Ig­na­cio Gon­zá­lez

EX­PRE­SI­DEN­TE MA­DRI­LE­ÑO

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - BAR­CE­LO­NA Re­dac­ción

La Au­dien­cia Na­cio­nal se in­cau­ta de un mi­llo­na­rio pa­tri­mo­nio en Co­lom­bia reuni­do de for­ma pre­sun­ta­men­te frau­du­len­ta por el ex­pre­si­den­te de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid Ig­na­cio Gon­zá­lez, en li­ber­tad ba­jo fian­za.

La Au­dien­cia Na­cio­nal, en co­la­bo­ra­ción con la jus­ti­cia pa­na­me­ña y co­lom­bia­na, se in­cau­tó ayer de 5,4 mi­llo­nes de dó­la­res en me­tá­li­co (unos 4,6 mi­llo­nes de eu­ros) y de di­fe­ren­tes in­mue­bles que, se­gún la ca­de­na Ser y Efe, per­te­ne­cen al ex­pre­si­den­te de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid Ig­na­cio Gon­zá­lez. Se tra­ta­ría del pa­tri­mo­nio que Gon­zá­lez ha­bría reuni­do a raíz de sus ac­ti­vi­da­des de­lic­ti­vas, en el marco de la tra­ma Le­zo, re­la­cio­na­das con Ca­nal de Isa­bel II, em­pre­sa pública que pre­si­dió, aun­que su abo­ga­do nie­ga la exis­ten­cia de pro­pie­da­des en el ex­tran­je­ro.

El ex­pre­si­den­te ma­dri­le­ño in­gre­só el mes de abril en la pri­sión de So­to del Real de for­ma pre­ven­ti­va, de la que sa­lió el pa­sa­do miér­co­les tras pa­gar la fian­za de 400.000 eu­ros que le im­pu­so el juez del ca­so Le­zo, un di­ne­ro, que se­gún la de­fen­sa de Gon­zá­lez, ha­bría ob­te­ni­do a tra­vés de “fa­mi­lia­res y ami­gos”. Se­gún fuen­tes ci­ta­das por la Ser, pre­ci­sa­men­te la in­cau­ta­ción de es­tos bie­nes ha­bría re­sul­ta­do de­ci­si­va para per­mi­tir la li­ber­tad con­di­cio­nal del sos­pe­cho­so, por­que se re­du­ce el ries­go de fu­ga y de des­truc­ción de prue­bas.

No obs­tan­te, el abo­ga­do de Gon­zá­lez, Es­te­ban Mes­tre, ne­gó que su clien­te tu­vie­ra nin­gu­na pro­pie­dad ni di­ne­ro en el ex­tran­je­ro y se mos­tró per­ple­jo con la in­for­ma­ción: “Ig­na­cio Gon­zá­lez no tie­ne nin­gún tes­ta­fe­rro, ni so­cie­da­des, ni cuen­tas ban­ca­rias, ni di­ne­ro, ni bie­nes in­mue­bles en el ex­tran­je­ro, ni per­so­nal­men­te ni a tra­vés de la ti­tu­la­ri­dad fi­du­cia­ria de ter­ce­ros”, ase­gu­ró. Ade­más, para jus­ti­fi­car la su­pues­ta fal­se­dad de las acu­sa­cio­nes, la de­fen­sa se afe­rró al he­cho que “lla­ma la aten­ción” que du­ran­te los dos años de in­ves­ti­ga­ción y “en los seis me­ses en que se ha ana­li­za­do la in­gen­te do­cu­men­ta­ción ob­te­ni­da en las en­tra­das y re­gis­tros de to­dos los do­mi­ci­lios de las per­so­nas in­ves­ti­ga­das” no ha­ya apa­re­ci­do “la me­nor re­fe­ren­cia a esos su­pues­tos bie­nes en el ex­tran­je­ro”.

Las reac­cio­nes de los par­ti­dos po­lí­ti­cos fue­ron in­me­dia­tas: la pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, Cris­ti­na Ci­fuen­tes, pi­dió que, en ca­so de ha­ber “da­ño al pa­tri­mo­nio de to­dos los ma­dri­le­ños”, “se res­ti­tu­ya”. Aun así, re­cor­dó que se­rá el juez quien de­ter­mi­ne “de qué for­ma”. Ci­fuen­tes re­cal­có tam­bién que su par­ti­do si­gue man­te­nien­do “la mis­ma ac­ti­tud de to­le­ran­cia ce­ro fren­te a la co­rrup­ción” . El vi­ce­se­cre­ta­rio de co­mu­ni­ca­ción del PP, Pa­blo Ca­sa­do, tam­bién mos­tró su re­cha­zo: “En es­tos ca­so de co­rrup­ción, que son la peor la­cra que tie­ne la po­lí­ti­ca es­pa­ño­la, hay que ser muy fir­me. El me­jor men­sa­je es que no existe la im­pu­ni­dad”.

Ciu­da­da­nos ex­pre­só su vi­sión me­dian­te el por­ta­voz del par­ti­do na­ran­ja en la Asam­blea de Ma­drid, Ig­na­cio Agua­do, que, aun­que di­jo que de­be ser el juez quien de­ci­da si Ig­na­cio Gon­zá­lez es cul­pa­ble, co­men­tó que el di­ne­ro ha­lla­do en Co­lom­bia de­mues­tra que las bol­sas que el ex­pre­si­den­te ma­dri­le­ño lle­vó a Ma­drid “te­nían al­go más que toa­llas”. Agua­do se re­fe­ría a unas bol­sas que por­tó el ex­pre­si­den­te de la Co­mu­ni­dad en un via­je a Co­lom­bia en el 2008, que, se­gún el hom­bre fuerte de Ig­na­cio Gon­zá­lez en Amé­ri­ca La­ti­na, Ed­mun­do Rodríguez, eran bol­sas en­tre­ga­das a di­rec­ti­vos del Ca­nal por la di­rec­to­ra de co­mu­ni­ca­cio­nes de la em­pre­sa co­lom­bia­na Tri­ple A de Ba­rran­qui­lla . Y ase­gu­ró que en su in­te­rior só­lo ha­bía pro­duc­tos de promoción de es­ta com­pa­ñía “una toa­lla, una go­rra y bo­lí­gra­fos con dis­tin­ti­vos”.

Fi­nal­men­te, la dipu­tada socialista Mer­ce­des Ga­lli­zo mos­tró su re­co­no­ci­mien­to “al gran tra­ba­jo” de las fuer­zas de se­gu­ri­dad por ha­ber con­se­gui­do el di­ne­ro y re­cor­dó que su par­ti­do lle­va dos años es­tu­dian­do “las tur­bias” ope­ra­cio­nes del Ca­nal de Isa­bel II. Ga­lli­zo in­sis­tió en la ne­ce­si­dad de con­ti­nuar con la in­ves­ti­ga­ción: “Gon­zá­lez no lo ha he­cho solo; aho­ra ten­drán que in­ves­ti­gar­lo to­do, por­que la ope­ra­ción Le­zo in­clu­ye a más per­so­nas”.

La opo­si­ción socialista pi­de que con­ti­núe la in­ves­ti­ga­ción por­que “Gon­zá­lez no lo ha he­cho solo”

KI­KO HUES­CA / EFE

El ex­pre­si­den­te ma­dri­le­ño Ig­na­cio Gon­zá­lez a su sa­li­da de la cár­cel de So­to del Real el pa­sa­do miér­co­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.