Ca­ta­la­nis­mo trans­ver­sal

Ra­mon Es­pa­da­ler, can­di­da­to de Units per Ava­nçar en la lis­ta del PSC

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - RAÚL MON­TI­LLA Bar­ce­lo­na

El ve­te­rano di­ri­gen­te de­mo­cris­tiano Ra­mon Es­pa­da­ler de­fien­de su alianza con el PSC, que pue­de ser el em­brión del diá­lo­go ne­ce­sa­rio para su­pe­rar la ac­tual cri­sis po­lí­ti­ca.

Ra­mon Es­pa­da­ler (Sant Quir­ze de Be­so­ra, 1963), ve­te­rano di­ri­gen­te de­mo­cris­tiano, se­rá el nú­me­ro 3 de la lis­ta del PSC por Bar­ce­lo­na tras la alianza elec­to­ral pac­ta­da en­tre los so­cia­lis­tas ca­ta­la­nes y Units per Ava­nçar, la for­ma­ción de cen­tro ca­ta­la­nis­ta que na­ció tras la ex­tin­ción de Unió. Un acuer­do que quie­re atraer al vo­tan­te ca­ta­la­nis­ta mo­de­ra­do y ser el em­brión del diá­lo­go ne­ce­sa­rio para su­pe­rar la ac­tual cri­sis po­lí­ti­ca.

¿Por qué han de­ci­di­do no pre­sen­tar­se en so­li­ta­rio?

Ha­cer­lo po­si­ble­men­te ha­bría frac­cio­na­do más el vo­to. En las elec­cio­nes del 2015, cuan­do fui can­di­da­to de Unió, me do­lió mu­cho no po­der tra­du­cir 104.000 pa­pe­le­tas en re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria. Pe­ro tam­bién pen­sa­mos que en un mo­men­to de ex­cep­cio­na­li­dad co­mo el ac­tual va­lía la pe­na ex­plo­rar alian­zas en un es­pa­cio que no sea fren­tis­ta, que no co­mul­gue con el independentismo y que plan­tee una al­ter­na­ti­va para cam­biar el marco de re­la­ción con Es­pa­ña des­de la le­ga­li­dad. Y que tam­po­co sea in­mo­vi­lis­ta e in­ca­paz de ha­cer pro­pues­tas po­lí­ti­cas.

Y el ele­gi­do fue el PSC.

Si se ha­ce un re­pa­so a to­dos los can­di­da­tos ac­tua­les, aun­que ha­ya quie­nes no se han de­fi­ni­do to­da­vía, el elec­to­ra­do que no com­par­te la in­de­pen­den­cia, que es ca­ta­la­nis­ta y que no se sien­te có­mo­do con lo que ha he­cho PP y Cs tie­ne dos op­cio­nes: o vo­tar a Mi­quel Ice­ta, o vo­tar­lo y ayu­dar­lo.

¿Units re­nun­cia a su pro­yec­to?

El pac­to se en­tien­de por la ex­cep­cio­na­li­dad del mo­men­to. En otro con­tex­to no­so­tros no ha­ría­mos una alianza preelec­to­ral con el PSC. Pe­ro es­tas elec­cio­nes tie­nen mu­chas par­ti­cu­la­ri­da­des que las ha­ce di­fe­ren­tes. Nues­tro com­pro­mi­so se li­mi­ta a una le­gis­la­tu­ra y no se ex­tra­po­la a otros ám­bi­tos elec­to­ra­les.

¿En­ton­ces?

El acuer­do se tie­ne que en­ten­der en su sen­ti­do cen­tral, que es en el de tra­ba­jar en una re­for­ma en el ám­bi­to cons­ti­tu­cio­nal que nos per­mi­ta re­sol­ver la dig­ni­dad que re­quie­re Ca­ta­lun­ya, tra­ba­jar por una me­jo­ra del au­to­go­bierno, del sis­te­ma de fi­nan­cia­ción: para que sea jus­to y so­li­da­rio a la vez; y te­ner tam­bién un marco de re­la­cio­nes con Es­pa­ña nor­ma­li­za­do. A par­tir de aquí: ¿ha­brá pun­tos en los que no po­da­mos es­tar de acuer­do? Sí.

Por mo­ti­vos de “con­cien­cia” po­drán vo­tar di­fe­ren­te al­gu­nas cues­tio­nes. ¿No es así?

Sí. Es evi­den­te que no so­mos igua­les y no que­re­mos ser­lo. El PSC no se va a la de­re­cha, igual que Units no se va a la iz­quier­da. Pe­ro, en un mo­men­to en el que se ha­bla de diá­lo­go y de acuer­do, he­mos da­do un pa­so más y no­so­tros lo he­mos prac­ti­ca­do. La si­tua­ción ac­tual re­quie­re pac­tos en­tre di­fe­ren­tes.

