Par­te de la deu­da au­to­nó­mi­ca po­dría con­ver­tir­se en per­pe­tua

Mon­to­ro es­tu­dia una fór­mu­la sin obli­ga­ción de de­vo­lu­ción ni ven­ci­mien­tos La me­di­da idea­da no es una qui­ta, pe­ro en la prác­ti­ca el Es­ta­do no co­bra­rá

La Vanguardia (1ª edición) - - PORTADA - Ma­nel Pé­rez Bar­ce­lo­na

El mi­nis­tro de Ha­cien­da y Fun­ción pú­bli­ca, Cris­tó­bal Mon­to­ro, tie­ne en la re­cá­ma­ra la pro­pues­ta de apla­zar am­plia­men­te los ven­ci­mien­tos de la deu­da de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas con el Es­ta­do, lle­gan­do in­clu­so a plan­tear­se que una par­te sus­tan­cial se con­vier­ta en per­pe­tua, es de­cir, sin obli­ga­ción de de­vo­lu­ción ni ven­ci­mien­tos, se­gún fuen­tes in­for­ma­das so­bre las dis­cu­sio­nes. Has­ta el mo­men­to, el mi­nis­tro só­lo ha he­cho pú­bli­ca­men­te re­fe­ren­cias ge­né­ri­cas a la “re­es­truc­tu­ra­ción” de esas deu­das, a la es­pe­ra de que se for­me un Go­vern en Ca­ta­lun­ya que par­ti­ci­pe en las ne­go­cia­cio­nes del nue­vo mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca. Co­mo se es­cu­cha en los pa­si­llos del mi­nis­te­rio de la ca­lle de Al­ca­lá, “sin la par­ti­ci­pa­ción de Ca­ta­lun­ya no tie­ne nin­gún sen­ti­do ha­blar del nue­vo mo­de­lo”.

Uno de los ele­men­tos cla­ve, pre­vio a la ne­go­cia­ción del nue­vo mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca re­si­de en dar una sa­li­da a las cuan­tio­sas deu­das que las co­mu­ni­da­des tie­nen pen­dien­tes de pa­go al Es­ta­do, que ha asu­mi­do la co­ber­tu­ra de sus obli­ga­cio­nes fi­nan­cie­ras y co­rrien­tes a tra­vés de los me­ca­nis­mos es­pe­cia­les de fi­nan­cia­ción, el Fon­do de Li­qui­dez Au­to­nó­mi­ca (FLA) o el Fon­do de Fa­ci­li­dad Fi­nan­cie­ra (FFF) y que su­man des­de su ini­cio, en el 2012, has­ta el año 2017 más de 251.000 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún las ci­fras apun­ta­das por el pro­pio mi­nis­tro en su úl­ti­ma com­pa­re­cen­cia en la Co­mi­sión de Ha­cien­da y Fun­ción Pú­bli­ca de fi­na­les del pa­sa­do mes de enero. A es­tas can­ti­da­des, se­gún se de­ta­lló en la mis­ma com­pa­re­cen­cia, de­ben aña­dir­se otros 12.500 mi­llo­nes co­rres­pon­dien­tes al pri­mer tri­mes­tre de es­te año.

La con­ver­sión en deu­da per­pe­tua se­ría uno de los me­ca­nis­mos de nor­ma­li­za­ción de la situación fi­nan­cie­ra de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Es un me­ca­nis­mo que per­mi­ti­ría a Mon­to­ro avan­zar en su plan pa­ra re­ba­jar el pe­sa­do far­do que arras­tran las co­mu­ni­da­des sin pro­po­ner de for­ma abier­ta qui­tas, en lí­nea con lo que ex­pli­có el pa­sa­do lu­nes en la reunión del Pre­si­den­te del Go­bierno, Ma­riano Ra­joy, con los ba­ro­nes te­rri­to­ria­les del Par­ti­do Po­pu­lar. En el Con­gre­so, Mon­to­ro se­ña­ló: “te­ne­mos que ver qué ha­ce­mos res­pec­to a la deu­da de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y, par­ti­cu­lar­men­te, qué ha­ce­mos con la deu­da que tie­nen con­traí­da con el Es­ta­do”. Y tam­bién ade­lan­tó ar­gu­men­tos pa­ra ha­cer fren­te a las crí­ti­cas de los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos de su pro­pio par­ti­do al jus­ti­fi­car las po­si­bles me­di­das en las pro­pias “in­su­fi­cien­cias del sis­te­ma de fi­nan­cia­ción ac­tual”. Una vi­sión que, con dis­tin­tos e in­clu­so gran­des ma­ti­ces, com­par­ten des­de las co­mu­ni­da­des más en­deu­da­das con el Es­ta­do, co­mo Ca­ta­lun­ya, que li­de­ra el ran­king con pa­si­vos de unos 53.000 mi­llo­nes de eu­ros. Tam­bién fi­gu­ran en la lis­ta Va­len­cia y Ba­lea­res. Esa for­mu­la­ción per­mi­ti­ría, asi­mis­mo, cuan­ti­fi­car esas de­fi­cien­cias del sis­te­ma de fi­nan­la­ción cia­ción y com­pen­sar­las con re­duc­cio­nes de deu­da adi­cio­na­les.

