In­va­so­res úti­les

La ley se sua­vi­za con la fi­gu­ra de la fau­na exó­ti­ca ‘na­tu­ra­li­za­da’

La Vanguardia (1ª edición) - - SUMARIO - AN­TO­NIO CERRILLO

El Con­gre­so aprue­ba una mo­di­fi­ca­ción le­gal pa­ra que de­ter­mi­na­das es­pe­cies exó­ti­cas se pue­dan apro­ve­char.

Es­pa­ña sua­vi­za­rá el com­ba­te con­tra de­ter­mi­na­das es­pe­cies in­va­so­ras exó­ti­cas que de­be­rían ser eli­mi­na­das. La co­mi­sión de Agri­cul­tu­ra y Me­dio Am­bien­te del Con­gre­so apro­bó ayer di­ver­sas mo­di­fi­ca­cio­nes de la ley de Pa­tri­mo­nio Na­tu­ral que abren la puer­ta a que cier­tas es­pe­cies exó­ti­cas in­va­so­ras, que has­ta aho­ra de­bían ser erra­di­ca­das, pue­dan ser ob­je­to de apro­ve­cha­mien­to (ca­za­das o pes­ca­das, sol­ta­das o fo­men­ta­das). El acuer­do fue po­si­ble con el apo­yo de PP, Cs, PNV y PDECat.

La sua­vi­za­ción de la ac­tual le­gis­la­ción se con­cre­ta a tra­vés de una fi­gu­ra le­gal nue­va: la es­pe­cie exó­ti­ca in­va­so­ra na­tu­ra­li­za­da, con la que se alu­de a los ejemplares que fue­ron in­tro­du­ci­dos sin una prohi­bi­ción pre­via ex­pre­sa, en los que no es­tá de­mos­tra­do que cau­sen per­jui­cios eco­ló­gi­cos y que tie­nen un in­te­rés eco­nó­mi­co.

Es­ta sua­vi­za­ción de la nor­ma­ti­va bus­ca asu­mir una cier­ta reali­dad so­cial: el he­cho de que al­gu­nas de es­tas es­pe­cies es­tán sien­do uti­li­za­das (se pes­can, se ca­zan o se suel­tan) e, in­clu­so, for­man par­te del mo­do de vi­da de al­gu­nos te­rri­to­rios. El plan per­se­guía zan­jar el “con­tra­tiem­po” oca­sio­na­do por el fa­llo del Tri­bu­nal Su­pre­mo que or­de­nó (2016) la in­clu­sión en el ca­tá­lo­go es­ta­tal de es­pe­cies in­va­so­ras de ejemplares co­mo la tru­cha ar­coí­ris, la car­pa co­mún, el can­gre­jo ro­jo o el arruí (mu­flón que ha­bi­ta en las sie­rras de Mur­cia), en­tre otras. Es­te fa­llo ju­di­cial pro­vo­có la reac­ción de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Pes­ca así co­mo de em­pre­sas ex­plo­ta­do­ras del can­gre­jo ro­jo ame­ri­cano, que in­vo­ca­ron los per­jui­cios eco­nó­mi­cos que oca­sio­na­rían los pla­nes pa­ra erra­di­car es­tas es­pe­cies. El cam­bio le­gal po­ne las ba­ses pa­ra re­ver­tir los efec­tos del fa­llo del Su­pre­mo, pe­ro tie­ne me­nos al­can­ce del que que­rrían es­tos sec­to­res. “Nues­tras en­mien­das, pro­pias y pac­ta­das, han re­ba­ja­do las ex­pec­ta­ti­vas del PP”, va­lo­ró Gon­za­lo Pa­la­cín (PSOE). El cam­bio da luz ver­de a la fu­tu­ra ex­clu­sión de al­gu­nos ani­ma­les del ca­tá­lo­go de es­pe­cies in­va­so­ras y a que se pue­dan eli­mi­nar al­gu­nas de las prohi­bi­cio­nes ac­tua­les (trans­por­te, trá­fi­co y co­mer­cio de ejemplares vi­vos o muer­tos o de sus res­tos, in­clu­yen­do el co­mer­cio ex­te­rior…). Pe­ro es in­con­cre­to. Un co­mi­té es­ta­tal se en­car­ga­rá de ac­tua­li­zar el ca­tá­lo­go de es­pe­cies in­va­so­ras.

El dipu­tado To­ni Pos­tius (PDECat) jus­ti­fi­có el vo­to di­cien­do que el PP acep­tó su en­mien­da, que otor­ga ple­nas com­pe­ten­cias a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas pa­ra es­ta­ble­cer su ca­tá­lo­go de es­pe­cies in­va­so­ras.

El tex­to pre­sen­ta­do por el PP bus­ca­ba per­mi­tir la ca­za y la pes­ca de cier­tas es­pe­cies in­va­so­ras en áreas ocu­pa­das an­tes del 2007. Sin em­bar­go, un fa­llo en la vo­ta­ción de en­mien­das del PDECat y PNV, per­mi­tió la apro­ba­ción de una en­mien­da de Uni­dos Po­de­mos pa­ra eli­mi­nar ese im­por­tan­te apar­ta­do. To­ni Pos­tius re­pli­có que es­te asun­to “se sub­sa­na­rá en el Se­na­do”.

Juant­xo López de Ural­de (Po­de­mos) cri­ti­có que el cam­bio le­gal per­si­gue lo­grar que, “por mo­ti­vos eco­nó­mi­cos, se pue­da des­ca­ta­lo­gar una es­pe­cie in­va­so­ra”. Theo Ober­hu­ber, de Eco­lo­gis­tas en Ac­ción, juz­gó los cam­bios co­mo un “re­tro­ce­so” le­gal, por la po­ten­cial uti­li­za­ción de las es­pe­cies in­va­so­ras en la ca­za o la pes­ca, y por la au­sen­cia to­tal de pla­nes pa­ra eli­mi­nar­las.

Los eco­lo­gis­tas cri­ti­can “el re­tro­ce­so” y la fal­ta de pla­nes pa­ra erra­di­car los ani­ma­les da­ñi­nos co­lo­ni­za­do­res

ULLSTEIN BILD / GETTY

La tru­cha ar­coí­ris. (On­corhyn­chus my­kiss) Arrin­co­nó a la tru­cha au­tóc­to­na. Aho­ra no pue­de ser sol­ta­da; pe­ro sí se pue­de su­mi­nis­trar a los mer­ca­dos si pro­ce­de de pis­ci­fac­to­rías

.

Can­gre­jo ro­jo. (Pro­cam­ba­rus clar­kii) Pro­ce­de de EE.UU. y ha co­lo­ni­za­do zo­nas del sur del Gua­dal­qui­vir; gran ex­ca­va­dor, da­ña arro­za­les

ARDEIDAS

La car­pa co­mún. (Cy­pri­nus car­pio) Es, se­gún la UICN, una de las 100 es­pe­cies exó­ti­cas in­va­so­ras más da­ñi­nas del mun­do

Arruí. (Am­mo­tra­gus ler­via) Pro­ce­den­te del Sáha­ra, se in­tro­du­jo en 1970 pa­ra fi­nes ci­ne­gé­ti­cos en el par­que na­tu­ral de Sie­rra Es­pu­ña (Mur­cia) y se ha ex­pan­di­do por Alicante, Al­me­ría, Gra­na­da y Jaén

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.