Ha­brá que ser crea­ti­vo pa­ra con­de­nar a Mas

La Vanguardia (1ª edición) - - POLÍTICA -

Ar­tur Mas aguar­dó an­sio­so la úl­ti­ma se­sión del jui­cio pa­ra tomar la pa­la­bra. El ex­pre­si­dent atri­bu­yó su en­jui­cia­mien­to a una re­pre­sa­lia del Gobierno cen­tral tras “el éxi­to del 9-N. Hu­bo al­gu­nos a quie­nes no les gus­tó”. “No es­ta­mos aquí por des­obe­de­cer al TC. Lo que qui­si­mos fue plan­tar ca­ra a un Gobierno es­pa­ñol que nos im­pe­día que la gen­te par­ti­ci­pa­ra”. En va­rias oca­sio­nes, Mas se la­men­tó que la ten­sión en­tre las ad­mi­nis­tra­cio­nes cul­mi­na­ra en su pro­ce­sa­mien­to. “Qué pe­na se­ñor pre­si­den­te, no só­lo qué pe­na, qué gran error, qué in­men­so error”. Co­mo ya hi­zo el pri­mer día, el ex­pre­si­dent se atri­bu­yó la res­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca de ha­ber im­pul­sa­do el 9-N sin áni­mo de des­obe­de­cer pues­to que por es­ta ra­zón trans­for­ma­ron la pri­me­ra con­sul­ta en un pro­ce­so par­ti­ci­pa­ti­vo. Su abo­ga­do, por su par­te, con­si­de­ró que si se quie­re con­de­nar a Mas por desobe­dien­cia, “se ten­drá que in­no­var y ser crea­ti­vo”. El le­tra­do con­si­de­ra que Mas no in­cu­rrió en los su­pues­tos que con­si­de­ra la ley pa­ra con­de­nar­le por desobe­dien­cia so­bre todo por­que el avi­so del TC fue “di­fu­so” y muy po­co cla­ro. ¿Mas de­bió pa­ra­li­zar lo que no pa­ra­ron los jue­ces?, se pre­gun­tó. “El se­ñor Mas des­obe­de­ció a quien no te­nía el me­nor in­te­rés en que se le obe­de­cie­ra”. A su ma­ne­ra de ver no se cum­ple con los su­pues­tos que fi­ja la ley pa­ra una con­de­na por desobe­dien­cia. No hu­bo un man­da­to ex­pre­so ni un des­ti­na­ta­rio pre­ci­so. Así que “si se quie­re con­de­nar a Mas, ha­brá que in­no­var y ser crea­ti­vo”, avi­só Melero.

“No des­obe­de­ci­mos, lo que hi­ci­mos fue plan­tar ca­ra al Gobierno es­pa­ñol”

Ar­tur Mas

XA­VIER MELERO ABO­GA­DO DE AR­TUR MAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.