El uni­ver­so Ku­ku­xu­mu­su, en el banquillo

La Vanguardia (1ª edición) - - VIVIR - JOAN RU­SI­ÑOL Pamplona

Tes­tis, el em­ble­má­ti­co to­ro azul con cuer­nos ama­ri­llos, y el res­to del uni­ver­so Ku­ku­xu­mu­su pa­sa­ron es­te jue­ves por los juz­ga­dos de Pamplona. La pug­na so­bre quién tie­ne la po­tes­tad de es­tas cria­tu­ras en­fren­ta al ac­tual pro­pie­ta­rio de la com­pa­ñía, Ri­car­do Ber­me­jo, y a su fundador, Mi­kel Ur­me­ne­ta.

El pri­me­ro exi­ge al di­bu­jan­te que no uti­li­ce a los conocidos per­so­na­jes ba­jo el pa­ra­guas de la nue­va mar­ca que ha crea­do, Ka­tu­ki Sa­gu­ya­ki, un nom­bre de re­so­nan­cias ja­po­ne­sas pero que en reali­dad es un jue­go de palabras en­tre el ga­to y el ra­tón, en eus­ke­ra. Y en eso se ha con­ver­ti­do la re­la­ción en­tre los dos an­ti­guos co­la­bo­ra­do­res: en una per­se­cu­ción que ha aca­ba­do en los tri­bu­na­les.

Ber­me­jo, que en­tró co­mo so­cio ma­yo­ri­ta­rio de Ku­ku­xu­mu­su en un mo­men­to de­li­ca­do, en el 2014, re­cla­ma que Ur­me­ne­ta y cua­tro crea­ti­vos más de­jen de re­pro­du­cir y co­mer­cia­li­zar con las fi­gu­ras que los han he­cho tan po­pu­la­res. Los de­man­da­dos, en cam­bio, sos­tie­nen que ce­die­ron 15.000 di­bu­jos con­cre­tos pero no los per­so­na­jes, al­gu­nos de los cua­les son an­te­rio­res al na­ci­mien­to de la em­pre­sa, en 1989. El to­ro Tes­tis apa­re­cía ya en los car­te­les de los San­fer­mi­nes de 1990.

A de­ba­te, pues, los lí­mi­tes im­pre­ci­sos en­tre la pro­pie­dad in­te­lec­tual y la li­ber­tad crea­do­ra. Ayer, du­ran­te la vis­ta se pu­so de ma­ni­fies­to la di­fi­cul­tad de sa­ber si una nue­va ilus­tra­ción pue­de ser con­si­de­ra­da co­pia de otra an­te­rior te­nien­do en cuen­ta que el es­ti­lo y el mun­do sim­bó­li­co de un di­bu­jan­te tie­nen un se­llo propio. Pa­ra Ur­me­ne­ta, todo es “una pe­sa­di­lla” y un in­ten­to de “fa­go­ci­tar su ima­gi­na­ción”.

El ve­rano pa­sa­do la jus­ti­cia ya im­pu­so una prohi­bi­ción cau­te­lar a Ka­tu­ki Sa­gu­ya­ki pa­ra evi­tar que pu­sie­ra a la ven­ta pro­duc­tos con las crea­cio­nes en li­ti­gio. Las par­tes dis­po­nen de cin­co días pa­ra pre­sen­tar las con­clu­sio­nes de­fi­ni­ti­vas y lue­go el juz­ga­do mer­can­til número 1 de Pamplona dic­ta­rá sen­ten­cia.

El jui­cio tu­vo eco en las re­des so­cia­les, don­de nom­bres conocidos de di­fe­ren­tes ám­bi­tos se so­li­da­ri­za­ron con los de­man­da­dos y al­gu­nos apro­ve­cha­ron la se­sión pa­ra de­mos­trar lo que sa­ben ha­cer: di­bu­jar lo que es­ta­ba pa­san­do en la sa­la con una bue­na do­sis de sen­ti­do del hu­mor.

JESÚS DIGES / EFE

Mi­kel Ur­me­ne­ta, en el ex­te­rior del Pa­la­cio de Jus­ti­cia de Na­va­rra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.