Puigdemont avi­sa a Rajoy que “aún es­tá a tiem­po de rec­ti­fi­car y dia­lo­gar”

El pre­si­dent re­ci­be a los en­cau­sa­dos del 9-N en la Ge­ne­ra­li­tat co­mo mues­tra de apo­yo

La Vanguardia (1ª edición) - - POLÍTICA - Bar­ce­lo­na

“El Gobierno es­pa­ñol aún es­tá a tiem­po de rec­ti­fi­car y dia­lo­gar”. Es­te es el men­sa­je de Car­les Puigdemont pa­ra Ma­riano Rajoy después del jui­cio del 9-N. Un men­sa­je que le di­ri­gió ayer tras re­ci­bir en el Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat a Ar­tur Mas, Joa­na Or­te­ga e Ire­ne Ri­gau –y tam­bién a Fran­cesc Homs, que se­rá juz­ga­do el día 27 en el Tri­bu­nal Su­pre­mo–, una vez fi­na­li­za­do el jui­cio que se ha pro­lon­ga­do du­ran­te to­da la se­ma­na en el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­tí­cia de Ca­ta­lun­ya (TSJC). “El Gobierno es­pa­ñol siem­pre es­tá a tiem­po de rec­ti­fi­car, in­clu­so en tiem­po de des­cuen­to co­mo lo es­ta­mos aho­ra, y en­ten­der que se tie­ne que dia­lo­gar a tra­vés de una me­sa po­lí­ti­ca, no de los fis­ca­les y los tri­bu­na­les, por­que es el mo­men­to de te­ner co­ra­je y es­cu­char”, sub­ra­yó el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat. “Es­to es lo que es­pe­ro, que rec­ti­fi­que. Es­tá a tiem­po”, re­ma­chó.

Fue­ra del TSJC el jui­cio del 9-N em­pe­zó y ter­mi­nó po­lí­ti­ca­men­te de la mis­ma ma­ne­ra, con el res­pal­do de Car­les Puigdemont a los en­cau­sa­dos des­de el Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat: el lu­nes con una de­cla­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal en la ga­le­ría gó­ti­ca y ayer con una re­cep­ción en el sa­lón Ver­ge de Mon­tse­rrat. Unas mues­tras de apo­yo –uni­das al du­ro ale­ga­to con­tra una de­mo­cra­cia es­pa­ño­la que “ha en­fer­ma­do” en la im­pre­vis­ta in­ter­ven­ción del miér­co­les en el pleno del Par­la­ment– con las que el je­fe del Go­vern ha que­ri­do ex­pre­sar la sin­to­nía de la má­xi­ma ins­ti­tu­ción de Ca­ta­lun­ya con los in­cul­pa­dos y que han ser­vi­do pa­ra ce­rrar fi­las den­tro del blo­que so­be­ra­nis­ta en de­fen­sa de la so­li­dez del pro­ce­so ca­ta­lán. “El lu­nes di­ji­mos que nos sen­ti­mos juz­ga­dos to­dos y hoy po­de­mos de­cir que to­dos nos he­mos sen­ti­do re­pre­sen­ta­dos por vues­tras palabras”, re­mar­có el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat después de re­unir­se du­ran­te me­dia ho­ra, jun­to con la con­se­lle­ra de Pre­si­dèn­cia y por­ta­voz del Go­vern, Neus Mun­té, con su an­te­ce­sor en el car­go, la ex­vi­ce­pre­si­den­ta del Go­vern, la ex­con­se­lle­ra de Ensenyament y el ex­con­se­ller de Pre­si­dèn­cia.

Ar­tur Mas, Joa­na Or­te­ga e Ire­ne Ri­gau se ha­bían di­ri­gi­do di­rec­ta­men­te des­de el Pa­la­cio de Jus­ti­cia –en don­de a la salida les es­pe­ra­ban al­gu­nos miem­bros del Go­vern y del PDECat– al pa­la­cio de la pla­za Sant Jau­me –Fran­cesc Homs ha­bía lle­ga­do por su cuen­ta– y, tras el bre­ve pero sim­bó­li­co en­cuen­tro, Car­les Puigdemont y el ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat com­pa­re­cie­ron en rue­da de pren­sa, acom­pa­ña­dos en­tre otros de He­le­na Ra­kos­nik, es­po­sa de Ar­tur Mas, Mar­ta Pascal, coor­di­na­do­ra ge­ne­ral del par­ti­do, y Joan Ca­ña­da, que fue el bra­zo de­re­cho de la entonces vi­ce­pre­si­den­ta en el di­se­ño del 9-N y que en el jui­cio ha ejer­ci­do de tes­ti­go de la de­fen­sa. Una rue­da de pren­sa que el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat apro­ve­chó pa­ra lan­zar el men­sa­je a Ma- riano Rajoy, que su an­te­ce­sor, a su vez, sus­cri­bió en su to­ta­li­dad, por­que “nues­tro es­ti­lo es siem­pre cons­truc­ti­vo, tan­to que in­clu­so después del jui­cio del 9-N el pre­si­dent Puigdemont di­ce que el Gobierno es­pa­ñol aún es­tá a tiem­po de rec­ti­fi­car, que por su­pues­to sus­cri­bo”, ar­gu­men­tó Ar­tur Mas.

En la mis­ma rue­da de pren­sa, Car­les Puigdemont evi­tó va­lo­rar las ad­ver­ten­cias del pre­si­den­te del Par­la­men­to Eu­ro­peo, An­to­nio Ta­ja­ni, con­tra el pro­ce­so so­be­ra­nis­ta, pero ti­ró de iro­nía pa­ra ad­ver­tir­le que lo que real­men­te de­be­ría preo­cu­par­le es que, se­gún un in­for­me de la pro­pia Eu­ro­cá­ma­ra del 2016, España sea el ter­cer Es­ta­do con más ex­pe­dien­tes abier­tos por in­cum­plir la ley eu­ro­pea. “Si se re­fie­re a cum­plir o no le­yes, es­toy con­ven­ci­do de que el pre­si­den­te del Par­la­men­to Eu­ro­peo ten­drá un in­te­rés más es­pe­cial en que los es­ta­dos de la UE cum­plan el de­re­cho eu­ro­peo”, le es­pe­tó.

Pero el pro­ta­go­nis­mo del ac­to lo aca­pa­ró so­bre todo el ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, que se re­afir­mó en el dis­cur­so rea­li­za­do an­te el tri­bu­nal, ase­gu­ró es­pe­rar una sen­ten­cia ab­so­lu­to­ria, por­que “so­mos res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos, pero no cul­pa­bles de nin­gún de­li­to”, y cri­ti­có tam­bién la ca­li­dad de­mo­crá­ti­ca del Es­ta­do es­pa­ñol. “Después del 9-N la de­mo­cra­cia es­pa­ño­la, que ya no era muy gran­de, es más pe­que­ña”, sen­ten­ció Ar­tur Mas pa­ra­fra­sean­do al que fue pre­si­den­te de EE.UU. Theo­do­re Roo­se­velt.

“El Gobierno de­be en­ten­der que se tie­ne que dia­lo­gar a tra­vés de una me­sa po­lí­ti­ca”

EL MEN­SA­JE IN­TERNO

LA PO­SI­CIÓN DE EU­RO­PA “Que España in­cum­pla la le­ga­li­dad eu­ro­pea su­pon­go que ten­drá un in­te­rés más es­pe­cial”

ÀLEX GAR­CIA

Car­les Puigdemont, con Joa­na Or­te­ga, Ar­tur Mas, Ire­ne Ri­gau y Fran­cesc Homs en la ga­le­ría gó­ti­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.