Junc­ker cho­ca con Mer­kel por la for­ma de elec­ción de su su­ce­sor

El pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea quie­re que el car­go si­ga li­ga­do al re­sul­ta­do elec­to­ral

La Vanguardia (1ª edición) - - PORTADA - JAU­ME MASDEU Bru­se­las. Corresponsal

En el 2014, Jean-Clau­de Junc­ker fue ele­gi­do gra­cias a es­te sis­te­ma elec­to­ral, y aho­ra quie­re que se re­pi­ta la fór­mu­la pa­ra es­co­ger a su su­ce­sor al fren­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea (CE). Lo de­fen­dió ayer en la pre­sen­ta­ción de las pro­pues­tas que el Eje­cu­ti­vo co­mu­ni­ta­rio apor­ta a la reunión in­for­mal de je­fes de Es­ta­do y de go­bierno de la UE del 23 de fe­bre­ro. Se tra­ta de los Spit­zen­kan­di­da­ten, o can­di­da­tos prin­ci­pa­les, sis­te­ma que vin­cu­la la elec­ción del pre­si­den­te de la Co­mi­sión con el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes al Par­la­men­to, y que obli­ga a los can­di­da­tos a pre­sen­tar­se y a ha­cer cam­pa­ña por to­do el te­rri­to­rio de la UE.

A Junc­ker no lo fre­nó sa­ber que la pro­pues­ta cuen­ta con la opo­si­ción más o me­nos de­cla­ra­da de nu­me­ro­sos es­ta­dos miem­bros, en par­ti­cu­lar de los dos gran­des. En Fran­cia, Em­ma­nuel Ma­cron es­tá abier­ta­men­te en con­tra de un sis­te­ma que, en la prác­ti­ca, re­du­ce las com­pe­ten­cias de los je­fes de Es­ta­do y de go­bierno, y en Ale­ma­nia to­do el mun­do re­cuer­da co­mo ha­ce cua­tro años An­ge­la Mer­kel só­lo acep­tó la fór­mu­la y a Junc­ker a re­ga­ña­dien­tes. Aquí, Junc­ker se alía con el Par­la­men­to Eu­ro­peo, el gran in­tere­sa­do en el sis­te­ma por­que le da un pa­pel pre­pon­de­ran­te, in­ten­tan­do co­lo­car a los je­fes de go­bierno an­te he­chos con­su­ma­dos. Has­ta el 2014, eran ellos quie­nes, a puer­ta ce­rra­da y dan­do po­cas o nin­gu­na ex­pli­ca­ción, es­co­gían al pre­si­den­te de la Co­mi­sión. No ha­bía can­di­da­tos que tu­vie­ran que pre­sen­tar­se for­mal­men­te ni ex­pli­car pú­bli­ca­men­te sus pro­gra­mas. Era una de sus gran­des pre­rro­ga­ti­vas, que en la úl­ti­ma elec­ción que­dó se­ria­men­te li­mi­ta­da.

Junc­ker ha pi­sa­do el ace­le­ra­dor pi­dien­do que los can­di­da­tos a sus­ti­tuir­le se pos­tu­len an­tes de fi­nal de año, pa­ra que la ciu­da­da­nía ten­ga tiempo de co­no­cer sus pro­pues­tas. Se que­jó de que él no fue nom­bra­do can­di­da­to prin­ci­pal –por el Par­ti­do Po­pu­lar Eu­ro­peo– has­ta dos me­ses an­tes de las elec­cio­nes, y que ni si­quie­ra tu­vo tiempo de vi­si­tar to­dos los paí­ses. De­fien­de la fór­mu­la del can­di­da­to prin­ci­pal pa­ra que el de­ba­te no se cir­cuns­cri­ba al ám­bi­to es­tric­ta­men­te na­cio­nal, pa­ra in­ten­tar lo que, has­ta aho­ra, nun­ca se ha con­se­gui­do: que los te­mas eu­ro­peos ten­gan un lu­gar central en las con­ver­sa­cio­nes. Aun­que Junc­ker re­co­no­ció que en el 2014, aun­que se rea­li­za­ron al­gu­nos de­ba­tes te­le­vi­si­vos trans­na­cio­na­les en­tre los can­di­da­tos, só­lo lle­ga­ron a al­gu­nos paí­ses y a un pú­bli­co re­du­ci­do.

