La va­ri­ta má­gi­ca

Pa­blo Ma­chín, en­tre­na­dor del Gi­ro­na

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - AL­BERT BAS­SAS

En­tre­vis­ta a Pa­blo Ma­chín, téc­ni­co del Gi­ro­na, que se mues­tra or­gu­llo­so de “po­der de­mos­trar que con un sis­te­ma di­fe­ren­te y va­lien­te se pue­de ha­cer un equi­po com­pe­ti­ti­vo en la má­xi­ma ca­te­go­ría”, aun­que si­gue abier­to a cam­bios “si las co­sas no sa­len bien”.

Pa­blo Ma­chín (Gó­ma­ra, 1975) es uno de los hom­bres de mo­da del fút­bol español. Des­pués de for­mar­se, co­mo téc­ni­co, en las ca­te­go­rías in­fe­rio­res del Nu­man­cia, lin­da aho­ra su quin­ta tem­po­ra­da en el Gi­ro­na con el re­to de man­te­ner el equi­po en Pri­me­ra. Lle­ga­do en abril del 2014 para sal­var al equi­po de la Se­gun­da B, dos pro­mo­cio­nes con­se­cu­ti­vas y un ascenso, lo ava­lan. Con la tran­qui­li­dad que dan los bue­nos re­sul­ta­dos y en me­dio de un nue­vo pa­ro de la com­pe­ti­ción, Ma­chín re­ci­be a La Van­guar­dia en su nue­vo des­pa­cho en Riu­da­re­nes, don­de el equi­po se en­tre­na des­de es­te año.

Una di­fe­ren­cia con res­pec­to a Se­gun­da son es­tas pa­ra­das por se­lec­cio­nes. ¿Có­mo lo lle­va?

Con nor­ma­li­dad. Tal co­mo es nues­tro tra­ba­jo es un au­tén­ti­co lu­jo po­der te­ner al­gún fin de se­ma­na li­bre. Va­mos más relajados, apro­ve­cho para es­tar con la fa­mi­lia, ju­gar a pá­del.. y ha­cer co­sas que el día a día de la com­pe­ti­ción no te per­mi­te ha­cer. Pe­ro en el te­rreno pro­fe­sio­nal y aho­ra que lle­vá­ba­mos una gran ra­cha de re­sul­ta­dos, cual­quier pa­ro ge­ne­ra un pun­to de in­cer­ti­dum­bre. A to­dos nos ha­bría gus­ta­do alar­gar­la ju­gan­do es­te

fin de se­ma­na pe­ro eso va co­mo va.

¿Y apro­ve­cha para tra­ba­jar de al­gu­na for­ma dis­tin­ta?

A ve­ces ha­ce­mos al­gu­na ac­ti­vi­dad con el gru­po para sa­lir de la ru­ti­na, apro­ve­cha­mos para cui­dar más a los ju­ga­do­res que lle­van una car­ga su­pe­rior de par­ti­dos... Son se­sio­nes me­nos fí­si­cas y pro­fun­di­za­mos en al­gu­nos au­to­ma­tis­mos.

De he­cho, su equi­po jue­ga ca­si de me­mo­ria y saca mu­cho pro­ve­cho de la pe­lo­ta pa­ra­da..

Sí, te­nía­mos cla­ro que es un as­pec­to del cual sa­car ré­di­to. La ma­yo­ría de equi­pos pue­den te­ner ju­ga­do­res de más ca­li­dad pe­ro a ba­lón pa­ra­do se igua­lan las fuer­zas y es un as­pec­to que cui­da­mos. Tra­ba­ja­mos mu­cho los par­ti­dos en fun­ción del ri­val para con­tra­rres­tar­los. En Se­gun­da era al re­vés, im­po­nía­mos nues­tra ma­ne­ra de ju­gar y los otros tra­ba­ja­ban para con­tra­rres­tar­nos.

Pe­ro cu­rio­sa­men­te lo ha­ce apos­tan­do por el blo­que de ju­ga­do­res de la tem­po­ra­da pa­sa­da.

Ellos son los que se ga­na­ron el de­re­cho de es­tar ju­gan­do aho­ra en Pri­me­ra y yo es­ta­ba con­ven­ci­do de que se­gui­rían rin­dien­do y sien­do com­pe­ti­ti­vos. El úl­ti­mo par­ti­do de la pre­tem­po­ra­da con­tra el Man­ches­ter City les sir­vió para ga­nar­se un si­tio para el de­but en la li­ga y, des­de en­ton­ces, han si­do nues­tra ba­se, a pe­sar de las mu­chas in­cor­po­ra­cio­nes que he­mos he­cho es­ta tem­po­ra­da.

Uno de los nue­vos en su on­ce ti­po era el por­te­ro Irai­zoz; sin em­bar­go, úl­ti­ma­men­te, tam­bién ha re­cu­pe­ra­do a Bou­nou. ¿Por qué?

