Em­pren­de­dor en­tu­sias­ta

JOAN CON­TI­JOCH (1946-2017) Em­pre­sa­rio de ar­tes grá­fi­cas, ex­pre­si­den­te de Cai­xa Man­lleu

La Vanguardia (1ª edición) - - TENDENCIAS - JAU­ME CO­LLELL

El em­pre­sa­rio de ar­tes grá­fi­cas Joan Con­ti­joch fa­lle­ció du­ran­te la ma­dru­ga­da del mar­tes a los 70 años, a cau­sa de una com­pli­ca­ción por una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca. Me unía a él una lar­ga amis­tad no tan só­lo por el he­cho ca­sual de ha­ber na­ci­do am­bos en Man­lleu, sino por el ofi­cio que ejer­ció en to­da su vi­da, el de im­pre­sor. Pa­ra un jo­ven pe­rio­dis­ta la ma­gia de una im­pren­ta su­po­nía la trans­for­ma­ción de sus es­cri­tos en una reali­dad de tin­ta y pa­pel.

Com­par­tí con él des­de los ini­cios en una pu­bli­ca­ción lo­cal has­ta la fun­da­ción en Vic del se­ma­na­rio El 9 Nou en 1978. Con­ti­joch fue pre­si­den­te del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de Prem­sa d’Oso­na SA, la edi­to­ra del hoy pe­rió­di­co bi­se­ma­nal, a ini­cios de los ochen­ta, pre­ci­sa­men­te du­ran­te los años en los que fui di­rec­tor. El ca­rác­ter de hom­bre em­pren­de­dor que de­mos­tró en el ne­go­cio fa­mi­liar, pues­to que la im­pren­ta fue fundada por su pa­dre en 1919, lo ex­pan­dió a otro ti­po de ac­ti­vi­da­des.

Tu­vo su eta­pa de com­pro­mi­so po­lí­ti­co en 1987 co­mo con­ce­jal del Ayun­ta­mien­to de Man­lleu al que ac­ce­dió en una can­di­da­tu­ra apo­ya­da por los par­ti­dos de iz­quier­da, el Pro­grés Mu­ni­ci­pal d’Oso­na (PMO). En el 2003 fue vi­ce­pre­si­den­te pri­me­ro de Cai­xa Man­lleu y al ca­bo de dos años fue nom­bra­do pre­si­den­te de la en­ti­dad. Cuan­do es­ta­ba al fren­te de Cai­xa Man­lleu tu­vo que ne­go­ciar pri­me­ro la fu­sión con Cai­xa Sa­ba­dell y Cai­xa Terrassa, pa­ra crear Un­nim, y después vino la inevi­ta­ble des­apa­ri­ción cuan­do BBVA en­gu­lló a es­ta úl­ti­ma en­ti­dad.

Siem­pre se que­ja­ba de la ma­nio­bra en­ga­ño­sa por par­te del Gobierno es­pa­ñol en su po­lí­ti­ca de fu­sio­nes que desem­bo­có en la des­apa­ri­ción de es­tas tres ca­jas ca­ta­la­nas, to­das ellas fun­da­das en­tre el 1859 y el 1896. Con­ti­joch era pre­si­den­te del Fo­ment Mer­can­til i In­dus­trial, una en­ti­dad que res­ca­tó de la inac­ti­vi­dad, en la que es­ta­ban aso­cia­dos los co­mer­cian­tes de Man­lleu a los que él unió el gru­po de em­pre­sa­rios lo­cal. De tem­pe­ra­men­to abier­to y di­cha­ra­che­ro, el em­pre­sa­rio y ami­go com­pen­sa­ba una ex­qui­si­ta co­rrec­ción en el tra­to so­cial con un com­por­ta­mien­to alo­ca­do, lleno de chis­pa, cuan­do es­ta­ba en­tre sus ín­ti­mos.

Era un hom­bre cu­rio­so y cul­to al que le gus­ta­ba opi­nar so­bre la ac­tua­li­dad. Mos­tra­ba siem­pre un es­pí­ri­tu he­do­nis­ta y dis­fru­ta­ba de los pla­ce­res de una bue­na me­sa. Te­nía un acen­dra­do es­pí­ri­tu aven­tu­re­ro que le em­pu­jó a via­jar por todo el mun­do en bus­ca de pa­ra­jes y cul­tu­ras exó­ti­cos, des­de la ex­pe­rien­cia de atra­ve­sar Ru­sia con el tran­si­be­riano has­ta la sen­sa­ción de per­noc­tar en los de­sier­tos afri­ca­nos, sin con­tar las ex­pe­di­cio­nes por La­ti­noa­mé­ri­ca o el de­lei­te de los pa­raí­sos orien­ta­les.

Trans­for­mó la im­pren­ta fa­mi­liar, en la que su pa­dre im­pri­mía es­que­las, tar­je­tas de vi­si­ta y re­cor­da­to­rios de pri­me­ra co­mu­nión, en una em­pre­sa cua­li­fi­ca­da que for­ma par­te de la alian­za eu­ro­pea de im­pre­so­res Join Spe­cia­list in La­bels. Grà­fi­ques Man­lleu es­tá hoy es­pe­cia­li­za­da en eti­que­ta­do nu­tri­cio­nal de mar­cas de pri­mer ni­vel.

La tra­di­ción del ofi­cio de im­pre­sor im­pul­só la fun­da­ción de una li­bre­ría que pri­me­ro re­gen­tó su her­ma­na, la es­cri­to­ra Jo­se­fa Con­ti­joch, y después su mujer, Fi­na Sa­la. Du­ran­te el fran­quis­mo, en la Llibreria Con­ti­joch se desa­rro­lla­ban ter­tu­lias li­te­ra­rias y po­lí­ti­cas y se po­dían com­prar los li­bros prohi­bi­dos que él mis­mo, gran lec­tor de li­bros y dia­rios, traía de Francia. Aún hoy el es­ta­ble­ci­mien­to es un fo­co de di­fu­sión cul­tu­ral por sus ac­ti­vi­da­des.

XA­VIER GÓ­MEZ / AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.