Di­plo­ma­cia ce­rra­da

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO -

En cum­pli­mien­to de un de­cre­to del Go­bierno cen­tral, el Di­plo­cat cie­rra de­fi­ni­ti­va­men­te to­das sus ofi­ci­nas.

El Con­sell de Di­plo­mà­cia Pú­bli­ca de Ca­ta­lun­ya (Di­plo­cat) ce­rró ayer en cum­pli­mien­to del de­cre­to del Go­bierno cen­tral que, en vir­tud de la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155, de­ci­dió clau­su­rar to­das las ofi­ci­nas de la red de es­te ser­vi­cio de la Ge­ne­ra­li­tat crea­do en 1982, ini­cial­men­te ba­jo el nom­bre de Pa­tro­nat Ca­ta­là Pro Eu­ro­pa, pa­ra coor­di­nar las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les del eje­cu­ti­vo ca­ta­lán. Des­de el 2012 re­ci­bía el nom­bre de Di­plo­cat, que ac­tua­ba co­mo un con­sor­cio en el que, ade­más de la Ge­ne­ra­li­tat, par­ti­ci­pa­ban tam­bién cin­co ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y 15 pri­va­das. La de­ci­sión de di­sol­ver es­te ser­vi­cio fue re­cu­rri­da por la As­so­cia­ció Catalana de Mu­ni­ci­pis an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo, que con­si­de­ró ajus­ta­do a de­re­cho el de­cre­to del 27 de oc­tu­bre en el que se li­qui­da­ba es­te or­ga­nis­mo. To­dos los em­plea­dos ads­cri­tos, sal­vo los fun­cio­na­rios, han per­di­do su em­pleo. Ayer emi­tie­ron una no­ta en la que con­si­de­ran que la de­ci­sión del cie­rre es pro­pia de “un ré­gi­men au­to­ri­ta­rio”. El Go­bierno cen­tral con­si­de­ra que el Di­plo­cat era un ins­tru­men­to con­ce­bi­do ex­clu­si­va­men­te pa­ra di­fun­dir el pro­ce­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.