No­so­tros ne­ce­si­ta­mos com­pe­ten­cia en to­das las po­si­cio­nes. Qui­zás an­ti­gua­men­te ha­bía mu­cha más di­fe­ren­ciaen­tre el por­te­ro ti­tu­lar y el su­plen­te pe­ro pre­fie­ro que se ga­nen el pues­to ca­da se­ma­na. Son de­ci­sio­nes que voy to­man­do en fun­ción del mo­men­to, co­mo ya ha­cía el año pa­sa­do.

Tam­bién se man­tie­ne fiel a su estilo que, tras el ascenso, nos di­jo que se po­dría re­plan­tear...

Pues es un as­pec­to del que me enor­gu­llez­co es­pe­cial­men­te. Po­der de­mos­trar que con un sis­te­ma di­fe­ren­te y va­lien­te –el de ju­gar con tres cen­tra­les y dos ca­rri­le­ros–, so­mos ca­pa­ces de ser com­pe­ti­ti­vos en la má­xi­ma ca­te­go­ría. Te­nía mis du­das y por eso se lo di­je a us­ted. Igual­men­te que le di­go aho­ra que si­go es­tan­do abier­to a cam­bios si las co­sas no sa­len bien.

Só­lo ha re­nun­cia­do a su estilo con­tra el Ba­rça. ¿Se arre­pien­te?

No. Hi­ci­mos un mar­ca­je in­di­vi­dual so­bre el me­jor jugador para in­ten­tar ga­nar. Con­se­gui­mos el pri­mer ob­je­ti­vo que era fre­nar a Mes­si pe­ro co­mo sus otros diez fut­bo­lis­tas fue­ron me­jo­res que los nues­tros diez no pu­di­mos con­se­guir el se­gun­do, que era lle­var­nos los pun­tos. La suer­te tam­po­co nos acom­pa­ñó.

Por lo tan­to, ¿lo re­pe­ti­ría?

Lo ten­dría que va­lo­rar, pe­ro me lo plan­tea­ría, sí. No lo des­car­to.

Pe­ro con­tra el Ma­drid no re­nun­cia­ron a na­da y ga­na­ron...

Con­tra el Ma­drid ju­ga­mos un par­ti­do fan­tás­ti­co y eran mo­men­tos di­fe­ren­tes. El Ba­rça tie­ne un jugador que aglu­ti­na la ma­yor par­te del jue­go, ha­cien­do go­les y asis­ten­cias. El Ma­drid tie­ne mu­chos ju­ga­do­res bue­nos pe­ro nin­guno que sea tan de­ter­mi­nan­te.

“El Ma­drid no tie­ne a na­die tan de­ter­mi­nan­te co­mo Mes­si, no des­car­to vol­ver a mar­car­lo al hom­bre” “Ten­go au­to­no­mía; na­die me di­ce que de­bo te­ner cier­tos ju­ga­do­res ha­cien­do de­ter­mi­na­das co­sas”

¿No­ta el alien­to de la nue­va pro­pie­dad en su tra­ba­jo?

Des­de que es­toy aquí he te­ni­do to­tal au­to­no­mía en el día a día y en las ali­nea­cio­nes. Tam­bién es­toy con­ten­to por­que se me ha te­ni­do en cuen­ta a la ho­ra de ha­cer los fi­cha­jes. Na­die me ha di­cho que ten­go que te­ner de­ter­mi­na­dos ju­ga­do­res ha­cien­do de­ter­mi­na­das co­sas. Apro­ve­cha­mos la opor­tu­ni­dad de ser pro­pie­dad del Man­ches­ter City co­mo ellos tam­bién apro­ve­chan los be­ne­fi­cios de te­ner un club en la me­jor li­ga del mun­do.

¿Les pe­di­rá al­gún re­fuer­zo en es­te mer­ca­do de in­vierno?

To­dos los en­tre­na­do­res pe­di­mos. Otra co­sa es que nos lo pue­dan dar. Yo creo que to­da­vía es pron­to para ha­blar de to­do eso pe­ro la di­rec­ción de­por­ti­va siem­pre tra­ba­ja para ha­cer­nos me­jo­res y en el mer­ca­do de verano nos que­da­mos con las ga­nas de fi­char un quin­to ca­rri­le­ro.

¿Y us­ted pue­de ser me­jor y cre­cer to­da­vía más en el Gi­ro­na?

Es­pe­ro que sí. Des­pués de re­no­var es­te verano aho­ra ten­go dos años de con­tra­to y quiero se­guir de­mos­tran­do que lo que he he­cho en Se­gun­da lo pue­do se­guir ha­cien­do en Pri­me­ra. Los en­tre­na­do­res no po­de­mos ha­cer mu­chos pla­nes a lar­go pla­zo pe­ro con­fío en que se­gui­mos cre­cien­do jun­tos. Aho­ra nos te­ne­mos que cen­trar en ase­gu­rar la per­ma­nen­cia.

PE­RE DU­RAN / NORD ME­DIA

El en­tre­na­dor del Gi­ro­na, Pa­blo Ma­chín, ayer, en el cam­po de en­tre­na­mien­to de Riu­da­re­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.