Mu­ri­llo, la otra ca­ra del pin­tor de án­ge­les

La Vanguardia (1ª edición) - - PORTADA - JUAN CAR­LOS OLI­VA­RES

Au­tor: Waj­di Moua­wad Di­rec­ción: Ma­rio Gas Intérpretes: Nú­ria Es­pert, Laia Ma­rull, Ra­món Ba­rea, Álex Gar­cía, Al­ber­to Igle­sias, Can­de­la Se­rrat, Lu­cía Ba­rra­do y Ger­mán Torres Lu­gar y fe­cha: Teatro Go­ya (8/XI/2017). Has­ta el 26/XI

De nue­vo In­cen­dios, la con­mo­ve­do­ra epo­pe­ya fa­mi­liar de Waj­di Moua­wad, el au­tor ca­na­dien­se que ha he­cho de sus trau­má­ti­cas raí­ces li­ba­ne­sas in­can­des­cen­te ma­te­rial dra­má­ti­co. Ar­dor trá­gi­co in­fla­ma­do de fla­mí­ge­ra re­tó­ri­ca que trans­for­ma el do­lor (abi­sal, épi­co, la­ce­ran­te, tor­tuo­so, an­ces­tral) en poe­sía es­cé­ni­ca. Ma­rio Gas –a par­tir de la te­lú­ri­ca tra­duc­ción de Ela­dio de Pa­blo– pre­fie­re un vue­lo más a ras de sue­lo para un tex­to que tie­ne alas para ele­var­se a mi­to, co­mo ha­bía pro­ba­do con éxi­to Oriol Brog­gi en sus dos mon­ta­jes.

Una pues­ta en es­ce­na aus­te­ra, pre­si­di­da por un mo­no­li­to que Ál­va­ro Lu­na trans­for­ma con sus pro­yec­cio­nes en vía do­lo­ro­sa de unos her­ma­nos ge­me­los en bús­que­da de la ver­dad re­ve­la­da so­bre sus orí­ge­nes, guia­dos por la fé­rrea vo­lun­tad de ex­pia­ción de una ma­dre que guar­da en su bio­gra­fía la tra­ge­dia de la gue­rra ci­vil del Lí­bano. Un es­pa­cio “va­cío” ce­di­do por en­te­ro al tra­ba­jo de actrices y ac­to­res. Re­ga­lo de­vuel­to con de­sigual acier­to, en par­te por cier­ta ten­den­cia del director a crear ti­pos fá­cil­men­te re­co­no­ci­bles de unos per­so­na­jes que es­tán al lí­mi­te del rea­lis­mo. Am­bi­güe­dad que Gas aca­ba por re­co­no­cer en la com­po­si­ción que cierra el es­pec­tácu­lo y que reúne ba­jo un mis­mo frágil te­cho pro­tec­tor a vi­vos y muer­tos.

Ejer­ci­cio de iden­ti­fi­ca­ción in­me­dia­ta que pue­de con­du­cir, lle­va­do al ex­tre­mo, a la ca­ri­ca­tu­ra, co­mo ocu­rre con el guía tu­rís­ti­co mu­ta­do en di­bu­jo de los Sim­pson. En ge­ne­ral, los guías de la re­ve­la­ción que or­bi­tan al­re­de­dor de los pro­ta­go­nis­tas pe­can de di­fe­ren­tes gra­dos de sim­pli­fi­ca­ción de sus re­tra­tos. Por for­tu­na no ocu­rre lo mis­mo con los per­so­na­jes cen­tra­les. O no con to­dos: Can­de­la Se­rrat y Álex Gar­cía (los ge­me­los) pa­re­cen te­ner una re­la­ción dis­tan­te con sus papeles, in­clu­so cuan­do se ven des­bor­da­dos por la emo­ción. Dos cuer­pos que por ac­ti­tud y com­po­si­ción pa­re­cen se­pa­ra­dos del enor­me do­lor que se les vie­ne en­ci­ma co­mo un ti­fón.

Mu­cho más con­vin­cen­te Laia Ma­rull en la en­car­na­ción jo­ven de la ma­dre –nu­do dra­má­ti­co de In­cen­dios–, in­clu­so co­mo sombra de lo que se­rá; o Ra­món Ba­rea cuan­do se vis­te con el hu­ma­ní­si­mo terno del no­ta­rio. En reali­dad, la úni­ca que pa­re­ce ex­pre­sar en su com­ple­ja to­ta­li­dad el pro­fun­do alien­to trá­gi­co del tex­to es Nú­ria Es­pert. Ca­da una de sus apa­ri­cio­nes es aso­mar­se al averno. Ros­tro de Né­me­sis para unos ojos que lo han vis­to to­do y una bo­ca que es si­len­cio, ra­bia, per­dón, amor y sed de jus­ti­cia. Ella so­la ex­pre­sa con su im­pre­sio­nan­te pre­sen­cia y sa­bi­du­ría in­ter­pre­ta­ti­va to­do el ho­rror con­te­ni­do en la his­to­ria de una mu­jer.

AR­CHI­VO

Laia Ma­rull y Nú­ria Es­pert en In­cen­dios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.