La úni­ca con­ce­sión que ofre­ció Junc­ker es que no ha­ya au­to­ma­tis­mo en el sis­te­ma, aun­que no se ex­ten­dió en pre­ci­sar qué su­po­nía es­ta fle­xi­bi­li­za­ción, si per­mi­tía que no fue­ra for­zo­sa­men­te el can­di­da­to apo­ya­do por la lis­ta más vo­ta­da quien ocu­pa­ra su pues­to. Al fi­nal, la de­ci­sión de­pen­de­rá del Par­la­men­to Eu­ro­peo. Su gran ar­ma es una in­ter­pre­ta­ción ge­ne­ro­sa del ar­tícu­lo 17 de los tra­ta­dos, que es­ta­ble­ce que pa­ra no­mi­nar al pre­si­den­te de la Co­mi­sión, los je­fes de Es­ta­do y de go­bierno “ten­drán en cuen­ta las elec­cio­nes al Par­la­men­to”. Y so­bre to­do, que quien pro­pon­ga el Con­se­jo Eu­ro­peo ne­ce­si­ta la apro­ba­ción por ma­yo­ría de los par­la­men­ta­rios pa­ra ser de­fi­ni­ti­va­men­te ele­gi­do.

Junc­ker tam­bién pro­pu­so uni­fi­car las pre­si­den­cias del Con­se­jo y de la Co­mi­sión, una trans­for­ma­ción ro­tun­da de las ins­ti­tu­cio­nes que, egún la lec­tu­ra del equi­po de Junc­ker, no ne­ce­si­ta mo­di­fi­ca­ción de los tra­ta­dos. Ar­gu­men­tan que lo úni­co que es­pe­ci­fi­can es que el pre­si­den­te del Con­se­jo no pue­de ejer­cer un man­da­to na­cio­nal. Es una pro­pues­ta que pre­vi­si­ble­men­te en­con­tra­rá múl­ti­ples re­sis­ten­cias, y que la mis­ma Co­mi­sión re­co­no­ce que no hay tiempo pa­ra apli­car en el 2019, sino que que­da­ría pa­ra un man­da­to pos­te­rior. Su­pon­dría una fe­de­ra­li­za­ción del mo­de­lo de la UE.

Una idea que la Co­mi­sión ya da por per­di­da es la de es­ta­ble­cer lis­tas trans­na­cio­na­les pa­ra el Par­la­men­to Eu­ro­peo: un nú­me­ro li­mi­ta­do de dipu­tados que tu­vie­ran co­mo cir­cuns­crip­ción no su Es­ta­do miem­bro sino el con­jun­to del te­rri­to­rio de la UE. Cuan­do, es­te fe­bre­ro, el pleno del Par­la­men­to en­te­rró la ini­cia­ti­va, es di­fí­cil que sean los es­ta­dos quie­nes la re­cu­pe­ren. Se man­tie­ne en el pro­gra­ma de tra­ba­jo de la Co­mi­sión, pe­ro sa­bien­do que tie­ne po­co re­co­rri­do en el fu­tu­ro in­me­dia­to.

En su rue­da de pren­sa, Junc­ker apro­ve­chó pa­ra res­pon­der a las crí­ti­cas que le lle­gan del Reino Uni­do. “Fal­tan a la ver­dad quie­nes me pre­sen­tan co­mo un estúpido, to­zu­do fe­de­ra­lis­ta fa­vo­ra­ble a un su­per­es­ta­do eu­ro­peo. Es­toy to­tal­men­te en con­tra de un su­per­es­ta­do eu­ro­peo. No­so­tros no so­mos los Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca... Son ton­te­rías sin sen­ti­do”, di­jo. Junc­ker res­pon­día de he­cho al mi­nis­tro de Ex­te­rio­res bri­tá­ni­co, Boris Johnson, quien le ha con­ver­ti­do en uno de los blan­cos prin­ci­pa­les de sus ata­ques a la UE en de­fen­sa del Bre­xit. Ayer mis­mo, Johnson se mo­fó abier­ta­men­te de las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas, que til­dó de “com­ple­jas y os­cu­ras”, y bro­meó con que “siem­pre les pi­do a mis ami­gos que in­ten­ten ex­pli­car­me eso de los Spit­zen­kan­di­da­ten”.

El pre­si­den­te de la CE pi­de que los can­di­da­tos a sus­ti­tuir­le se pos­tu­len an­tes de fi­nal de año “No soy un estúpido, to­zu­do fe­de­ra­lis­ta fa­vo­ra­ble a un su­per­es­ta­do eu­ro­peo”

EM­MA­NUEL DUNAND / AFP

El pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-Clau­de Junc­ker, du­ran­te la rue­da de pren­sa de ayer en Bru­se­las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.