Sí que irán a una en edu­ca­ción y sa­ni­dad.

Para no­so­tros y el PSC son dos ám­bi­tos muy sen­si­bles que po­día­mos es­cri­bir des­de la di­fe­ren­cia o des­de el acuer­do. El pun­to de acuer­do en lo pri­me­ro es la ley de Edu­ca­ción de Ca­ta­lun­ya: la es­cue­la con­cer­ta­da, el mo­de­lo edu­ca­ti­vo ca­ta­lán... En lo re­fe­ren­te al ám­bi­to sa­ni­ta­rio el marco es el des­plie­gue del mo­de­lo ca­ta­lán.

El PSC pro­po­ne la re­for­ma fe­de­ral de la Cons­ti­tu­ción, us­te­des una adi­cio­nal a la Car­ta Mag­na. ¿Son com­pa­ti­bles?

To­tal­men­te. Pe­ro lo que es ne­ce­sa­rio es po­ner to­das las ideas en­ci­ma de la me­sa: re­gre­sar a las ins­ti­tu­cio­nes par­la­men­ta­rias y al de­ba­te en el marco de la le­ga­li­dad.

¿Su po­si­ción res­pec­to al 155?

Units ya di­jo que no que­ría su apli­ca­ción, tam­po­co una DUI.

Pues el PSC ca­li­fi­có co­mo “inevi­ta­ble” su apli­ca­ción, aun­que fi­nal­men­te no vo­ta­ra. Pe­ro sí lo hi­zo a fa­vor el PSOE.

No­so­tros lee­mos que ese apo­yo fue lo que hi­zo que la apli­ca­ción no fue­ra más du­ra y no se in­ter­vi­nie­ran, por ejem­plo, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Tam­bién le di­ré que ha­bía al­ter­na­ti­vas y que las te­nía el Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat: si el pre­si­dent Car­les Puig­de­mont hu­bie­ra con­vo­ca­do elec­cio­nes un día an­tes, co­mo cir­cu­ló aque­lla mis­ma ma­ña­na, es­ta­ría­mos en un es­ce­na­rio ra­di­cal­men­te di­fe­ren­te. El 155 no se ha­bría apli­ca­do e iría­mos a unas elec­cio­nes mu­cho más se­re­nas.

“Si Puig­de­mont hu­bie­ra con­vo­ca­do elec­cio­nes, el es­ce­na­rio se­ría muy dis­tin­to” “Es ne­ce­sa­rio po­ner to­das las ideas en­ci­ma de la me­sa: re­gre­sar a las ins­ti­tu­cio­nes”

Hay par­ti­dos que de­fen­de­rán la am­nis­tía de los en­cau­sa­dos por la cues­tión ca­ta­la­na. ¿Us­ted?

La am­nis­tía tie­ne sen­ti­do una vez que ha­ya una sen­ten­cia. Yo lo que de­seo pro­fun­da­men­te es que quie­nes es­tán en pri­sión y quie­nes es­tán fue­ra de Ca­ta­lun­ya pue­dan es­tar to­dos en Ca­ta­lun­ya y en li­ber­tad. Pe­ro yo respeto la se­pa­ra­ción de po­de­res y no pue­do lle­var en un pro­gra­ma elec­to­ral un man­da­to so­bre la ins­tan­cia ju­di­cial, aun­que la pri­sión nos pa­rez­ca una me­di­da muy du­ra. Nor­ma­li­zar la ac­tual si­tua­ción con­tri­bui­rá a cal­mar los áni­mos, que es­tán muy cris­pa­dos.

Us­ted fue con­se­ller de In­te­rior. ¿Có­mo vio la ac­tua­ción de los Mos­sos en el 1-O?

Si me ci­ño a las cir­cu­la­res que he vis­to a tra­vés de la pren­sa, creo que en los Mos­sos ha­bía una in­ten­ción cla­ra de cum­plir las ór­de­nes. Creo que Tra­pe­ro apos­tó por la pon­de­ra­ción a la ho­ra de apli­car la la­bor po­li­cial. Es­to no ha si­do vis­to así por to­do el mun­do y las ins­tan­cias ju­di­cia­les lo di­ri­mi­rán, pe­ro yo pre­su­pon­go esa ac­ti­tud.

¿Qué fu­tu­ro le au­gu­ra us­ted al PDECat?

Nos he­mos pro­pues­to una co­sa: el am­bien­te es­tá tan cris­pa­do que no ha­re­mos jui­cios so­bre ter­ce­ros. Se­re­mos pro­po­si­ti­vos.

ÀLEX GAR­CIA

El ex­lí­der de Unió Ra­mon Es­pa­da­ler, aho­ra mi­li­tan­te de Units per Ava­nçar y nú­me­ro tres de la lis­ta del PSC por Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.