An­to­nio de Lacy

CI­RU­JANO GASTROINTESTINAL

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - ANA MACPHERSON Bar­ce­lo­na

El equi­po que di­ri­ge Lacy en el Clínic ha co­lo­ca­do en pri­me­ra lí­nea su téc­ni­ca pa­ra abor­dar el cáncer co­lo­rrec­tal por vía tran­sa­nal y a la vez por el ab­do­men. El pro­ce­di­mien­to del Clínic lo­gra re­du­cir drás­ti­ca­men­te el ries­go de re­caí­das.

Apun­tar­se un tan­to con­tra el cáncer a gran es­ca­la en ci­ru­gía es com­pli­ca­do. Hay que de­mos­trar el avan­ce bá­si­ca­men­te con las ma­nos, so­bre de­ce­nas de ca­dá­ve­res. Por­que no se pue­de dar a pro­bar a los pa­cien­tes sin ha­ber de­mos­tra­do cla­ra­men­te que es me­jor esa téc­ni­ca que la ya es­ta­ble­ci­da. Los ci­ru­ja­nos del equi­po de An­to­nio de Lacy en el Clínic han con­se­gui­do con­ver­tir su tan­to en la es­tre­lla de los úl­ti­mos con­gre­sos de ci­ru­gía co­lo­rrec­tal.

“La ci­ru­gía tran­sa­nal que desa­rro­lla­mos du­ran­te la pri­me­ra dé­ca­da del si­glo es ya el pro­ce­di­mien­to es­tán­dar en gran par­te del mun­do, pe­ro el sis­te­ma com­bi­na­do si­mul­tá­neo a tra­vés del ano y por la­pa­ros­co­pia ab­do­mi­nal es aho­ra el que se pue­de con­ver­tir en pri­me­ra op­ción: con­se­gui­mos que en lu­gar de un 18% de fa­llos ten­ga­mos un 4%. Eso su­po­ne que en el 96% de los pa­cien­tes ope­ra­dos no hay di­se­mi­na­ción de cé­lu­las tu­mo­ra­les, el peor enemi­go. On­co­ló­gi­ca­men­te es fun­da­men­tal: re­du­ce las re­caí­das. Y además nues­tro sis­te­ma li­mi­ta com­pli­ca­cio­nes, im­po­ten­cias e in­con­ti­nen­cias que a me­nu­do acom­pa­ñan a es­ta ci­ru­gía. Y re­du­ci­mos a la mi­tad el tiempo qui­rúr­gi­co”, re­su­me An­to­nio de Lacy, res­pon­sa­ble del equi­po de ci­ru­gía gastrointestinal del Clínic.

Es­te úl­ti­mo pro­ce­di­mien­to, bau­ti­za­do con el nom­bre de Ce­cil, en re­cuer­do del león al que dio muer­te un dentista en el 2015 en un par­que na­cio­nal de Zim­ba­bue, se uti­li­za ya en el 100% de los pa­cien­tes con tu­mo­res de rec­to en el Clínic. Se ha em­pe­za­do a apli­car tam­bién en co­li­tis ul­ce­ro­sas y po­li­po­sis fa­mi­liar, do­len­cias que afec­tan a pa­cien­tes jó­ve­nes, en­tre los 20 y los 25 años.

En el pro­ce­di­mien­to Ce­cil, el qui­ró­fano reúne a los dos equi­pos, el que ope­ra­rá a tra­vés del ano y el que lo ha­rá a tra­vés del ab­do­men. El pri­me­ro se­pa­ra el ano y los es­fín­te­res de la zo­na que se va a ex­tir­par y avan­za des­de ahí rec­to arri­ba ha­cia el si­guien­te tra­mo, el sig­ma. Hay que se­pa­rar sin rom­per la bol­sa que con­tie­ne el rec­to y sus gan­glios, sus va­sos san­guí­neos y su gra­sa: el me­so­rrec­to. “Es fun­da­men­tal pa­ra el éxi­to on­co­ló­gi­co que no se rom­pa en nin­gún mo­men­to”, in­sis­te Lacy.

El otro equi­po avan­za en di­rec­ción con­tra­ria con los ins­tru­men­tos in­tro­du­ci­dos en el ab­do­men a tra­vés de pe­que­ños ori­fi­cios. Ca­da uno irá li­be­ran­do su zo­na del res­to de ad­he­ren­cias. “Den­tro to­do es­tá pe­ga­do, los in­tes­ti­nos no es­tán suel­tos”, acla­ran los ci­ru­ja­nos. Am­bos equi­pos cortarán des­de su la­do los va­sos san­guí­neos que rie­gan la zo­na en­fer­ma y han de ha­cer­lo “en ori­gen”, en la aor­ta que les da san­gre. Los que tra­ba­jan des­de el ab­do­men, además, de­ja­rán li­bre el co­lon iz­quier­do, el si­guien­te tra­mo des­de el sig­ma.

Cuan­do am­bos equi­pos se en­cuen­tran en el in­tes­tino del pa­cien­te es el mo­men­to de sa­car el me­so­rrec­to y el sig­ma. Lue­go, ti­ran del co­lon y lo em­pal­man con el ano y esos cen­tí­me­tros pre­ser­va­dos don­de es­tán los es­fín­te­res que con­tro­lan esa par­te del trán­si­to in­tes­ti­nal. Cien mi­nu­tos me­nos que cuan­do só­lo se ac­ce­de a tra­vés del ano. Y me­jor vi­sión en ca­da pa­so .

En un re­cien­te es­tu­dio pu­bli­ca­do por el equi­po del Clínic so­bre 158 pa­cien­tes ope­ra­dos se­gui­dos du­ran­te 3 años ya se apun­ta el im­pac­to en una ma­yor su­per­vi­ven­cia de los ope­ra­dos en comparación con otras téc­ni­cas. “Pe­ro es pron­to, 3 años es po­co. Y es me­jo­ra­ble ese por­cen­ta­je de fa­llos”, apun­ta Lacy.

Los avan­ces en ci­ru­gía se ha­cen su­man­do ex­pe­rien­cias de mu­chos y, en es­te ca­so, el Clínic ha avan­za­do es­pe­cial­men­te en la ci­ru­gía a tra­vés de los ori­fi­cios na­tu­ra­les, de la que ha be­bi­do es­te nue­vo pro­ce­di­mien­to. “He­mos eva­lua­do, exa­mi­na­do, cri­ti­ca­do en­tre mu­chos equi­pos de to­do el mun­do. Y aho­ra es la op­ción qué más pro­me­te”.

El equi­po de Lacy ope­ra el in­tes­tino si­mul­tá­nea­men­te des­de el ano y el ab­do­men

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.