi­car es de sa­bios, Do­nald Trump se­ría can­di­da­to al pre­mio Nobel, por­que des­de que ga­nó las elec­cio­nes en no­viem­bre no ha de­ja­do de rec­ti­fi­car sus po­si­cio­nes, so­bre todo en re­la­ción con su po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal. En los pri­me­ros días co­mo pre­si­den­te elec­to ha­bló por te­lé­fono con Tsai Ing­wen, la pre­si­den­ta de Tai­wán, y anun­ció que la po­lí­ti­ca de “una so­la Chi­na” no for­ma­ba par­te de su agen­da. La ini­cia­ti­va rom­pía una tra­di­ción de dé­ca­das y pro­vo­có ten­sión en­tre am­bos paí­ses y el pá­ni­co en los in­ver­so­res. Ayer el pre­si­den­te se tra­gó aque­llas palabras. Tu­vo una lar­ga con­ver­sa­ción con el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca Po­pu­lar Chi­na, Xi Jin­ping, y le ga­ran­ti­zó que la po­lí­ti­ca de “una so­la Chi­na” no va a cam­biar. Es de­cir, que EE.UU. se­gui­rá sin re­co­no­cer la le­gi­ti­mi­dad de Tai­wán, un país con el que rom­pió re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas en 1979, aun­que las man­tie­ne de ma­ne­ra ofi­cio­sa.

En el propio co­mu­ni­ca­do de la Ca­sa Blan­ca se ad­mi­te que fue el líder chino quién le exi­gió a Trump el com­pro­mi­so. “A pe­ti­ción del pre­si­den­te Xi, hon­ra­mos nues­tra po­lí­ti­ca de una so­la Chi­na”. Que la con­ver­sa­ción con el líder del gi­gan­te asiá­ti­co se haya de­mo­ra­do tan­to, cuan­do Trump ya ha­bía con­ver­sa­do con lí­de­res de me­dio mun­do, es un da­to del cli­ma de ten­sión que ha­bía pro­vo­ca­do el nue­vo pre­si­den­te de EE.UU. De he­cho, un men­sa­je cen­tral de la cam­pa­ña de Do­nald Trump si­tua­ba a Chi­na co­mo el gran enemi­go co­mer­cial al que acu­sa­ba de ejer­cer com­pe­ten­cia des­leal con la de­va­lua­ción de su mo­ne­da.

No fue ese el tono que em­pleó ayer Trump con su ho­mó­lo­go. La con­ver­sa­ción fue “muy cor­dial” y “am­bos lí­de­res ex­pre­sa­ron los me­jo­res de­seos pa­ra sus res­pec­ti­vos paí­ses”. Acor­da­ron que “re­pre­sen­tan­tes de Es­ta­dos Uni­dos y de Chi­na par­ti­ci­pa­rán en de­ba­tes y negociaciones so­bre di­ver­sos te­mas de in­te­rés mu­tuo”, se mos­tra­ron es­pe­ran­za­dos en que las con­ver­sa­cio­nes ten­drán “un gran éxi­to” y fi­nal­men­te Trump in­vi­tó a Xi a vi­si­tar Es­ta­dos Uni­dos y Xi in­vi­tó a Trump a vi­si­tar Chi­na. La Ca­sa Blan­ca y el De­par­ta­men­to de Es­ta­do ha­bían pre­pa­ra­do el te­rreno pa­ra eli­mi­nar ten­sio­nes y el miér­co­les Trump en­vió una car­ta de fe­li­ci­ta­ción a Xi Jin­ping por el Año Nue­vo chino.

La con­ver­sa­ción con Xi Jin­ping tam­bién te­nía co­mo objetivo tran­qui­li­zar a su in­ter­lo­cu­tor en vís­pe­ras de la vi­si­ta a Es­ta­dos Uni­dos del pri­mer mi­nis­tro ja­po­nés, Shin­zo Abe, que fue re­ci­bi­do ayer en la Ca­sa Blan­ca y que lue­go se tras­la­dó con la fa­mi­lia Trump a la fin­ca par­ti­cu­lar del pre­si­den­te en Ma­ra-aLa­go (Flo­ri­da), don­de te­nían pre­vis­to dispu­tar unos par­ti­dos de golf. Es­ta po­co ha­bi­tual de­fe­ren­cia con el líder ja­po­nés tam­bién era ob­ser­va­da con re­ser­vas por Chi­na. Trump se ha re­ti­ra­do del acuer­do co­mer­cial Trans­pa­cí­fi­co, pero pre­ten­de re­for­zar la re­la­ción co­mer­cial bi­la­te­ral con Ja­pón, lo que podría afec­tar a los flu­jos co­mer­cia­les en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na. El gi­gan­te asiá­ti­co es el pri­mer im­por­ta­dor de EE.UU. y el ter­cer clien­te más im­por­tan­te de las ex­por­ta­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses. En cuan­to a la se­gu­ri­dad, la ame­na­za nu­clear de Co­rea del Nor­te y las dispu­tas te­rri­to­ria­les con Chi­na fi­gu­ran tam­bién en pri­mer lu­gar de la agen­da.

La ca­lu­ro­sa aco­gi­da del pre­si­den­te Trump al pri­mer mi­nis­tro Shin­zo Abe tam­bién for­ma par­te de una rec­ti­fi­ca­ción co­mo mí­ni­mo de las for­mas. Trump ad­vir­tió en cam­pa­ña que no era par­ti­da­rio de man­te­ner los com­pro­mi­sos de se­gu­ri­dad y coope­ra­ción mi­li­tar con el Gobierno de To­kio si Ja­pón no pa­ga­ba más por ello. Lue­go sua­vi­zó sus palabras y en los pri­me­ros con­tac­tos con el pri­mer mi­nis­tro re­afir­mó los com­pro­mi­sos ad­qui­ri­dos. Hay 50.000 sol­da­dos es­ta­dou­ni­den­ses des­ple­ga­dos en te­rri­to­rio ja­po­nés. La fac­tu­ra anual que pa­ga To­kio por la pro­tec­ción es­ta­dou­ni­den­se as­cien­de a 1.700 mi­llo­nes de dó­la­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.