Trump pro­po­ne nue­vas re­glas de co­mer­cio para ne­go­ciar en Asia

Xi de­fien­de la glo­ba­li­za­ción en la cum­bre de paí­ses Asia-Pa­cí­fi­co de Da­nang

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIONAL - ISI­DRE AMBRÓS Hong Kong. Co­rres­pon­sal

El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nad Trump, lan­zó ayer un men­sa­je sor­pren­den­te­men­te hos­til en el fo­ro de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca Asia-Pa­cí­fi­co (APEC), que reúne a los paí­ses de las dos ori­llas del océano Pa­cí­fi­co. Un ja­rro de agua fría para la ma­yo­ría de lí­de­res de la re­gión, que an­sia­ban co­no­cer de pri­me­ra mano las ideas del pre­si­den­te de EE.UU. so­bre el desa­rro­llo del co­mer­cio en la zo­na. En la mis­ma reunión, el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, se eri­gió co­mo el gran de­fen­sor de la glo­ba­li­za­ción y apos­tó por una ma­yor in­te­gra­ción co­mer­cial en Asia-Pa­cí­fi­co.

Trump des­car­gó en Da­nang, la ciu­dad viet­na­mi­ta que aco­ge la cum­bre de la APEC, to­da la agre­si­vi­dad ver­bal que no pro­pa­gó en Chi­na, la an­te­rior eta­pa de su gi­ra asiá­ti­ca, que aca­ba­rá el fin de se­ma­na en Fi­li­pi­nas. Re­to­mó su es­lo­gan elec­to­ral de “Amé­ri­ca pri­me­ro”, cri­ti­có con du­re­za a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (OMC), que fi­ja las re­glas co­mer­cia­les glo­ba­les, y ad­vir­tió que “EE.UU. no per­mi­ti­rá más abusos eco­nó­mi­cos cró­ni­cos”.

En una in­ter­ven­ción di­ri­gi­da a los prin­ci­pa­les em­pre­sa­rios y lí­de­res po­lí­ti­cos de los 21 paí­ses de las dos ori­llas del Pa­cí­fi­co, que re­pre­sen­tan el 60% del PIB mun­pro­du­jo dial, el 50% del co­mer­cio del pla­ne­ta y al 40% de su po­bla­ción, Trump con­de­nó los acuer­dos mul­ti­la­te­ra­les im­pul­sa­dos por sus pre­de­ce­so­res y anun­ció su pro­pó­si­to de im­po­ner nue­vas re­glas ba­sa­das en el co­mer­cio bi­la­te­ral “jus­to y equi­ta­ti­vo”. “Lo que no ha­re­mos es ce­le­brar acuer­dos im­por­tan­tes que nos atan las ma­nos, nos obli­gan a re­nun­ciar a nues­tra so­be­ra­nía y ha­cer imposible su apli­ca­ción”. Un men­sa­je que ca­yó co­mo una du­cha de agua he­la­da en­tre los asis­ten­tes a su es­pe­ra­do dis­cur­so.

Una in­ter­ven­ción tan an­sia­da co­mo el anun­cia­do en­cuen­tro en­tre Trump y el pre­si­den­te ru­so, Vla­dí­mir Pu­tin, que al fi­nal no se y se que­dó en un apre­tón de ma­nos y un sa­lu­do an­tes de la ce­na de ga­la de los lí­de­res, un des­en­cuen­tro que irri­tó a los ru­sos. La por­ta­voz de la Ca­sa Blan­ca pre­ci­só que nun­ca se ha­bía pre­vis­to una reunión for­mal.

“A par­tir de aho­ra ha­ré acuer­dos co­mer­cia­les bilaterales con cual­quier na­ción del In­do-Pa­cí­fi­co [tér­mino con que la Ca­sa Blan­ca de­fi­ne es­ta re­gión fren­te al pi­vo­te de Asia de Oba­ma] que quie­ra ser nues­tro so­cio y res­pe­tar los prin­ci­pios del co­mer­cio jus­to y re­cí­pro­co”, pro­cla­mó Trump. Unos prin­ci­pios que di­jo que pre­va­le­ce­rán en to­do acuer­do co­mer­cial que EE.UU. sus­cri­ba con otro país. “Es­pe­ra­mos que los mer­ca­dos es­tén abier­tos en igual me­di­da en am­bos paí­ses y que la in­dus­tria pri­va­da, no los pla­ni­fi­ca­do­res del go­bierno, di­ri­jan la in­ver­sión”, aña­dió.

No ci­tó a nin­gún país, pe­ro sus que­jas re­cor­da­ban las prác­ti­cas chi­nas. Ex­pli­có que cuan­do Es­ta­dos Uni­dos abrió sus mer­ca­dos, otros paí­ses res­pon­die­ron “ro­ban­do la pro­pie­dad in­te­lec­tual, con apo­yo al sec­tor es­ta­tal y ayu­das a la pro­duc­ción y ma­ni­pu­lan­do su di­vi­sa”.

Para de­fen­der sus ideas re­cu­rrió a lo que ha­bía di­cho el día an­te­rior en Pe­kín, res­pec­to a Chi­na, pe­ro lo am­plió al res­to de paí­ses asiá­ti­cos. “No cul­po a Chi­na, ni a nin­gún otro país, de los cua­les hay mu­chos, por apro­ve­char­se de EE.UU. en el co­mer­cio”, di­jo Trump. “Si sus re­pre­sen­tan­tes pue­den sa­lir­se con la su­ya, sim­ple­men­te es­tán ha­cien­do su tra­ba­jo” y car­gó con­tra sus an­te­ce­so­res por no po­ner re­me­dio a esa si­tua­ción y per­mi­tir que cre­cie­ra el dé­fi­cit co­mer­cial de EE.UU. “No lo hi­cie­ron, pe­ro yo lo ha­ré”, ad­vir­tió.

Po­co des­pués de Trump, le to­có el turno al pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, di­ri­gir­se al fo­ro de APEC. Una in­ter­ven­ción igual­men­te es­pe­ra­da y que re­sul­tó un bál­sa­mo para los asis­ten­tes a la reunión. Al re­vés que el lí­der de EE.UU., el man­da­ta­rio de la se­gun­da po­ten­cia mun­dial se com­pro­me­tió a de­fen­der el mul­ti­la­te­ra­lis­mo y des­cri­bió la glo­ba­li­za­ción co­mo “una ten­den­cia his­tó­ri­ca irre­ver­si­ble”.

Xi in­sis­tió en la ne­ce­si­dad de fo­men­tar los acuer­dos mul­ti­la­te­ra­les de co­mer­cio por­que “ayu­dan a las na­cio­nes más po­bres y per­mi­ten a los paí­ses en desa­rro­llo be­ne­fi­ciar­se del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal y la in­ver­sión”.

NUE­VOS CRI­TE­RIOS “Ha­ré acuer­dos con los paí­ses que res­pe­ten los prin­ci­pios del co­mer­cio jus­to y re­cí­pro­co”

CI­TA CON PU­TIN Al fi­nal no se pro­du­jo y se li­mi­tó a un sa­lu­do y un apre­tón de ma­nos an­tes de la ce­na de ga­la

STR / AFP

Trump sa­lu­da a Pu­tin en los pre­pa­ra­ti­vos de la foto de fa­mi­lia del fo­ro de Coope­ra­ción Asia-Pa­cí­fi­co en la ciu­dad viet­na­mi­ta de Da­nang

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.