La UE evi­ta dar un apo­yo ex­plí­ci­to a los ata­ques

La Vanguardia (1ª edición) - - INTERNACIONAL -

No ha­bía con­sen­so pa­ra apo­yar ex­plí­ci­ta­men­te los ata­ques aé­reos a Si­ria, pe­ro tam­po­co era cues­tión que que­da­ra en evi­den­cia la fal­ta de uni­dad de los 28. La so­lu­ción lle­gó de la en­gra­sa­da ma­qui­na­ria di­plo­má­ti­ca co­mu­ni­ta­ria, con unas con­clu­sio­nes en las que se car­ga a fon­do con­tra el uso de ar­mas quí­mi­cas pe­ro se evi­ta dar un res­pal­do es­pe­cí­fi­co a los ata­ques. Se afir­ma que la Unión Eu­ro­pea “apo­ya to­dos los es­fuer­zos pa­ra pre­ve­nir el uso de ar­mas quí­mi­cas” sin ci­tar ca­sos con­cre­tos. Es la fór­mu­la in­ter­me­dia en­tre lo desea­do por Fran­cia y el Reino Uni­do, y los más re­ti­cen­tes, sea por no con­tar con aval de la ONU o por te­mer la es­ca­la­da. A su lle­ga­da a la reunión en Lu­xem­bur­go, el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res bri­tá­ni­co, Bo­ris John­son, ya de­li­mi­tó es­tric­ta­men­te el ám­bi­to de los ata­ques lle­va­dos a ca­bo, al re­cal­car que no que­rían ni cam­biar el cur­so de la gue­rra ni apar­tar del po­der al pre­si­den­te si­rio, Bas­har el Asad. Se bus­ca­ba lan­zar una ad­ver­ten­cia al ré­gi­men. Y es­ta es la ver­sión que com­pra­ron sus so­cios. A par­tir de aquí la je­fa de la di­plo­ma­cia eu­ro­pea pre­pa­ró el terreno ha­blan­do de re­lan­zar el pro­ce­so po­lí­ti­co li­de­ra­do por la ONU y tra­zó un di­bu­jo pe­si­mis­ta: “Cuán­to más le­jos pa­re­ce que es­té la so­lu­ción, más ur­gen­te es la so­lu­ción po­lí­ti­ca”. El mi­nis­tro es­pa­ñol, Alfonso Das­tis, fue de los que die­ron apo­yo sin fi­su­ras a los ata­ques: “No po­de­mos de­jar sin reac­ción a un ac­to co­mo es la uti­li­za­ción de ar­mas quí­mi­cas”. La UE ame­na­zó con nue­vas san­cio­nes a Si­ria, pe­ro no a Ru­sia e Irán. / Jau­me Mas­deu

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.