For­ca­dell, li­bre tras pa­gar la ANC

La fian­za de 150.000 eu­ros, de­po­si­ta­da me­dian­te un che­que

La Vanguardia (1ª edición) - - POLÍTICA - J. M.ª BRU­NET Ma­drid

Fue una sa­li­da ve­loz, a bor­do de un co­che que no se de­tu­vo. La es­pe­ra­ban un cen­te­nar de pe­rio­dis­tas. Pe­ro no hu­bo pa­la­bras para las cá­ma­ras. Sí las hu­bo, en cam­bio, en Twit­ter. El men­sa­je de la pre­si­den­ta del Par­la­ment, Car­me For­ca­dell, tras aban­do­nar ha­cia las dos y diez de la tar­de la cár­cel de Al­ca­lá Me­co, fue: “Vol­ve­mos a ca­sa. Con la con­cien­cia tran­qui­la de ha­ber ac­tua­do co­rrec­ta­men­te: ga­ran­ti­zar la li­ber­tad de ex­pre­sión en el Par­la­ment, se­de de la so­be­ra­nía na­cio­nal”.

Atrás que­da­ba la bre­ve ex­pe­rien­cia car­ce­la­ria, una vez sa­tis­fe­cha con un che­que la fian­za de 150.000 eu­ros que el juez im­pu­so a For­ca­dell. El pa­go lo hi­zo el te­so­re­ro de la ANC, Mar­cel Pa­drós. La no­che an­te­rior, es­ta en­ti­dad ya anun­ció que la abo­na­ría con car­go a la “caja de so­li­da­ri­dad”.

El in­gre­so se hi­zo en una cuen­ta de Bar­ce­lo­na. El juez fir­mó en­se­gui­da la or­den de li­ber­tad. El le­tra­do de For­ca­dell, An­dreu van den Eyn­de, en­tre­gó el pa­sa­por­te de su de­fen­di­da en el Su­pre­mo ayer mis­mo. La pre­si­den­ta del Par­la­ment ten­drá que pre­sen­tar­se a par­tir de aho­ra una vez por se­ma­na en el TSJ de Ca­ta­lun­ya o en el juz­ga­do que es­té más pró­xi­mo a su do­mi­ci­lio.

An­tes de vi­si­tar ayer las pri­sio­nes de Es­tre­me­ra y Al­ca­lá Me­co, don­de per­ma­ne­cen los ocho ex­miem­bros del Go­vern en­car­ce­la­dos, Van den Eyn­de pre­sen­tó un es­cri­to en el Su­pre­mo para so­li­ci­tar que la Sa­la Pe­nal de es­ta ins­tan­cia re­cla­me a la Au­dien­cia Na­cio­nal el pro­ce­so con­tra los ex­con­se­llers. La de­fen­sa de los que­re­lla­dos tam­bién lo quie­re to­do en una mis­ma cau­sa, co­mo el pro­pio Su­pre­mo, que no tar­da­rá en plan­tear­lo for­mal­men­te.

Por par­te de For­ca­dell, hu­bo al­gún tex­to más. En Twit­ter, tu­vo pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to para quie­nes le han ex­pre­sa­do su apo­yo, y otras de re­cuer­do para los ex­con­se­llers en­car­ce­la­dos. So­bre es­tos, es­cri­bió: “No os ol­vi­da­mos, os que­re­mos li­bres, os que­re­mos en ca­sa, os que­re­mos con vues­tras fa­mi­lias, es­ta­mos con vo­so­tros”. Y aña­dió un “agra­de­ci­mien­to in­fi­ni­to” a quie­nes le han ma­ni­fes­ta­do su apo­yo es­tos días, sub­ra­yan­do que “Vues­tra es­ti­ma y so­li­da­ri­dad nos ha­ce más fuer­tes, más li­bres y más dig­nos”.

JUAN ME­DI­NA / REU­TERS

For­ca­dell sa­le en un vehícu­lo ofi­cial de Al­ca­lá Me­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.