Fra­ca­sar rá­pi­do

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - Mà­rius Ca­rol

THO­MAS Fried­man, columnista de The New York Ti­mes, aca­ba de pu­bli­car un li­bro fas­ci­nan­te, ti­tu­la­do Gra­cias por lle­gar tar­de (Deus­to), don­de ex­po­ne la pa­ra­do­ja que el mun­do ac­tual ne­ce­si­ta en­tre diez y quin­ce años pa­ra com­pren­der una nue­va tec­no­lo­gía y re­dac­tar nor­ma­ti­vas pa­ra pro­te­ger a la so­cie­dad, mien­tras las tecnologías des­apa­re­cen en un pla­zo de en­tre cin­co y sie­te años. Co­mo de­cla­ra en sus pá­gi­nas Eric Te­ller, eje­cu­ti­vo del la­bo­ra­to­rio Goo­gle X de in­ves­ti­ga­ción, el pro­ble­ma de es­ta situación es que po­de­mos te­ner la sen­sa­ción de ha­ber per­di­do el con­trol, por­que no so­mos ca­pa­ces de adap­tar­nos al mun­do a la ve­lo­ci­dad que es­tá cam­bian­do: “Cuan­do nos ha­ya­mos acos­tum­bra­do al cam­bio, ese ya ni si­quie­ra se­rá el pre­do­mi­nan­te y es­ta­re­mos in­mer­sos en otro nue­vo”. Es evi­den­te que no se pue­de fre­nar el pro­gre­so tec­no­ló­gi­co, ni aban­do­nar la re­gu­la­ción. Lo que pro­po­ne co­mo al­ter­na­ti­va es in­ten­tar au­men­tar la ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción de la so­cie­dad. “Esa es la úni­ca ma­ne­ra de li­brar­nos de la an­sie­dad que pro­vo­ca la tec­no­lo­gía”, aña­de. ¿Y eso có­mo se ha­ce? “Cuan­do la ve­lo­ci­dad de cam­bio es tan rá­pi­da, la ma­ne­ra de con­ser­var la ca­pa­ci­dad de tra­ba­jar es de­di­car­se a es­tu­diar to­da la vi­da.” ¿Y có­mo se con­si­gue? “Ex­pe­ri­men­tan­do cons­tan­te­men­te, re­va­luan­do nor­ma­ti­vas, in­no­van­do con ci­clos más cor­tos”. El le­ma de Goo­gle X es “fra­ca­sa rá­pi­do” o co­mo les co­men­ta Te­ller a sus equi­pos: “He­mos de sa­ber có­mo lo­gra­mos co­me­ter los erro­res en la mi­tad de tiempo y por la mi­tad de di­ne­ro”. Mi­chel Houe­lle­becq di­jo que la vi­da em­pie­za a los cin­cuen­ta, lás­ti­ma que se aca­ba a los cua­ren­ta. Lo que era una bou­ta­de pa­ra ma­du­ros, la tec­no­lo­gía lo es­tá con­vir­tien­do en una reali­dad. To­do pa­re­ce vie­jo des­de el mo­men­to en que lo ad­qui­ri­mos. An­te eso, nos to­ca adap­tar­nos, pe­ro tam­bién re­be­lar­nos. Y de vez en cuan­do pa­rar, re­fle­xio­nar, leer. So­bre to­do los clá­si­cos, pues re­sis­ten me­jor el pa­so del tiempo que los gad­gets que nos in­va­den.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.