La Vanguardia (1ª edición)

In­ten­sa de­va­lua­ción sa­la­rial

-

LA de­va­lua­ción sa­la­rial ha si­do muy in­ten­sa en Es­pa­ña du­ran­te la cri­sis, un he­cho que le ha per­mi­ti­do ga­nar com­pe­ti­ti­vi­dad y, a par­tir de ahí, sen­tar las ba­ses de la re­cu­pe­ra­ción que se con­so­li­dó en el 2015. Pe­ro in­clu­so en ese año, pe­se a que la eco­no­mía cre­ció un 3,2%, bue­na par­te de las em­pre­sas ne­ce­si­ta­ron man­te­ner el ajus­te sa­la­rial.

El in­for­me In­foem­pleo Adec­co so­bre el mer­ca­do la­bo­ral es muy re­ve­la­dor de lo ocu­rri­do en el 2015 con los sa­la­rios. El 51,5% de las más de seis­cien­tas em­pre­sas en­cues­ta­das re­co­no­ce que ese año con­ge­ló el sa­la­rio de sus tra­ba­ja­do­res y un 22,7% ad­mi­te que se vio obli­ga­do a re­du­cir­lo, tan­to en la par­te fi­ja co­mo en la va­ria­ble. Só­lo una de ca­da cua­tro em­pre­sas, en con­cre­to el 23,9%, in­cre­men­tó los sa­la­rios de sus res­pec­ti­vas plan­ti­llas.

La pa­ra­do­ja que se pro­du­ce en es­te ini­cio de re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca es que el em­pleo me­jo­ra, aun­que se mantiene la de­va­lua­ción sa­la­rial pa­ra los nue­vos pues­tos de tra­ba­jo. Así, el 58,1% de las em­pre­sas re­co­no­ce que ha con­tra­ta­do nue­vo per­so­nal, pe­ro que lo ha he­cho ba­jo unas con­di­cio­nes sa­la­ria­les in­fe­rio­res a las de otras per­so­nas que ya tra­ba­jan en la em­pre­sa y que ocu­pan fun­cio­nes si­mi­la­res. Las re­ba­jas sa­la­ria­les pa­ra los nue­vos con­tra­ta­dos han si­do, en esos ca­sos, muy re­le­van­tes. La ter­ce­ra par­te de las em­pre­sas (27,4%) ha apli­ca­do re­cor­tes de has­ta un 15%. El res­to ha ido más le­jos, en por­cen­ta­jes va­ria­bles, en el 30% y el 50%, o in­clu­so más, en el 3% de los ca­sos.

La ci­ta­da en­cues­ta tam­bién re­ve­la que la de­va­lua­ción sa­la­rial ha si­do más in­ten­sa en el ca­so de las mu­je­res, que pe­se a las múl­ti­ples reivin­di­ca­cio­nes rea­li­za­das en los úl­ti­mos años, no lo­gran la ne­ce­sa­ria equi­pa­ra­ción la­bo­ral con los hom­bres. Así, el sa­la­rio me­dio de un hom­bre, que es de 25.205,04 eu­ros anua­les, con­tras­ta con los 18.671,59 eu­ros que de media per­ci­be una mu­jer, lo que su­po­ne una bre­cha sa­la­rial del 25,9%, equi­va­len­te a 6.553,45 eu­ros me­nos al año. Tam­bién exis­te una bre­cha sa­la­rial en cuan­to a la edad, en es­te ca­so más ló­gi­ca, pues­to que los tra­ba­ja­do­res de en­tre 41 y 45 años son los que cuen­tan con ma­yo­res sa­la­rios mien­tras que los me­no­res de 26 años son los que per­ci­ben una me­nor re­tri­bu­ción.

Vis­ta la si­tua­ción que de­fi­ne el ci­ta­do in­for­me, no es ex­tra­ño que el 72,3% de los tra­ba­ja­do­res es­pa­ño­les con­si­de­re que no re­ci­be la re­mu­ne­ra­ción su­fi­cien­te por su tra­ba­jo. Lo más preo­cu­pan­te es que, se­gún con­si­de­ra la ma­yo­ría de las em­pre­sas en­cues­ta­das, has­ta den­tro de cua­tro años no se po­drá re­cu­pe­rar el ni­vel sa­la­rial exis­ten­te an­tes de la cri­sis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain