Lo que nos cuen­tan

La Vanguardia (1ª edición) - - QUIÉN - CRIS­TI­NA JOLONCH

Pa­re­ce de sen­ti­do co­mún que sa­ber lo que tie­nes an­te ti en el plato, co­no­cer sus com­po­nen­tes y sus tex­tu­ras, sir­ve para me­jo­rar la res­pues­ta de tu or­ga­nis­mo a esa co­mi­da. Y eso ha que­ri­do de­mos­trar un es­tu­dio del equi­po de di­ges­ti­vo del hos­pi­tal Vall d’Hebron con El Ce­ller de Can Ro­ca que se pre­sen­tó la se­ma­na pa­sa­da. Los in­ves­ti­ga­do­res rea­li­za­ron prue­bas a 28 per­so­nas sa­nas, que res­pon­die­ron di­ver­sos cues­tio­na­rios en los que se apre­cia las di­fe­ren­cias en­tre su sen­sa­ción de sa­tis­fac­ción, ple­ni­tud y su es­ta­do de áni­mo an­tes y des­pués de in­ge­rir una so­pa que se les hi­zo pro­bar pri­me­ro sin sa­ber qué con­te­nía y lue­go tras re­ci­bir una in­ter­ven­ción edu­ca­ti­va pre­via a la in­ges­ta. Al pa­re­cer, la in­ves­ti­ga­ción se­rá útil para pa­cien­tes con pro­ble­mas di­ges­ti­vos o para aque­llos que de­ben so­me­ter­se a de­ter­mi­na­das die­tas.

Se­gún Jo­sep Ro­ca, el es­tu­dio tam­bién ser­vi­rá para avan­zar en el ca­mino de res­tau­ran­tes co­mo el su­yo, don­de sue­ñan con lle­gar a ela­bo­rar un me­nú adap­ta­do a los gus­tos de ca­da co­men­sal.

De mo­men­to, la in­for­ma­ción so­bre lo que con­tie­ne el plato si­gue sien­do uno de los ca­ba­llos de ba­ta­lla en la alta co­ci­na. Mu­chos res­tau­ran­tes aban­do­na­ron la mo­da de los enun­cia­dos de los pla­tos in­ter­mi­na­bles (a ve­ces con pre­ten­sio­nes poé­ti­cas) para pa­sar a una des­crip­ción es­cue­ta. Aun­que en la ma­yo­ría de los ca­sos se agra­de­ce, hay oca­sio­nes en que el co­men­sal se que­da sin co­no­cer una in­for­ma­ción útil para en­ten­der el sen­ti­do de la pro­pues­ta, al­go que ocu­rre so­bre to­do en las co­ci­nas más ra­di­ca­les. A ve­ces só­lo quien tie­ne el pri­vi­le­gio de ha­blar con el chef du­ran­te la so­bre­me­sa en­tien­de co­sas que le hu­bie­se ido bien sa­ber an­tes de pro­bar el bocado. En esos ca­sos se­gu­ra­men­te fun­cio­na­ría bien una ex­pli­ca­ción más de­ta­lla­da en la sa­la (ahí es­tá el pe­li­gro de ha­cer­se pe­sa­dos). U ofre­cer in­for­ma­ción adi­cio­nal, co­mo un li­bre­to para po­der se­guir la ópe­ra.

LLIBERT TEI­XI­DÓ

Es im­por­tan­te que el co­men­sal en­tien­da el plato

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.