Ma­drid pa­ga sus obras con el co­rre­dor me­di­te­rrá­neo

Va­len­cia de­nun­cia el uso de fon­dos de es­te eje pa­ra la ca­pi­tal

La Vanguardia (1ª edición) - - POLÍTICA - Va­len­cia

Pa­ra el Gobierno es­pa­ñol y pa­ra la UE el co­rre­dor me­di­te­rrá­neo tam­bién es la co­ne­xión Al­ge­ci­ras-Ma­drid-Za­ra­go­za. Y por es­ta ra­zón es­tá le­gi­ti­ma­do des­viar fon­dos del Es­ta­do y de Bru­se­las pa­ra eje­cu­tar obras co­mo el tú­nel Ato­cha-Cha­mar­tín –el ter­cer tú­nel fe­rro­via­rio que cru­za la ca­pi­tal es­pa­ño­la– has­ta To­rre­jón de Velasco o las co­ne­xio­nes a Cos­la­da y al ae­ro­puer­to de Ba­ra­jas.

Esa es la de­nun­cia que ha he­cho el se­cre­ta­rio au­to­nó­mi­co de Ha­bi­tat­ge, Obres Pú­bli­ques i Ver­te­bra­ció del Territori de la Ge­ne­ra­li­tat Va­len­cia­na, Jo­sep Vi­cent Boi­ra. Una de­nun­cia ar­gu­men­ta­da a par­tir de la evi­den­cia de que el in­for­me de la Co­mi­sión Eu­ro­pea ti­tu­la­do Me­di­te­rrá­neo. Se­gun­do plan de tra­ba­jo

del coor­di­na­dor eu­ro­peo de­fi­ne co­mo co­rre­dor me­di­te­rrá­neo no só­lo la co­ne­xión cos­te­ra (Al­ge­ci­ras-Mur­cia-Va­len­cia-Bar­ce­lo­na) sino tam­bién la co­ne­xión cen­tral has­ta Za­ra­go­za y su pos­te­rior des­vío a Bar­ce­lo­na.

A par­tir de ahí, Jo­sep Vi­cent Boi­ra ha ana­li­za­do las in­ver­sio­nes que el Es­ta­do es­tá rea­li­zan­do pa­ra me­jo­rar las in­fra­es­truc­tu­ras fe­rro­via­rias de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Y sus con­clu­sio­nes son in­quie­tan­tes. Por­que el Es­ta­do “con esa ex­cu­sa”, se­gún Boi­ra, es­tá fi­nan­cian­do con los presupuestos ge­ne­ra­les y las ayu­das eu­ro­peas al co­rre­dor obras co­mo la co­ne­xión Vi­cál­va­ro-San Fernando. Ade­más de la ac­tua­ción del tú­nel Ato­cha-Cha­mar­tín, con pre­su­pues­to es­ti­ma­do de 373 mi­llo­nes.

Tam­bién la eje­cu­ción del UIC –an­cho in­ter­na­cio­nal– en­tre Ma­drid-Vi­cál­va­ro-Abro­ñi­gal, con 500 mi­llo­nes de pre­su­pues­to. Y las co­ne­xio­nes a Cos­la­da y al ae­ro­puer­to de Ba­ra­jas, to­das ubi­ca­da en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid.

Jo­sep Vi­cent Boi­ra, que es geó­gra­fo, re­cuer­da que cuan­do la UE di­se­ñó los co­rre­do­res europeos “es­tu­vi­mos sa­tis­fe­chos, por­que se con­tem­pla­ba el co­rre­dor por la cos­ta me­di­te­rrá­neo”. Sin em­bar­go, aña­de, en la reunión ce­le­bra­da en el 2016 en Rot­ter­dam por la UE pa­ra per­fi­lar los co­rre­do­res “ya me pa­re­ció in­quie­tan­te que se ca­li­fi­ca­ra co­mo co­rre­dor me­di­te­rrá­neo la co­ne­xión cen­tral des­de Al­ge­ci­ras”. El pro­fe­sor no tie­ne nin­gu­na duda de que es­te “di­se­ño” de los co­rre­do­res fue con­di­cio­na­do por la de­ci­sión de España. De tal ma­ne­ra que el eje fe­rro­via­rio que de­be unir Al­ge­ci­ras con Ucra­nia –a mo­do de eje fe­rro­via­rio tran­seu­ro­peo– con el fin de fa­ci­li­tar el trans­por­te de mer­can­cías pro­ce­den­tes de los puer­tos me­di­te­rrá­neos es­pa­ño­les in­clu­ye tam­bién la ciu­dad de Ma­drid en su re­co­rri­do.

“Den­tro de las ac­tua­cio­nes que se pre­sen­tan pa­ra los pró­xi­mos años en el co­rre­dor me­di­te­rrá­neo y re­la­cio­na­das con Ma­drid apa­re­cen ac­tua­cio­nes di­fi­cil­men­te jus­ti­fi­ca­bles co­mo me­di­te­rrá­neas”, aña­de. Va­lo­ra el pro­fe­sor que “des­ti­nar dinero a Ma­drid es le­gal, pero no ra­cio­nal ni leal con el res­to del co­rre­dor me­di­te­rrá­neo”. Y re­cuer­da las ur­gen­cias de una vía pro­me­ti­da por el eje­cu­ti­vo de Ma­riano Rajoy pa­ra el 2015 y que aún no se sa­be cuándo es­ta­rá fi­na­li­za­da. “Ne­ce­si­ta­mos tra­mo de vía úni­ca y an­cho eu­ro­peo, te­ne­mos la in­cóg­ni­ta de qué pa­sa­rá con el tra­mo Cas­te­llón-Tarragona y con las co­ne­xio­nes con los prin­ci­pa­les puer­tos del Me­di­te­rrá­neo, aho­ra des­co­nec­ta­dos.

DA­NI DUCH

La es­ta­ción de Cha­mar­tín en Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.