El re­to de ser pa­dres

La Vanguardia (1ª edición) - - OPINIÓN -

Lle­ga la ho­ra de la ver­dad ab­so­lu­ta. Aun­que sue­ne al­go fuer­te, me pa­re­ce a mí que no exa­ge­ro de­ma­sia­do. Con el na­ci­mien­to de nues­tros hi­jos, se des­ta­pa to­da esa ex­plo­sión de sen­ti­mien­tos que an­da­ban al­go ale­tar­ga­dos en el fon­do de nues­tra atre­vi­da ju­ven­tud, la cual da­ba pre­fe­ren­cia al del enamo­ra­mien­to co­mo estrella prin­ci­pal de ese es­ta­do ca­ta­tó­ni­co y pa­sa­je­ro.

Los hi­jos po­nen a prue­ba aque­llos va­lo­res por es­tre­nar que a to­dos nos acom­pa­ñan, pe­ro que hay que ir desa­rro­llan­do con la ayu­da de nues­tra in­te­li­gen­cia y nues­tra con­di­ción de per­so­nas res­pon­sa­bles con la vi­da.

Ser pa­dres se con­vier­te en uno de los va­lien­tes re­tos con los que nos en­fren­ta­mos a es­ta tras­cen­den­te reali­dad. De­jan­do así, fir­me­men­te cons­ta­ta­do, nues­tro com­pro­mi­so con la bio­lo­gía. No ser­lo po­dría ser la ex­pli­ca­ción al pon­de­ra­ble des­tino de la hu­ma­ni­dad.

JE­SÚS SÁNCHEZ-AJO­FRÍN

Al­ba­ce­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.