Pe­rú po­ne al ex­pre­si­den­te To­le­do en bus­ca y cap­tu­ra

El ex­man­da­ta­rio, acu­sa­do de co­brar so­bor­nos de Ode­brecht

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIONAL - BAR­CE­LO­NA Re­dac­ción y agen­cias

El ex­pre­si­den­te de Pe­rú Ale­jan­dro To­le­do, que per­ma­ne­ció en el car­go en­tre el 2001 y el 2006, es­tá en bus­ca y cap­tu­ra a con­se­cuen­cia de una pe­ti­ción de la fis­ca­lía an­ti­co­rrup­ción del país an­dino. To­le­do se en­fren­ta a la acu­sa­ción de trá­fi­co de in­fluen­cias y de so­bor­nos pre­sun­ta­men­te per­ci­bi­dos de la cons­truc­to­ra mul­ti­na­cio­nal bra­si­le­ña Ode­brecht, que con las su­pues­tas dá­di­vas qui­so ase­gu­rar­se la cons­truc­ción de la lla­ma­da ca­rre­te­ra in­te­ro­ceá­ni­ca sur pe­rua­na que une la cos­ta pa­cí­fi­ca con la fron­te­ra del Bra­sil. Un con­tra­to de 1.184 mi­llo­nes de dó­la­res pre­su­pues­ta­dos, pero que con con­se­cu­ti­vas des­via­cio­nes al­can­zó la ci­fra de 2.346 mi­llo­nes. To­le­do es­tá fue­ra de su país. Por eso la jus­ti­cia pe­rua­na ha re­cu­rri­do a In­ter­pol. Pre­su­mi­ble­men­te es­tá en Francia.

El asun­to ha al­can­za­do tal emer­gen­cia den­tro del sis­te­ma judicial de Pe­rú que la ima­gen y los da­tos de To­le­do se han in­clui­do en la lis­ta de de­lin­cuen­tes más bus­ca­dos de la re­pú­bli­ca –pue­de ver­se en la web ofi­cial del Mi­nis­te­rio del In­te­rior del país– y, ade­más, se ha ofre­ci­do una re­com­pen­sa de 100.000 so­les (30.000 dó­la­res) pa­ra quien fa­ci­li­te da­tos que con­duz­can a la lo­ca­li­za­ción y de­ten­ción del ex­pre­si­den­te. “He­mos exi­gi­do que la aler­ta ro­ja in­ter­na­cio­nal se ac­ti­ve con la ma­yor bre­ve­dad po­si­ble”, ex­pli­có el mi­nis­tro pe­ruano del In­te­rior, Carlos Bo­som­brío.

Ha­bi­tual­men­te, To­le­do re­si­de en Es­ta­dos Uni­dos, don­de ejer­ce co­mo in­ves­ti­ga­dor en la Uni­ver­si­dad de Stan­ford. Es­ta cir­cuns­tan­cia per­mi­te a la jus­ti­cia pe­rua­na de­du­cir que ca­re­ce ac­tual­men­te de arrai­go en su país. Lo que su­ma­do al he­cho de que la even­tual con­de­na por es­tos de­li­tos es su­pe­rior a cua­tro años ha he­cho que se dic­te la bus­ca y cap­tu­ra de ca­rác­ter ur­gen­te.

El fis­cal del ca­so ex­pu­so ele­men­tos bá­si­cos pa­ra sus­ten­tar la ur­gen­cia de la bus­ca y cap­tu­ra fru­to de la in­ves­ti­ga­ción que, con ori­gen en Bra­sil, se ha ex­ten­di­do a una do­ce­na de paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na. Se­gún el re­pre­sen­tan­te del mi­nis­te­rio pú­bli­co pe­ruano, To­le­do co­bró 20 mi­llo­nes de dó­la­res que al pa­re­cer fue­ron a pa­rar a di­ver­sas cuen­tas opa­cas (offs­ho­re) a nom­bre de un em­pre­sa­rio pe­ruano-is­rae­lí lla­ma­do Jo­sef Mi­man. El su­pues­to re­pre­sen­tan­te del ex­pre­si­den­te To­le­do es ín­ti­mo ami­go su­yo. Fue Mi­man quien apa­re­ció en me­dio de una mi­llo­na­ria ope­ra­ción in­mo­bi­lia­ria en el 2013 por par­te de Eva Fer­nen­bug, sue­gra de To­le­do.

En ju­nio del 2015, la po­li­cía bra­si­le­ña que in­ves­ti­ga­ba la ma­cro­tra­ma de so­bor­nos de la fir­ma im­pli­ca­da en los pa­gos, de­tu­vo a Mar­ce­lo Ode­brecht, pre­si­den­te de la ma­yor cons­truc­to­ra de Amé­ri­ca La­ti­na, fundada por su abue­lo, con 168.000 em­plea­dos, y con ra­mi­fi­ca­cio­nes en 28 paí­ses.

La jus­ti­cia cree que el an­ti­guo go­ber­nan­te per­ci­bió 20 mi­llo­nes de dó­la­res por fa­vo­re­cer a la em­pre­sa bra­si­le­ña

ER­NES­TO BE­NA­VI­DES / AFP

El ex­pre­si­den­te pe­ruano Ale­jan­dro To­le­do co­pa­ba ayer las pri­me­ras pá­gi­nas de los dia­rios li­me­ños

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.