Los ba­res fuer­zan la re­for­ma de la or­de­nan­za de te­rra­zas

El Gremi de Res­tau­ra­ció reúne 18.138 fir­mas a fin de fre­nar la san­gría de mesas y sillas de los ve­la­do­res de Bar­ce­lo­na

La Vanguardia (1ª edición) - - VIVIR - LUIS BENVENUTY Bar­ce­lo­na

El Gremi de Res­tau­ra­ció re­gis­tró ayer en el Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na 18.138 fir­mas en apo­yo a su pro­pues­ta de re­for­ma de la or­de­nan­za de te­rra­zas. Son 4.116 más de las exi­gi­das por el Con­sis­to­rio. Las reunie­ron en ape­nas 49 días en un cen­te­nar de ba­res. Se tra­ta de una ma­nio­bra de los res­tau­ra­do­res eje­cu­ta­da in ex­tre­mis para fre­nar los re­cor­tes de los ve­la­do­res. El 1 de enero fi­na­li­za­rán las mo­ra­to­rias que apla­zan la apli­ca­ción de al­gu­nos de sus ca­pí­tu­los más res­tric­ti­vos: las nue­vas exi­gen­cias en ma­te­ria de la­va­bos y la obli­ga­ción de que los ve­la­do­res no ex­ce­dan de la fa­cha­da de su lo­cal. La en­tra­da en vi­gor de es­tos ex­tre­mos su­pon­dría la re­ti­ra­da de tan­tas mesas que mu­chos pe­que­ños ne­go­cios se ve­rían abo­ca­dos al cie­rre. En es­tos mo­men­tos mi­les de au­tó­no­mos y pe­que­ños em­pre­sa­rios es­tán an­gus­tia­dos. Ade­más, la fle­xi­bi­li­za­ción de la nor­ma que plan­tean los res­tau­ra­do­res per­mi­ti­ría que nu­me­ro­sos ne­go­cios re­cu­pe­ra­ran mu­chas de las 20.000 sillas per­di­das los dos úl­ti­mos años, du­ran­te la pro­gre­si­va apli­ca­ción de la nor­ma pac­ta­da por CiU y PP en el man­da­to an­te­rior.

Los res­tau­ra­do­res con­fían en que las fuer­zas po­lí­ti­cas de­ba­tan y aprue­ben de ma­ne­ra ini­cial su pro­pues­ta en la co­mi­sión de Ur­ba­nis­mo que hay que ce­le­brar en di­ciem­bre. De­pen­de de la ce­le­ri­dad de los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les a la ho­ra de com­pro­bar la va­li­dez de las fir­mas. La pro­pues­ta de los res­tau­ra­do­res po­dría apro­bar­se de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va en el pleno de mar­zo o abril. Da­do que las li­cen­cias de las te­rra­zas acos­tum­bran a re­no­var­se en pri­ma­ve­ra, es­ta ini­cia­ti­va po­dría sa­lir ade­lan­te so­bre la bo­ci­na. En prin­ci­pio, los edi­les de PDE Cat, ERC, Ciu­ta­dans y PP apo­yan la pro­pues­ta de los res­tau­ra­do­res. Al me­nos es­tán de acuer­do en que la nor­ma en vi­gor ha de fle­xi­bi­li­zar­se cuan­to an­tes, que el go­bierno de la al­cal­de­sa Ada Co­lau se re­ve­ló in­ca­paz de en­con­trar pun­tos de acuer­do, que la gue­rra de las te­rra­zas no pue­de pro­lon­gar­se por más tiem­po. De to­das for­mas mu­chas en­ti­da­des ve­ci­na­les que en­tien­den que en Bar­ce­lo­na hay de­ma­sia­das te­rra­zas, que el Ayun­ta­mien­to mer­can­ti­li­zó un es­pa­cio pú­bli­co aho­ra sa­tu­ra­do, que la gen­te ha de po­der sen­tar­se en la ca­lle sin te­ner que pa­gar una con­su­mi­ción, pre­sio­na­rán a los gru­pos para que no se aven­gan con tan­tas fa­ci­li­da­des a las pre­ten­sio­nes del Gremi. Al po­co, el con­ce­jal de Pai­sa­je Urbano, el socialista Da­niel Mò­dol, quien du­ran­te los úl­ti­mos me­ses tra­tó de re­con­du­cir las in­fruc­tuo­sas ne­go­cia­cio­nes en­tre el

PDE Cat, ERC, Ciu­ta­dans y PP apo­yan que la ini­cia­ti­va de los res­tau­ra­do­res sea vo­ta­da en el pleno

go­bierno de Co­lau y el Gremi, ce­le­bró la pre­sen­ta­ción de las fir­mas. “Sig­ni­fi­ca que to­dos los ac­to­res se sien­ten en la mis­ma me­sa y to­dos los gru­pos po­lí­ti­cos ha­gan un ac­to de res­pon­sa­bi­li­dad”.

La res­tau­ra­do­res quie­ren re­to­car los ex­tre­mos más es­pi­no­sos de la nor­ma. So­bre las nue­vas exi­gen­cias en ma­te­ria de la­va­bos, el Gremi pro­po­ne que los es­ta­ble­ci­mien­tos his­tó­ri­cos, aque­llos que no dis­po­nen de es­pa­cio su­fi­cien­te y tam­bién los que se vie­ran obli­ga­dos a afron­tar unas obras des­pro­por­cio­na­das, pue­dan aco­ger­se a una cláu­su­la de ex­cep­cio­na­li­dad. La re­no­va­ción de los la­va­bos es­tá qui­tán­do­le el sue­ño so­bre to­do a quie­nes tie­nen ga­ri­tos pe­que­ños don­de es muy com­pli­ca­do ha­cer re­for­mas, a to­dos los que se ve­rían obli­ga­dos a re­nun­ciar a su prin­ci­pal fuen­te de in­gre­sos, a la te­rra­za. La pro­pues­ta de los res­tau­ra­do­res tam­bién plan­tea re­vi­sar el as­pec­to de la or­de­nan­za cu­ya apli­ca­ción su­pu­so, has­ta aho­ra, la ma­yor re­ti­ra­da de mesas y sillas. Son las dis­tan­cias que las te­rra­zas han de guar­dar con res­pec­to al res­to del mo­bi­lia­rio urbano. El Gremi quie­re que es­tas dis­tan­cias no sean fi­jas, sino que los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les las de­fi­nan se­gún ca­da ca­so, más o me­nos co­mo se vino ha­cien­do an­te­rior­men­te. A cam­bio de es­tas re­vi­sio­nes los res­tau­ra­do­res se com­pro­me­ten a ga­ran­ti­zar la ac­ce­si­bi­li­dad a los ve­la­do­res de las per­so­nas de mo­vi­li­dad re­du­ci­da, a acep­tar los ho­ra­rios es­ta­ble­ci­dos y a que no ha­ya te­rra­zas don­de los clien­tes ten­gan que ser­vir­se ellos mis­mos.

LLIBERT TEI­XI­DÓ

Nu­me­ro­sos pro­fe­sio­na­les de la res­tau­ra­ción acu­die­ron ayer al Ayun­ta­mien­to a ha­cer en­tre­ga de las mues­tras de apo­yo re­co­gi­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.