BOICOTEA QUE AL­GO QUE­DA

La Vanguardia (1ª edición) - - QUIEN -

Después del pa­dre, Ivanka, la hi­ja pre­di­lec­ta de Do­nald Trump, se ha con­ver­ti­do en blan­co pre­fe­ri­do de la iras.

In­clu­so an­tes de que el mag­na­te ga­na­se las elec­cio­nes el pa­sa­do 8 de no­viem­bre, dos ac­ti­vis­tas –Shan­non Coul­ter y Sue Aten­cio– lan­za­ron la cam­pa­ña #Gra­bYou­rWa­llet (al­go así co­mo “aga­rra tu monedero”), con la que pi­den el boi­cot a los pro­duc­tos con la mar­ca Trump. La idea­ron tras es­cu­char el au­dio en el que el can­di­da­to de­cía po­der co­ger a cual­quier mujer por sus ge­ni­ta­les por­que es un triun­fa­dor.

Esa ini­cia­ti­va ha ca­la­do en el sec­tor co­mer­cial. Su má­xi­mo ex­po­nen­te es el anun­cio de Nords­trom, la ca­de­na de tien­das, de que no ven­de­rá pro­duc­tos de la fir­ma Ivanka Trump. To­ma­ron esa de­ci­sión por la caí­da de las ven­tas. La mar­ca se ha trans­for­ma­do en una ma­la pu­bli­ci­dad.

Otros es­ta­ble­ci­mien­tos han to­ma­do me­di­das si­mi­la­res o han op­ta­do por es­con­der esos pro­duc­tos. Pero, por su con­di­ción de aban­de­ra­dos, Trump se ha ser­vi­do de su car­go pa­ra arremeter con­tra Nords­trom, en una evi­den­cia de la co­rrup­te­la en­tre el ne­go­cio pri­va­do y el ejer­ci­cio del po­der pú­bli­co.

Que que­de cla­ro que Beth, cuan­do se en­con­tró el vestido, y sin te­ner en cuen­ta cam­pa­ñas o boi­cots, in­ten­tó de­vol­ver­lo. Lo pri­me­ro que pen­só es que esa bol­sa se les ha­bía caí­do a los re­par­ti­do­res de Fe­dex que an­da­ban por ahí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.