La rue­da del háms­ter

La Vanguardia (1ª edición) - - TENDENCIAS - Su­sa­na Qua­dra­do

Se­gu­ro que el lec­tor co­no­ce a al­guien –qui­zá us­ted mis­mo, yo mis­ma– que de un tiem­po a es­ta par­te sue­ñe con emi­grar a Aus­tra­lia har­to co­mo es­tá de la cues­tión ca­ta­la­na, de los si­len­cios me­se­ta­rios y de la idea ob­se­si­va de la in­de­pen­den­cia. (...) Hay días en los que di­ces po­lí­ti­ca y te acuer­das del háms­ter que da vuel­tas sin pa­rar so­bre una rue­da y en un per­pe­tuo es­ta­do de an­sie­dad.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y la­men­tas có­mo al­gu­nos me­dios de co­mu­ni­ca­ción de Ma­drid han re­nun­cia­do a re­pre­sen­tar esa idea de España de la que ve­ni­mos los que no he­mos na­ci­do aquí: la de la to­le­ran­cia, el diá­lo­go y la plu­ra­li­dad.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y te acuer­das de las cam­pa­ñas ins­ti­tu­cio­na­les y en me­dios pú­bli­cos des­de Ca­ta­lun­ya pa­ra pro­mo­cio­nar un pro­ce­so po­lí­ti­co que, has­ta que no se de­mues­tre lo con­tra­rio vo­tan­do, no con­ci­ta una ma­yo­ría.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y pien­sas que allí no se ha per­di­do ni un mi­nu­to en in­ten­tar en­ten­der qué ocu­rre aquí, que es don­de han na­ci­do tus hi­jos.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y se pre­sen­ta ese pro­fe­sor que pi­de a sus alum­nos de ESO que ha­blen del 1714 aun­que sea en un tra­ba­jo so­bre el se­xo de los pe­ces.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y te vie­ne a la men­te la ima­gen de ese ban­de­rón de la pla­za Co­lón de Ma­drid, que tú des­col­ga­rías, o del otro ban­de­rón del Born de Bar­ce­lo­na, que tam­bién des­col­ga­rías.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y no de­jas de ver ex­hi­bi­cio­nes, po­lí­ti­cas, en la ca­lle, y res­pues­tas va­cías, en el plas­ma. En los que di­ces po­lí­ti­ca y pa­ra­fra­seas

El ex­tran­je­ro de Camus: de­trás de la pa­la­bra pa­tria siem­pre vie­ne un ejér­ci­to a rom­per la ar­mo­nía del día.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y re­cuer­das lo que di­jo Joan Fus­ter acer­ca de la iner­cia del desacuer­do: “Quan dues per­so­nes es po­sen d’acord, se­gur que hi ha ha­gut un ma­len­tès”.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y te due­le la gra­má­ti­ca por có­mo se uti­li­za en las tri­bu­nas pú­bli­cas, don­de se apro­pian del “no­so­tros” pa­ra po­ner­lo a pe­lear con otro pro­nom­bre: “los otros”.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y com­prue­bas que el ver­bo su­mar ha per­di­do sen­ti­do.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y te que­das so­la pen­san­do que lo di­fí­cil no es vi­vir jun­tos sien­do igua­les o vi­vir se­pa­ra­dos sien­do di­fe­ren­tes, sino vi­vir jun­tos sien­do di­fe­ren­tes.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y só­lo ob­ser­vas có­mo se fo­men­ta el des­pre­cio.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y sientes có­mo, más allá de dis­cur­sos pre­ña­dos de épi­ca, el ciu­da­dano y sus pro­ble­mas ca­re­cen de atrac­ti­vo o re­sul­tan in­vi­si­bles.

En los que di­ces po­lí­ti­ca y pien­sas que nadie, ni aquí ni allí, tie­ne nin­gún in­te­rés en re­sol­ver el pro­ble­ma por­que, en de­fi­ni­ti­va, los ex­tre­mos se re­tro­ali­men­tan. La rue­da del háms­ter. Se­gu­ro que el lec­tor co­no­ce a al­guien –qui­zá us­ted mis­mo, yo mis­ma– que es­tá ago­ta­do de que haya tan­tos días así.

Qui­zá el lec­tor co­noz­ca a al­guien que esté har­to de la cues­tión ca­ta­la­na y sue­ñe con emi­grar a Aus­tra­lia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.