Mon­to­ro re­co­no­ció asi­mis­mo el sin­sen­ti­do que su­po­ne que el Es­ta­do aca­be fi­nan­cián­do­se con los in­gre­sos pro­ce­den­tes de la deu­da de las co­mu­ni­da­des (in­tere­ses y de­vo­lu­ción de ca­pi­tal): “real­men­te no hay nin­gún in­te­rés por par­te del Es­ta­do de fi­nan­ciar­se so­bre esa deu­da, que es una deu­da en­tre ad­mi­nis­tra­cio­nes, más bien al con­tra­rio; lo que hay que ha­cer es dis­po­ner de es­ta re- de deu­da en­tre Es­ta­do y co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas pa­ra fa­ci­li­tar la fi­nan­cia­ción de nues­tras co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas”.

La des­apa­ri­ción de ven­ci­mien­tos in­me­dia­tos de la deu­da de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas con el Es­ta­do ten­dría, si se man­tu­vie­se to­do igual, un efec­to in­me­dia­to so­bre los pre­su­pues­tos de es­tas úl­ti­mas, pues sin ese des­tino, se­ría po­si­ble des­ti­nar más re­cur­sos a otras ac­tua­cio­nes. En el ca­so de Ca­ta­lun­ya, los re­pa­gos al Es­ta­do es­te año 2018 su­man 5.454 mi­llo­nes. Mon­to­ro afir­mó en el Con­gre­so que su ob­je­ti­vo es “la vuel­ta a los mer­ca­dos de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas”, des­car­tan­do la po­si­bi­li­dad plan­tea­da en al­gu­nos mo­men­tos de que tu­vie­ra que pa­sar de ma­ne­ra cen­tra­li­za­da a tra­vés del Te­so­ro.

Téc­ni­ca­men­te, no im­pli­ca­ría una qui­ta for­mal de la deu­da, aun­que es ver­dad que en la prác­ti­ca, el Es­ta­do no la co­bra­ría. Mon­to­ro plan­teó una qui­ta o con­do­na­ción for­mal a fi­na­les del 2014, con un pro­gra­ma de can­ce­la­ción de un diez por cien­to anual, con lo que des­apa­re­ce­ría en una dé­ca­da. La pro­pues­ta con­tó con el re­cha­zo del mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis de Guin­dos, que con­si­de­ra­ba que se­ría re­cha­za­da por la Co­mi­sión Eu­ro­pea. Ma­riano Ra­joy de­ci­dió no se­guir ade­lan­te, adu­cien­do que “se­ría muy mal vis­ta”.

En su com­pa­re­cen­cia, Mon­to­ro avan­zó otras pro­pues­tas so­bre el nue­vo mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca que no se sa­be si, co­mo te­men res­pon­sa­bles de va­rias co­mu­ni­da­des, con­tra­rres­ta­rán o no par­te de esas me­di­das de ali­vio de la deu­da, co­mo la de crear “un sis­te­ma que de­je en ma­nos del Es­ta­do las po­lí­ti­cas de con­ver­gen­cia reales pa­ra cen­trar­se —in­sis­to— en lo que de­be ser la prio­ri­dad de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas”. Es de­cir, la fi­nan­cia­ción de las co­mu­ni­da­des se cen­tra­ría en de­ter­mi­nar “el cos­te efec­ti­vo de los ser­vi­cios pú­bli­cos fun­da­men­ta­les y que ten­ga co­mo ob­je­ti­vo la se­gu­ri­dad fi­nan­cie­ra pa­ra que en nin­gún mo­men­to del ci­clo eco­nó­mi­co la pres­ta­ción de esos ser­vi­cios pú­bli­cos se re­sien­ta”. Y pa­ra ello pro­po­ne una sim­pli­fi­ca­ción del mo­de­lo, de­jan­do vi­gen­te un úni­co fon­do. Tam­bién con­tem­pla una ar­mo­ni­za­ción mí­ni­ma de to­das las co­mu­ni­da­des en de­ter­mi­na­dos im­pues­tos que pue­den ge­ne­rar una in­de­sea­da com­pe­ten­cia fis­cal en­tre co­mu­ni­da­des, la ma­yo­ría apun­ta a Madrid. Mon­to­ro in­clu­ye aquí im­pues­tos co­mo el de pa­tri­mo­nio. Aun­que de dis­tin­ta na­tu­ra­le­za, tam­bién los me­dioam­bien­ta­les.

LA QUI­TA Y EL PA­GO Téc­ni­ca­men­te, no im­pli­ca una qui­ta for­mal, pe­ro el Es­ta­do no co­bra­rá

DEU­DA ACU­MU­LA­DA Las deu­das de las co­mu­ni­da­des con el Es­ta­do as­cien­den a 251.000 mi­llo­nes

EMI­LIA GUTIÉRREZ/ AR­CHI­VO

Cris­tó­bal Mon­to­ro, mi­nis­tro de Ha­cien­da y Fun­cion Pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.