La Vanguardia (1ª edición)

Pa­ra per­der pe­so se de­be res­tau­rar el equi­li­brio hor­mo­nal

¡Nue­vo en Bar­ce­lo­na! Cu­re4Li­fe: Pier­da pe­so de for­ma sa­lu­da­ble y con ga­ran­tías mé­di­cas

-

An­tes pen­sa­ba que adel­ga­zar era cues­tión de ca­lo­rías: co­mer po­co y que­mar la má­xi­ma can­ti­dad de gra­sas —ex­pli­ca Án­ge­les Valls, ase­so­ra de Cu­re4Li­fe en Bar­ce­lo­na—. Sin em­bar­go, es mu­cho más complicado. El me­ta­bo­lis­mo, su­je­to a la pro­duc­ción hor­mo­nal, es de­ter­mi­nan­te pa­ra el gra­do de so­bre­pe­so. Los há­bi­tos ali­men­ti­cios, el es­trés, la píl­do­ra an­ti­con­cep­ti­va, el em­ba­ra­zo, la me­no­pau­sia o cier­tos me­di­ca­men­tos pro­vo­can un des­ajus­te en los ni­ve­les hor­mo­na­les y, por tan­to, tras­tor­nos me­ta­bó­li­cos. El pro­gra­ma de Cu­re4Li­fe equi­li­bra el or­ga­nis­mo y op­ti­mi­za el mo­vi­mien­to de gra­sas".

Pro­gra­ma nu­tri­cio­nal per­so­na­li­za­do

Valls con­ti­núa: "Siem­pre em­pe­za­mos por una ex­ten­sa con­sul­ta du­ran­te la cual exa­mi­na­mos un cues­tio­na­rio mé­di­co pre­via­men­te re­lle­na­do por el pa­cien­te. Pos­te­rior­men­te, ana­li­za­mos su há­bi­tos ali­men­ti­cios, ex­pli­ca­mos las fa­ses del pro­gra­ma y me­di­mos va­rias cons­tan­tes. Si el pa­cien­te de­ci­de se­guir el pro­gra­ma, se ini­cia la fa­se de des­in­to­xi­ca­ción. A con­ti­nua­ción, el equi­po mé­di­co pre­pa­ra una die­ta per­so­na­li­za­da en ba­se a un aná­li­sis de san­gre, un per­fil bio­mé­tri­co y el his­to­rial clí­ni­co cu­yo eje fun­da­men­tal es­tá en las can­ti­da­des y com­bi­na­cio­nes de ali­men­tos. Es ac­ce­si­ble pa­ra to­do el mun­do, de cual­quier edad, sea hom­bre o mu­jer. Si se si­gue el pro­gra­ma co­rrec­ta­men­te, se pue­den per­der de 5 a 8 ki­los al mes sin pa­sar ham­bre. Ade­más, el pa­cien­te dis­po­ne del apo­yo de una ase­so­ra du­ran­te to­do el pro­ce­so".

Adiós al efec­to re­bo­te

"Lo más im­por­tan­te es que nues­tros pa­cien­tes apren­den a co­mer. No­so­tros les en­se­ña­mos to­do lo que ne­ce­si­tan sa­ber pa­ra man­te­ner sus ni­ve­les hor­mo­na­les equi­li­bra­dos. Jun­to con el ase­sor, se bus­ca un es­ti­lo de vi­da rea­lis­ta, ba­sa­do en una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble. ¡Cla­ro que pue­den ha­ber mo­men­tos ex­cep­cio­na­les de vez en cuan­do!, pe­ro nues­tro ob­je­ti­vo es con­se­guir un me­ta­bo­lis­mo sano y man­te­ner el pe­so a lar­go pla­zo. Pa­ra aque­llas per­so­nas in­tere­sa­das, ofre­ce­mos una con­sul­ta gra­tui­ta".

Con­sul­ta in­for­ma­ti­va gra­tui­ta

Cu­re4Li­fe ofre­ce una con­sul­ta in­for­ma­ti­va gra­tui­ta sin com­pro­mi­so en la que se ana­li­za­rán las cau­sas del so­bre­pe­so en su si­tua­ción es­pe­cí­fi­ca. Le in­for­ma­re­mos so­bre el fun­cio­na­mien­to del pro­gra­ma y qué pue­de es­pe­rar del mis­mo. Tam­bién po­drá for­mu­lar las pre­gun­tas que crea con­ve­nien­tes. Des­pués de la con­sul­ta gra­tui­ta, el equi­po mé­di­co y la ase­so­ra de­ci­di­rán si el pro­gra­ma es ap­to pa­ra us­ted.

El pro­gra­ma equi­li­bra los ni­ve­les hor­mo­na­les y el res­to de su cuer­po

 ??  ?? Án­ge­les Valls, nu­tri­cio­nis­ta de Cu­re4Li­fe
Án­ge­les Valls, nu­tri­cio­nis­ta de Cu­re4Li­fe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain