El re­fe­rén­dum es­tá des­pe­na­li­za­do

La Vanguardia (1ª edición) - - POLÍTICA -

El 9-N es un ba­ga­je po­lí­ti­co por el que ca­be sen­tir­se or­gu­llo­so. Ese fue el es­pí­ri­tu de la com­pa­re­cen­cia que la ex­vi­ce­pre­si­den­ta Joa­na Or­te­ga pres­tó ayer en el TJSC ha­cien­do uso del úl­ti­mo turno de pa­la­bra. Ase­gu­ró que la con­sul­ta de no­viem­bre de 2014 fue el día que más or­gu­llo sin­tió en su ca­rre­ra po­lí­ti­ca. “Se nos juz­ga por una ac­tua­ción po­lí­ti­ca de un gobierno le­gí­ti­mo que obe­de­cía un man­da­to de­mo­crá­ti­co”. La ex­vi­ce­pre­si­den­ta tam­bién hi­zo una re­fe­ren­cia velada al Gobierno cen­tral, al que acu­só de “es­con­der­se de­trás del Có­di­go Pe­nal”, un he­cho que nie­ga “la ca­pa­ci­dad de diá­lo­go, el en­ten­di­mien­to y la me­dia­ción”. Su abo­ga­do, Ra­fael En­tre­na,sub­ra­yó que “nun­ca se de­bía ha­ber lle­ga­do a es­ta si­tua­ción” al en­ten­der que un con­flic­to po­lí­ti­co nun­ca pue­de re­sol­ver­se por la vía cri­mi­nal. El le­tra­do re­cor­dó que en el 2005 se des­pe­na­li­zó la ce­le­bra­ción de re­fe­rén­dums ile­ga­les, un de­li­to que se in­ten­tó re­in­tro­du­cir en el 2012 sin que fue­ra apro­ba­do. “Si no es de­li­to ha­cer un re­fe­rén­dum, aún me­nos un pro­ce­so par­ti­ci­pa­ti­vo sin efec­tos vin­cu­lan­tes”. En es­te ca­so, En­tre­na sos­tu­vo que la vo­ta­ción que­dó en ma­nos de los vo­lun­ta­rios tras el ve­to del TC y que el Go­vern se li­mi­tó a in­for­mar a los vo­lun­ta­rios so­bre có­mo de­bían pro­ce­der. “In­for­mar no es ges­tio­nar, in­for­mar no es eje­cu­tar, in­for­mar no es des­obe­de­cer”, con­clu­yó. La de­fen­sa de Or­te­ga reivin­di­có que la idea del 9-N pre­ten­dió siem­pre cum­plir la ley.

“Dar voz al pue­blo no es nin­gún de­li­to, es una obli­ga­ción pa­ra un gobierno”

Joa­na Or­te­ga

RA­FAEL EN­TRE­NA ABO­GA­DO DE JOA­NA OR­TE­GA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.