Joan Dau­sà

MÚ­SI­CO

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - ES­TE­BAN LINÉS Bar­ce­lo­na

El mú­si­co y can­tan­te Joan Dau­sà, tras un pa­rén­te­sis de tres años, re­gre­sa a la ac­tua­li­dad con la pu­bli­ca­ción de su nue­vo ál­bum Ara som ge­gants, con el que abre una nue­va eta­pa ca­rac­te­ri­za­da por una ma­yor pro­fe­sio­na­li­dad.

Des­pués de un lap­so de tres años, en don­de ha he­cho un pro­fun­do pro­ce­so ar­tís­ti­co re­fle­xi­vo, el exi­to­so can­tau­tor Joan Dau­sà (Sant Fe­liu de Llobregat, 1978) re­gre­sa a la are­na mu­si­cal con re­no­va­do ím­pe­tu. Y lo ha­ce con un lu­mi­no­so ál­bum, Ara som ge­gants (Pro­mo Arts), y un di­rec­to de ni­vel que es­tre­na­rá en la clau­su­ra del fes­ti­val Stre­nes de Gi­ro­na el 30 de abril. Pos­te­rior­men­te (25 de ma­yo) ofre­ce­rá un atí­pi­co con­cier­to en el Ti­bi­da­bo y re­co­rre­rá al­gu­nos de los prin­ci­pa­les fes­ti­va­les del es­tío ca­ta­lán co­mo Cruï­lla, Te­rra­mar o Cap Roig.

¿Ara som ge­gants es un pun­to y apar­te en su ca­rre­ra?

Sin nin­gu­na du­da. Des­pués de mis dos pri­me­ros discos [Jo mai mai y On se­ràs de­mà?] me to­mé un tiem­po de re­fle­xión, pri­me­ro pa­ra des­co­nec­tar un po­co ya que lle­va­ba un rit­mo de lo­cos y des­pués pa­ra plan­tear­me co­mo te­nía que ser mi ca­rre­ra. Ana­li­cé a quien can­ta­ba y qué can­ta­ba, que era bá­si­ca­men­te al amor y a la muer­te y me dí cuen­ta de que ha­bía al­go más so­cial que tam­bién me in­tere­sa­ba re­fle­jar. Hay al­go que tie­ne que ver con la fuer­za co­lec­ti­va que que­ría te­ner en cuen­ta en es­te dis­co, la idea de que ade­más de la su­pera­ción per­so­nal, es­tá la co­lec­ti­va que pa­ra mí es fun­da­men­tal. Des­de es­ta pers­pec­ti­va, Ara som ge­gants par­te de una su­pera­ción, de un su­fri­mien­to, de que to­dos he­mos to­ca­do fon­do, pe­ro to­dos tam­bién sa­be­mos que he­mos si­do gi­gan­tes en al­gu­na oca­sión y va­mos a vol­ver a ser­lo. En sín­te­sis, un dis­co po­si­ti­vo sien­do co­mo es Joan Dau­sà.

“La mú­si­ca era pa­ra mí un jue­go, aun­que aca­ba­ra ha­cien­do dos Pa­lau y un Li­ceu”

¿Se pue­de de­cir que con Ara som ge­gants se ha pro­fe­sio­na­li­za­do en cier­to sen­ti­do?

De al­gu­na ma­ne­ra en es­te dis­co he bus­ca­do el apa­dri­na­mien­to de la gen­te que ad­mi­ro. He te­ni­do la sen­sa­ción de que du­ran­te cin­co años he he­cho mú­si­ca y he su­ma­do un pú­bli­co, mi pú­bli­co. Pe­ro ha­bía una par­te de la in­dus­tria, de la pro­fe­sión que se lo mi­ra­ba y pen­sa­ba ‘¿a qué jue­ga Joan?, el ac­tor que aho­ra can­ta, que tam­bién es lo­cu­tor’... Me da­ba cuen­ta y des­pués de re­fle­xio­nar he que­ri­do trans­mi­tir con es­te dis­co de que voy en se­rio, de que me to­mo más en se­rio co­mo mú­si­co, y que por lo tan­to quie­ro que el dis­co se va­lo­re en sí mis­mo co­mo lo que es mu­si­cal­men­te

Si us­ted as­pi­ra a eso, ¿an­tes qué ha­cía?

La mú­si­ca an­tes era pa­ra mí un jue­go, aun­que aca­ba­ra ha­cien­do dos Pa­lau de la Mú­si­ca y un Li­ceu, y aun­que sue­ne a fri­vo­li­dad, es­tos años han si­do co­mo una gran in­tro­duc­ción. Me to­mo más en se­rio co­mo mú­si­co, y es es­to lo que quie­ro tras­la­dar a la gen­te. Quie­ro te­ner el res­pe­to de la pro­fe­sión

Al­go muy hu­mano.

Aho­ra que sé que pue­do vi­vir de la mú­si­ca, voy a en­fo­car­la co­mo mi pro­fe­sión. Ven­go pa­ra que­dar­me.

La épi­ca es un con­cep­to que us­ted uti­li­za pa­ra de­fi­nir es­ta eta­pa.

La épi­ca es una ale­gría des­pués de pa­sar­lo mal. La épi­ca tie­ne al­go de su­fri­mien­to, y es in­creí­ble por­que trans­mi­te un va­lor a lo que ha­ces. La le­tra de una de las can­cio­nes del nue­vo ál­bum, La gran eu­fò­ria, creo que lo ex­pli­ca muy bien: lo épi­co es ce­le­brar des­pués de su­frir. Pe­ro la épi­ca tam­bién la he­mos apli­ca­do a la pro­duc­ción mu­si­cal. En mi se­gun­do ál­bum, On se­ràs de­mà? ,se no­ta­ban las in­fluen­cias de es­tar con Si­do­nie y tal, y en aquel mo­men­to qui­se ju­gar un po­co al pop. Pe­ro ana­li­zan­do aho­ra el di­rec­to que ha­cía en aque­lla épo­ca, me he da­do cuen­ta de que yo co­nec­to más con una co­sa más de au­tor, don­de se res­pi­ran los tem­pos y los si­len­cios, pe­ro que cuan­do la co­sa cre­ce, cre­ce. Es de­cir, que a mi ti­po de can­ción creo que le va más la di­ná­mi­ca de la can­ción de au­tor.

¿Cuál ha si­do la so­lu­ción?

Pues que en es­te as­pec­to de la so­no­ri­dad, la apues­ta en mi nue­vo ál­bum es do­ble: apos­tar por la can­ción de au­tor co­mo las de mi pri­mer ál­bum, Jo mai mai, pe­ro a la vez dán­do­le más in­ten­si­dad.

¿Se­rá sen­ci­llo tras­la­dar to­do es­to al di­rec­to?

El di­rec­to es pre­ci­sa­men­te don­de más se no­ta­rá es­ta com­bi­na­ción so­no­ra. Ten­go nue­va ban­da pa­ra es­ta nue­va eta­pa que he co­men­za­do de ce­ro, nue­vo má­na­ger, nue­va co­mu­ni­ca­ción, nue­va dis­co­grá­fi­ca y... nue­va ban­da. Y con la com­pli­ci­dad de Flu­ren, uno de mis dos pro­duc­to­res de siem­pre, al fi­nal mon­ta­mos un trío co­mo nue­vo for­ma­to de di­rec­to. Al fi­nal, sin em­bar­go, he­mos aña­di­do un cuar­to mú­si­co, un per­cu­sio­nis­ta, que ha si­do cru­cial du­ran­te la gra­ba­ción, pre­vien­do tam­bién es­ce­na­rios más gran­des de fes­ti­va­les, co­mo el Cruï­lla. Y ya con los mú­si­cos de­ci­di­dos en­tra­mos en el es­tu­dio a gra­bar. Y el re­sul­ta­do fi­nal ha si­do mu­cho más tra­ba­ja­do so­bre to­do a ni­vel de so­ni­do.

NOEMÍ ELIAS / WE ARE COSMICA

Dau­sá es­tre­na­rá su nue­vo dis­co en el fes­ti­val Stre­nes de Gi­ro­na y po­co des­pués en el Ti­bi­da­bo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.